Soluciona el error «El servidor proxy está rechazando las conexiones»

Aunque la mayoría de los usuarios nos conectamos a Internet de forma directa, algunos usuarios necesitan hacerlo a través de un equipo o servidor concreto: un Proxy. Un Proxy es un equipo o servidor que actúa como intermediario en nuestra conexión, como una barrera. Este se encarga de recibir todo el tráfico de red y reenviarlo al destino. De esta manera es posible navegar de forma un poco más anónima por Internet o controlar el tráfico de los demás usuarios dentro de una misma red.

Aunque un Proxy no cifra las conexiones como puede hacerlo un servidor VPN, este servidor actúa de intermediario entre dos equipos (el nuestro y el de destino). Así, el tráfico se envía a este servidor proxy, lo procesa y lo envía al destino. Lo mismo ocurre con la respuesta. Esta llega en primer lugar a él para, a continuación, volver a enviarla a nosotros. Esto ayuda, por ejemplo, a que los servidores de destino no puedan conocer nuestra IP real o nuestra ubicación, entre otros datos personales, ya que la información que quedará reflejada será la del proxy únicamente.

Cuando la configuración de nuestro ordenador funciona correctamente podemos conectarnos a Internet sin problemas. Sin embargo, cuando algo va mal (por ejemplo, el proxy no funciona o está caído) nos encontraremos con mensajes de error al no poder salir a Internet. Uno de los mensajes más comunes es el de «El servidor proxy está rechazando las conexiones«.

Por suerte, es muy fácil corregir este mensaje de error. A continuación os explicamos cómo hacerlo.

Pasos a seguir para solucionar el error «El servidor proxy está rechazando las conexiones»

Las causas de este mensaje de error pueden ser muy variadas, y en ocasiones es complicado poder dar con ellas. Puede ocurrir que el servidor proxy no esté funcionando correctamente, que la configuración haya cambiado e incluso que algo en nuestro PC, como un malware, esté bloqueando estas conexiones.

Si no estamos conectados a una red corporativa (una empresa, un colegio, etc) y ya hemos comprobado que no estamos infectados de malware, entonces lo más probable es que el problema haya sido originado porque un programa ha cambiado la configuración del proxy de nuestro ordenador.

Cuando algún programa hace cambios en la configuración del registro de Windows puede que, en ocasiones, también cambie los permisos para evitar que el usuario, o cualquier otro programa, puedan modificar esta configuración.

Para solucionar este problema, lo que debemos hacer es abrir la configuración del registro de Windows (ejecutar regedit desde Cortana) y una vez dentro desplazarnos hasta la siguiente ruta:

HKEY_LOCAL_MACHINE\Software\Policies\Microsoft\Windows\CurrentVersion\Internet Settings

En ella pulsaremos con el botón derecho sobre «Internet Settings» y seleccionaremos la opción «Permisos».

Registro permiso proxy W10

En la nueva ventana que se nos abre debemos seleccionar nuestro usuario y marcarle la opción «Control total«. Así, dicho usuario pueda realizar cambios sobre esa clave del registro.

Añadir permisos usuario editar registro Windows 10

Listo. Una vez hecho este cambio ya podemos ir a nuestro navegador e intentar modificar desde allí las propiedades del Proxy, ya que al tener permisos totales no tendremos problemas para hacerlo.

Restablece el navegador para solucionar los problemas de conexión

Otra opción que nos puede ayudar a solucionar los problemas con el proxy de nuestro ordenador es restablecer los ajustes por defecto de nuestro navegador. Este proceso puede ser algo diferente según el navegador que estemos utilizando (Google Chrome, Firefox, Edge, etc).

En Google Chrome, por ejemplo, bastará con introducir en la barra de direcciones «chrome://settings/?search=restaura» y seleccionar la opción que nos permite restaurar la configuración por defecto del navegador para borrar todos los datos.

De esta manera, al haber borrado todos los datos del navegador, incluida la configuración de proxy, cualquier configuración que estuviera bloqueando estas conexiones ya no estará habilitada. Solo nos queda volver a introducir los datos de configuración del proxy para que todo vuelva a la normalidad.