Mejora el rendimiento de las aplicaciones UWP de Windows 10 haciendo que usen la GPU del equipo

En los tiempos que corren, en Windows 10 podemos usar tanto aplicaciones de escritorio Win32, como UWP propias de la tienda del sistema. Sea como sea, tendemos a optimizar el uso de estas apps en nuestros equipos para así trabajar mejor y ser más productivos.

Para todo ello una de las alternativas de las que podemos echar mano, es del sistema gráfico del propio PC. Llegados a este punto podemos afirmar que los equipos actuales pueden tener una sola tarjeta gráfica, o disponer de una tarjeta gráfica y una GPU dedicada. Evidentemente el tener una GPU dedicada es algo más caro generalmente, pero el equipo también tendrá un mejor rendimiento en determinadas circunstancias.

Por ejemplo, si lo que deseamos es poder ejecutar lo mejor posible nuestros juegos favoritos u aplicaciones que hagan un uso intensivo de gráficos, necesitaremos una GPU dedicada. De este modo, en el supuesto de que una aplicación necesite usar la tarjeta gráfica de alto rendimiento, lo hará automáticamente, o Windows 10 decidirá qué tarjeta gráfica debe usar. Eso sí, si lo que queremos es forzar a una aplicación a usar la GPU, podremos hacerlo.

Esto va a ser posible siempre y cuando sea la aplicación de escritorio y el panel de control de la GPU tengan la opción de forzar la ejecución de la app con ella. Por otro lado, si lo que deseamos es forzar las aplicaciones UWP de Windows 10 a utilizar la GPU, es posible que no podamos utilizar el mismo método. Esto se debe a que normalmente el panel de control de la GPU no es compatible o no pueda tratar con una UWP.

Usar GPU UWP

Fuerza las apps UWP de Windows 10 a usar la GPU de tu equipo

Pero llegado el caso tenemos una solución muy eficaz que os vamos a mostrar. Esto es algo que con las mencionadas UWP lo podremos forzar desde el propio sistema operativo, en concreto desde la aplicación de Configuración. En primer lugar tendremos que acceder a la misma a través de la combinación de teclas “Win + I”, para luego pulsar en la opción de “Sistema”.

En la parte izquierda de la ventana encontramos varias opciones entre las que elegir, pero la que nos interesa ahora es “Pantalla”. Aquí tenemos que buscar un enlace de la parte derecha de la ventana llamado “Configuración de gráficos”, donde observamos que aparece una lista desplegable en la que seleccionamos “Aplicación Universal”. De este modo le estamos indicando a Windows 10 que deseamos personalizar el uso de gráficos de una UWP.

Usar GPU UWP

Será entonces cuando en la segunda lista, “Seleccionar aplicación”, podremos especificar la app UWP con la que deseamos tratar. Por tanto lo que tendremos que hacer es marcarla y a continuación pinchar en el botón de “Opciones”. Entonces, en la ventana emergente que va a aparecer, podremos elegir la gráfica por defecto que debe usar esa herramienta UWP, dependiendo del rendimiento que necesitemos.

Es evidente que si seleccionamos la GPU más potente, obtendremos un mayor rendimiento, pero esto afectará negativamente a la autonomía del equipo.