Deja el escritorio de Windows como recién instalado con estos cambios

Deja el escritorio de Windows como recién instalado con estos cambios

David Onieva

A diario usamos el sistema operativo de Microsoft para trabajar con todo tipo de aplicaciones que nos son de utilidad. Al mismo tiempo tenemos la posibilidad de personalizar al máximo Windows 10 para que así se adapte a las necesidades de cada uno.

Es más, los de Redmond poco a poco introducen nuevas funciones en este mismo sentido con el fin de que podamos trabajar con un sistema operativo lo más personalizado posible. Y no solo hablamos de temas relacionados con la interfaz o el aspecto del software. Al mismo tiempo nos encontramos con una serie de parámetros para adaptar el apartado funcional del sistema de Microsoft.

Además con el paso de los meses, o años, estos cambios que llevamos a cabo aumentan en número. Pero se puede dar el caso de que por ejemplo una actualización de algún software o del propio Windows acabe modificando parte de esos cambios. Esto puede hacer referencia a la configuración de la pantalla el aspecto del escritorio del PC con Windows 10. Así, en el caso de que estos cambios no nos gusten, el primer paso para solucionarlo sería buscar un botón para restablecer la configuración original. Pero tal botón no existe, por lo que no podemos volver a la configuración original de Windows 10.

Así, esto es algo que llegado el caso tendemos que establecer nosotros a mano. De hecho es algo que tendremos que hacer individualmente para cada componente estético del sistema operativo, algo para lo que os vamos a ayudar.

Cómo restablecer la configuración predeterminada en Windows 10

Hay que tener en cuenta que en ocasiones, además de por una actualización, estos cambios los podemos llevar a cabo nosotros mismos sin darnos cuenta. O incluso algún otro usuario que tenga acceso al equipo como tal y se dedique a modificar parámetros que no debería. Es por todo ello que con el fin de volver a los parámetros de inicio del sistema, aquí o hablaremos del restablecimiento de una buena cantidad de los mismos. Esto nos facilitará las cosas en gran medida se vemos que se han hecho cambios no deseados en el aspecto de Windows 10 y queremos empezar desde cero en este aspecto.

Restaurar el Tema y el modo original de Windows 10

En ocasiones con tan solo restaurar el tema predeterminado de Windows 10 resuelve todos los problemas de apariencia. Para ello lo que tenemos que hacer es abrir la aplicación de Configuración en el PC, algo que logramos usando la combinación de teclas Win + I. A continuación nos situamos en el apartado de Personalización, y en la ventana que aparece, no situamos en el apartado de Temas. Aquí nos Desplazamos un poco hacia abajo en Temas y pinchamos en el tema llamado Windows 10 para aplicarlo.

Tema Windows 10

En este mismo sentido, otro de los cambios que podemos llevar a cabo, es intentar cambiar el color del tema en el PC. El sistema nos ofrece entre el modo claro y el oscuro, o utilizar una combinación de ambos. Por tanto, para lograr esto que os comentamos, de nuevo en Configuración / Personalización, nos situamos en Colores. Aquí no tenemos más que pinchar en la lista desplegable Elegir el Color. Cabe mencionar que por defecto Windows de entrada viene configurado con el modo Claro, por lo que nos podemos decantar por este. Igualmente podemos utilizar un color diferente para las aplicaciones y la barra de tareas, por lo que podemos seleccionar Personalizado.

modo claro Windows

Por otro lado lo que también podemos hacer es seleccionar el color azul en el apartado Elegir el color de énfasis para utilizar el color predeterminado de Windows 10.

Cambiar la resolución de la pantalla

Cabe mencionar que la forma en la que se muestra el contenido en pantalla, depende de la configuración de la misma, resolución y escala. Por tanto si vemos el texto más grande o pequeño de lo habitual, debemos cambiar la configuración de la escala. Volvemos a la aplicación de Configuración y nos vamos a Sistema. En el apartado de Pantalla del panel izquierdo, seleccione un porcentaje de escala en Escala y distribución. Por defecto Windows nos propone una recomendada en base a la resolución igualmente recomendada. Por tanto la mejor solución es elegir ambos valores.

resolución windows

Desactivar el modo de alto contraste en el sistema operativo

Igualmente se puede dar el caso de que en pantalla nos encontremos con colores distintos o más oscuros de lo habitual. Esto normalmente puede venir dado porque se haya activado por la razón que sea, la configuración de alto contraste que por defecto viene desactivada. Así, en Configuración en este caso nos situamos en el apartado de Accesibilidad, donde vemos una sección llamada Contraste alto.

Pinchamos en la misma, y entonces ya veremos un selector que podría estar ahora activo con el nombre de Activar el contraste alto. Por tanto en este punto no tenemos más que apagarlo para que todo vuelva a la normalidad, o al menos a los parámetros por defecto de Windows.

Alto contraste

Ajustar el tamaño de la fuente predeterminado

También se puede dar el caso de que los textos los veamos más grandes de lo habitual en todo el sistema operativo. Por tanto y para cambiar el tamaño del texto, de nuevo desde el apartado de Accesibilidad de Configuración, nos situamos en la entrada de Pantalla. Aquí ya nos encontramos con una barra deslizante llamada Agrandar el texto. Por defecto Windows establece este valor al mínimo, es decir, en la posición más a la izquierda de esa barra.

Tamaño fuentes Windows

Apagar la personalización de la función de escalado

En el caso de que estemos utilizando la configuración personalizada de escala personalizada en el PC con Windows 10, algunos textos o aplicaciones podrían aparecer en pantalla con un tamaño irregular. Eso quiere decir que se ha activado la personalización del escalado de Windows, algo que por defecto vine apagado.

Para ello nos situamos en Sistema de la aplicación de Configuración y hacemos clic en Pantalla de la barra lateral. A continuación pinchamos en el enlace de Configuración avanzada de escala, lo que nos dará paso a una nueva ventana. Así, en la parte inferior de la misma eliminamos cualquier número añadido en el cuadro de Personalizar escala.

Personalizar escala

Desactivar el modo de Luz nocturna

Igualmente nos podemos encontrar con un tono naranja o rojizo en la pantalla, lo que significa que la Luz nocturna está activada. Por tanto, llegados a este punto, la manera más sencilla y rápida que tenemos para desactivarla, es desde el Centro de Acciones. Este se sitúa a la derecha del todo en la barra de tareas del escritorio. Aquí veremos varios accesos directos a funciones del sistema, donde nos encontramos con el de Luz nocturna, donde pinchamos para desactivarlo.

apagar luz nocturna