Este truco para CMD te permite copiar y restaurar drivers de Windows

Por regla general, cuando encendemos un ordenador, normalmente con Windows 10, accedemos al sistema operativo y a todas sus funcionalidades. Este es un software básico para poder sacar partido al equipo como tal, pero necesita otros componentes.

Con esto lo que os queremos decir es que un sistema operativo necesita de otros complementos tanto hardware como software para funcionar de la mejor manera. Esto nos permite adaptar el propio equipo a nuestras necesidades y preferencias, todo dependiendo del tipo de uso que le vayamos a dar.

Pues bien, en estas mismas líneas nos vamos a centrar en unos elementos que resultan básicos para poder utilizar periféricos y componentes en el ordenador. En concreto, como os podréis imaginar, nos referimos a los drivers o controladores, elementos imprescindibles en cualquier PC actual.

De ahí precisamente que, si en un momento determinado empezamos a tener ciertos problemas con estos pequeños trozos de software, las complicaciones en el equipo se multiplican. La razón de todo ello es que todo tipo de componentes hardware empezarán a fallar hasta que el que se haga prácticamente inservible. De ahí precisamente que algunos códigos maliciosos ataquen directamente a estos controladores del PC para intentar dañarlo. Pero para eso tenemos los antivirus que tantas veces os hemos dicho que son casi imprescindibles.

Con todo y con ello a continuación os vamos a hablar de algunos métodos muy útiles a la hora de manejar estos elementos de os comentamos.

Qué son los drivers y para qué sirven

Para que nos hagamos una idea de lo que realmente hablamos, decir que un driver o controlador de dispositivo es un pequeño software que conecta el sistema operativo con los componentes del hardware del PC. Sirva como ejemplo que, si disponemos de una gráfica instalada en el equipo, esta necesita que el sistema operativo la reconozca como es debido para funcionar correctamente. Así, podrá recibir las instrucciones necesarias y procesar todo el trabajo que le solicitemos.

Pues bien, esa es precisamente la función que cumple el controlador o driver y de ahí su importancia. Este es el software que se encarga de dar las instrucciones pertinentes al sistema operativo acerca de cómo debe funcionar el hardware al que se refiere. Por tanto, como os podréis imaginar, estos elementos software son imprescindibles para que podamos trabajar de la mejor manera con el ordenador a diario.

Pero claro, también es verdad que cuando empezamos de cero con Windows, una de las tareas más tediosas es la instalación de los correspondientes drivers del sistema. Cierto es que Windows instala controladores genéricos para la mayoría de los componentes instalados, pero lo mejor es instalar los originales de los fabricantes hardware. Y no solo eso, sino que al mismo tiempo lo mejor que podemos hacer es disponer de la más reciente versión de todos ellos. Esto es útil para así poder sacar el máximo provecho a todo el hardware instalado en el PC.

Decir que la mayoría de los fabricantes hardware actuales, siendo conscientes de la importancia de estos pequeños componentes software, mantienen sus drivers actualizados. De ahí precisamente la importancia de la que os hemos hablado en tantas ocasiones de mantener estos elementos actualizados a la última versión disponible. Ya no solo por temas de funcionalidad y comportamiento del componente, sino además por seguridad.

Tipos de drivers

Aunque en un principio todos los controladores nos puedan parecer iguales, eso sí catalogados por componente al que se refieren, en realidad eso no es así. Cuando vamos a trabajar con los drivers de Windows podemos distinguir fácilmente varios tipos de los que precisamente os hablaremos ahora:

  • .inf-style: estos controladores no traen un instalador, sino que va junto a ellos un fichero INF de información con la información necesaria para añadir los controladores al sistema.
  • .exe-style: Son los drivers más comunes para los usuarios. En lugar de ser librerías y un archivo de texto de configuración, estos controladores se distribuyen en formato EXE, como cualquier programa, y se instalan a través de un asistente haciendo doble clic.
  • Boot-critical: son los drivers más importantes en Windows. Generalmente dentro de este tipo suelen estar los controladores gráficos y de almacenamiento, sin los cuales no podríamos arrancar ni instalar Windows en el ordenador.

Cómo ver todos los drivers instalados en Windows

Una vez sabemos de su importancia, a continuación, vamos a repasar cómo ver todos los drivers instalados en el PC con Windows de manera sencilla. Y es que el propio sistema operativo nos muestra mucha información sobre estos elementos, todo ello desde el conocido como Administrador de dispositivos. Para acceder a este, basta con que pinchemos con el botón derecho en el botón del menú Inicio y elijamos ese apartado.

Inicio administrador dispositivos

Esto nos dará paso a la funcionalidad como tal, donde vemos todos los componentes hardware que tenemos instalados en el PC. Pues bien, llegados a este punto, podemos desplegar cualquiera de ellos para pinchar sobre un componente en concreto con el botón derecho y seleccionar Propiedades.

Propiedades administrador

Así, en la ventana que aparece entonces, veremos varias pestañas en la parte superior de la misma, por lo que la que nos interesa en este caso es la llamada Controlador. En esta nos encontramos con varios botones, todos ellos relativos al driver del componente seleccionado. Desde la misma podremos llevar a cabo varias tareas como ver en detalle los archivos que forman el controlador como tal. De igual modo podremos actualizar el mismo o revertir al controlador anterior si este aún está disponible.

Desde este mismo apartado también podremos deshabilitar este trozo de software, por lo que probablemente el dispositivo deje de funcionar, aunque el driver seguirá instalado. Y por último igualmente podremos desinstalarlo por completo del sistema operativo.

Ver drivers

Cómo hacer y restaurar una copia de seguridad

El hecho de tener que instalar todos estos drivers a mano cada vez que formateamos y reinstalamos Windows, es una tarea un tanto pesada. Es por ello que tenemos la posibilidad de realizar copias de seguridad de todos los controladores y restaurarlos cuando los necesitemos.

Pues bien, antes de nada, os diremos que llegados a este punto podemos echar mano de un comando del símbolo de sistema para esto que os comentamos.

Crear la copia de los controladores

En concreto nos referimos al comando llamado Dism, que nos va a ayudar con todo ello. Esta es una aplicación que se encarga de controlar los archivos .wim y .vhd, entre otras tareas.  Al mismo tiempo a través de Dism tendremos la posibilidad de gestionar las actualizaciones de Windows para facilitar su instalación.

Tal y como sucede con el resto de los datos almacenados y programas instalados en el sistema operativo de los de Redmond, una copia de seguridad de los controladores nunca va a estar de más. De esta manera, como os podréis imaginar, en el caso de que nos encontremos con algún desastre crítico relacionado con estos elementos software, tendremos guardada una copia de todos ellos en lugar seguro. Lo que os recomendamos llegados a este punto es que no guardáis dicha copia en la misma unidad en la que tenéis instalado Windows.

Pero lo que nos interesa en este caso es utilizarla para empaquetar los drivers o controladores del sistema a modo de copia de seguridad. Esto nos permitirá poder restaurarlos en nuestro sistema más adelante, por ejemplo, si empezamos de cero con el mismo. Por tanto, con el fin de hacer una copia de seguridad de nuestros controladores, lo que debemos hacer es abrir una ventana del símbolo del sistema. Esto lo logramos escribiendo el comando CMD en el cuadro de búsqueda de Windows y lo ejecutamos con permisos de administrador.

Abrir CMD

Así, en la nueva ventana que se abre, no tenemos más que teclear el comando

dism /online /export-driver /destination:C:/Copia-seguridad-drivers

Es evidente que en este caso la ruta donde vamos a guardar esa copia se seguridad a la que aquí nos referimos, la especificamos sustituyendo C:/Copia-seguridad-drivers. De este modo y gracias al comando del que os hemos hablado aquí, Windows coge todos los controladores de la carpeta C:/Windows/System32/DriverStore y los guarda en la ruta que hayamos indicado. Eso sí, os recomendamos crear la carpeta que indicamos previamente para evitar errores en el proceso.

DISM copia seguridad drivers CMD

Restaurar la copia de seguridad de los drivers

Pues bien, esa carpeta ya la podemos guardar en lugar seguro para cuando necesitemos restaurar la misma de nuevo. Por tanto, si por ejemplo formateamos el equipo y posteriormente queremos usar esa copia para restaurar los controladores, veamos cómo. En primer lugar, volvemos a abrir una ventana del símbolo del sistema tal y como vimos antes.

Ahora bien, en este caso, para restaurar la copia de seguridad, debemos hacer uso del comando:

dism /online /Add-Driver /Driver: C:/Copia-seguridad-drivers /Recurse

Igualmente, como en el caso anterior, aquí debemos especificar la ruta apropiada en lugar de C:/Copia-seguridad-drivers. Y claro, debemos asegurarnos de que esa ruta de los controladores es la válida y está situada en el lugar correcto.

Desinstalar drivers desde el CMD

Antes hemos visto cómo podemos deshacernos de los controladores desde el Administrador de dispositivos. Es decir, tanto deshabilitarlos temporalmente, como eliminarlos por completo. Pues bien, a continuación, os vamos a mostrar cómo eliminar ciertos controladores desde el CMD o Símbolo del sistema.

Esta es una importante funcionalidad de Windows que nos permite tener mucho más control sobre el sistema operativo. De ahí que multitud de usuarios se decanten por echar mano del símbolo del sistema para poder realizar tareas que no pueden llevar a cabo desde la interfaz gráfica de Windows.

Pues bien, en un principio basta con que abramos de nuevo una ventana del CMD como vimos anteriormente con permisos de administrador. Así, lo primero que hacemos aquí es visualizar un listado con todos los drivers que tenemos instalados. Esto es algo que logramos a través del comando que os exponemos a continuación:

Dism /Image:C:/test/offline /Get-Drivers

Lista controladores

Una vez que tenemos identificado el controlador en concreto que deseamos borrar, debemos apuntar el apartado Nombre publicado, que acabará en .inf. Por tanto, una vez conocemos su nombre concreto, podemos desinstalarlo con comando:

Dism /Image:C:/test/offline /Remove-Driver /Driver:OEM1.inf /Driver:OEM2.inf

Claro está, debemos cambiar OEM2.inf por el original que deseamos eliminar del sistema operativo.