¿No tienes Internet? Repara el error de conectividad limitada o nula en Windows

Cuando nos sentamos frente a un ordenador en el día a día, son muchos los elementos que entran en juego para que la experiencia sea lo más productiva posible. En primer lugar tenemos en cuenta el hardware del propio PC, así como el sistema operativo, en la mayoría de los casos Windows.

Estos son dos elementos que se podrían considerar como básicos para que podamos sacar el mejor rendimiento a nuestro ordenador. Pero eso sí, no podemos dejar de lado lo que se refiere a las aplicaciones que usamos, ya que tendremos que saber elegir las que más nos interesan en cada caso. Hay que tener en cuenta que cada vez una mayor cantidad de usuarios pasan buena parte del día frente a sus equipos.

La conexión a Internet es clave para la mayoría

Pero al mismo tiempo en los últimos años ha entrado en juego otro elemento de extrema importancia para la mayoría de los usuarios. Con esto nos referimos a la conexión de Internet que la mayoría usamos de manera prácticamente continuada. Esto se ha hecho aún más palpable desde que los trabajos en la nube se han convertido en algo totalmente normal. Y no solo nos referimos a entonos profesionales, sino también a los domésticos.

Servicios en la nube Internet

Hoy día muchos almacenamos en la nube, trabajamos con aplicaciones online, jugamos a través de Internet, o vemos películas y series vía streaming. Pues bien, el no poder disponer de una conexión a Internet de manera repentina, puede convertirse en un serio problema en la mayoría de las ocasiones. Esto es algo que nos sucederá si de pronto nos encontramos con un error de conectividad limitada o nula en Windows. Decir que en principio tenemos varias maneras de comprobar si la conexión a Internet funciona bien.

Llegado el caso, unido a cualquier otro problema en Internet, nos corta muchas vías de acceso a nuestro trabajo cotidiano con el PC, lo que es un inconveniente importante. Por tanto, en el caso de que os encontréis con este fallo, os vamos a dar algunos consejos para solucionarlo.

Razones del error de conectividad limitada o nula

Para empezar esto es algo que se puede dar en nuestro equipo en cualquier momento, sin que lo esperemos, de ahí su peligrosidad. Pero es al mismo tiempo es algo que puede venir dado de manera más frecuente cuando hacemos algún cambio importante en la configuración del sistema operativo, lo actualizamos, o modificamos los controladores.

Reinicia los dispositivos y comprueba las conexiones

Pues bien, llegado el caso en que nos encontremos con un fallo de Internet en Windows, el primer consejo que os podemos dar es que reiniciéis el equipo por completo. Esto es algo que soluciona más problemas de los que nos imaginamos. Más si hemos realizado algún tipo de actualización, ya sea del propio Windows o de alguna aplicación o driver. Es más, no solo eso, si os encontráis con un error de conectividad limitada o nula en Windows, también deberíais reiniciar el propio router. Decir que estos son dos elementos clave para que tengamos acceso a nuestra conexión, de ahí precisamente ambos reinicios.

Aunque parezca un tanto obvio, si a pesar de haber reiniciado ambos dispositivos, y por ejemplo nos conectamos inalámbricamente y seguimos con problemas con la WiFi, deberíamos acercar el PC al propio router para así recuperar la señal.

Por el contrario, si nos conectamos al mismo con cable, no estaría de más echar un vistazo a las conexiones. Por alguna razón alguna de estas se puede haber movido, lo que rompe todo el acceso a Internet. Es por ello que igualmente os recomendamos comprobar bien todas las conexiones, una a una. Al mismo tiempo y ya que estamos de comprobaciones, es recomendable asegurarnos de que estemos usando la WiFi correcta y que la contraseña esté bien introducida. Esto se debe a que sin darnos cuenta este intentando usar otra WiFi, o que otro usuario del equipo haya cambiado la password de la nuestra.

Router Internet

Restaura la conexión a Internet con estos consejos

También es interesante saber que cuando Windows nos presenta un error de conexión limitada, esto es algo que se puede deber a que, por la razón que sea, tengamos la conexión de uso medido activa, aunque en realidad no sea de este tipo. Las conexiones de uso medido son aquellas en las que pagamos el acceso a Internet dependiendo del tiempo o cantidad de uso. Por tanto, para desactivar esta función integrada en Windows, nos tendremos que situar en Configuración a través de la combinación de teclas Win + I, para abrir el apartado Red e Internet / Wi-Fi / Administrar redes conocidas. Aquí seleccionamos la nuestra, nos vamos a Propiedades, y comprobamos si el selector de Establecer como conexión de uso medido, está desactivado.

Cambia las DNS actuales en Windows

Conectividad de uso medido

Otra posible solución de la que podemos echar mano, es cambiando las DNS que estamos utilizando para realizar esa conexión. Esto, usar unas DNS inadecuadas, puede ser una de las razones del mencionado error de conectividad limitada o nula.

Por lo tanto, llegados a este punto, para cambiar este apartado al que os hacemos mención, accedemos al Panel de Control donde hacemos una búsqueda de Conexiones de red. Una vez aquí, pinchamos con el botón derecho en la conexión que usamos para así poder entrar en sus Propiedades. En la nueva ventana que aparece pinchamos en Protocolo de Internet (TCP/IP), y en Propiedades ya podremos introducir las nuevas DNS.

Conectividad limitada o nula DNS

Conectividad limitada o nula por culpa del propio Windows

En algunas ocasiones se puede dar el caso de que los fallos derivados a los problemas en Internet o con nuestra conectividad WiFi, no se deba a un error. Esto se puede dar por alguna configuración que tengamos en Windows que no permita que esa conexión se lleve a cabo como debiera. Por tanto, en el caso de que nos encontremos con el error de conectividad limitada o nula, también deberíamos echar un vistazo a las opciones de ahorro de energía.

Estas se sitúan en la barra de herramientas de Windows, en concreto en el icono de la batería donde pinchamos para acceder a las Opciones de energía. Y es que aquí puede residir el problema, ya que la función de ahorro de energía de Windows puede estar apagando el adaptador de red sin permiso. Por tanto, prueba a desactivar todos los controles de ahorro para ver si eso soluciona el fallo con Internet.

Configuración de energía Windows

Otra de las soluciones que suele ser bastante efectivas, tanto para los errores con Internet, con la WiFi, o con conectividad limitada o nula, son las actualizaciones del propio Windows. Con esto os queremos decir que, llegado el caso, deberíamos intentar actualizar el sistema operativo a su versión más reciente enviada por Microsoft. Esto es algo que se hace extensible a la mayoría de los errores que encontramos en el sistema operativo, a no ser que hablemos de los derivados de actualizaciones problemáticas.

Windows Update conectividad limitada

Y para terminar también deberíamos intentar actualizar los controladores de red que tenemos instalados en Windows. Para ello accedemos al Administrador de dispositivos pinchando con el botón secundario en el menú Inicio.

Controladores de red Internet nula Windows

Una vez estemos en la nueva ventana, buscamos el apartado de Adaptadores de red para entrar en sus Propiedades, y en la pestaña de Controladores, los podamos actualizar.