¿No puedes usar el Escritorio de Windows, se ha congelado? Te ayudamos

Con el paso del tiempo y el uso de Windows 10 el sistema operativo de Microsoft puede empezar a presentar algunos problemas serios. Estos pueden pasar desde que dejen de funcionar ciertos componentes, hasta que se bloquee el software por completo o aparezcan los temidos pantallazos azules. En estas mismas líneas nos queremos centrar en un fallo que se traduce en que el Escritorio se congela o queda bloqueado.

En un principio partamos de la base de qué el escritorio de Windows es uno de los elementos más importantes de todo el sistema operativo. Por tanto, si empezamos a experimentar bloqueos con tanto constantes como puntuales de este apartado, la molestia puede ser importante además de preocupante. Por regla general aquí solemos anclar tanto las aplicaciones como los documentos y carpetas que más usamos de manera habitual. Al mismo tiempo el escritorio contiene multitud de funciones muy útiles en el sistema de los de Redmond.

Con esto lo que os queremos decir es que los bloqueos de este elemento pueden convertirse en un serio problema al trabajar en el día a día con el PC. Además, son varias de las razones por las que se puede dar este fallo, al tiempo que disponemos de varias soluciones. De todo ello es precisamente de lo que os queremos hablar en las próximas líneas para así solventar este molesto fallo.

Razones por las que el Escritorio de Windows se congela

A lo largo de nuestras sesiones con el sistema operativo de Microsoft pasamos por el Escritorio en multitud de ocasiones. Interactuamos con el mismo para abrir determinadas carpetas aquí ancladas, ejecutar accesos directos de programas, crear otros nuevos, acceder a la configuración de la pantalla, a la Papelera del sistema, etc. Y es como os comentamos son muchas las funciones que desde aquí podemos llevar a cabo. Pero cuando intentamos esto en ocasiones podemos ver que el escritorio como tal se congela y no podemos finalizar el proceso buscado.

Por ejemplo, este es un fallo que puede venir dado por alguna reciente actualización que hayamos instalado en el sistema operativo, algo que ya no extraña a casi nadie. También se pueden estar produciendo algún tipo de incompatibilidad con algunas de las aplicaciones que hayamos abierto o que hayamos instalado recientemente en Windows. Aquí también entran en juegos elementos de la importancia de los archivos propios del sistema, ya que alguno puede estar fallando.

Y hablando de incompatibilidades, si recientemente hemos instalado algún periférico hardware en el PC y a partir de ahí han empezado los problemas, podemos sospechar. Pero como suele ser habitual en estos casos, el propio sistema operativo nos presenta varias soluciones de las que podemos echar mano.

Cómo solucionar los bloqueos del Escritorio

Por tanto, en el caso de que estáis sufriendo bloqueos en el escritorio de Windows, veamos qué podemos hacer. Lo que es bastante evidente es que trabajar con un Escritorio en Windows que no funciona de manera correcta es demasiado incómodo. Precisamente por todo ello debemos intentar buscar una solución más o menos radical para que todo vuelva a la normalidad.

A continuación, vamos a intentar ayudaros en este sentido con algunas soluciones sencillas, además de algunas más complejas o que se podrían considerar como extremas.

Reiniciar el PC para solucionar el problema

Aunque parezca un tanto evidente, una de las primeras soluciones de las que vamos a tener que echar mano es de la más elemental. Con esto lo que queremos decir es que reiniciar el equipo por completo suele ser bastante efectivo en multitud de fallos con el sistema operativo. Esto lo podemos llevar a cabo por ejemplo mediante la combinación de teclas Alt + F4 si no podemos abrir el menú inicio por este bloqueo.

Otra posibilidad que tenemos En este sentido si el escritorio está congelado es hacer uso de la combinación de teclas Ctrl + Alt + Supr. En la nueva ventana que aparece ya tendremos la posibilidad de apagar o reiniciar el PC.

Desinstalar aplicaciones problemáticas

Ya os hemos comentado que en ocasiones se puede dar el caso de que instalemos algún programa determinado en Windows y empiezan los problemas. De hecho, esto se hace potencialmente más peligroso en el caso de que el programa lo hayamos conseguido por alguna fuente un tanto extraña. Al mismo tiempo las aplicaciones más potentes que podemos instalar en el PC también pueden provocar ciertos fallos e incompatibilidades.

En el caso de que hayamos instalado alguna solución software recientemente y hayan empezado los bloqueos del Escritorio, os recomendamos eliminarla. Esto lo podemos llevar a cabo desde el Panel de control, accediendo a la opción de Desinstalar un programa.

Desinstalar un programa

Actualizar los controladores de la pantalla

Este tipo de bloqueos del escritorio también puedes venir dados por algún problema con los controladores de la pantalla del PC. Por la razón que sea estos drivers de los que os hablamos pueden estar dañados o sencillamente desactualizados. Es por ello por lo que esto se traduce en diversos problemas relacionados con apartados gráficos de Windows, como podría ser este caso.

Por tanto, os recomendamos actualizar estos controladores a su más reciente versión, por ejemplo, pinchando con el botón derecho del ratón en el botón de inicio. Aquí veremos que podemos acceder al Administrador de dispositivos.

actualizar drivers

Ahora ya solo nos queda localizar la entrada llamada Adaptadores de pantalla, pinchar con el botón derecho sobre este elemento y actualizar el controlador.

Cargar un punto de restauración de Windows

Para aquellos que no lo sepáis, es interesante saber que por efecto Windows 10 crea puntos de restauración ante determinados eventos importantes. Por ejemplo, cuando se instala una actualización en el sistema o cuando añadimos algún programa. En ese momento el sistema operativo crea un punto de restauración automático por si sucede algún problema, como es el caso que nos ocupa.

De esta manera en el supuesto de que estemos experimentando bloqueos del Escritorio, podemos intentar restablecer un punto anterior. Para ello basta con que escribamos Recuperación en el cuadro de búsqueda de la Barra de tareas. Esto nos llevará a una nueva ventana perteneciente al Panel de control donde pinchamos el Abrir restaurar sistema.

restaurar sistema

Aquí encontraremos los puntos de restauración creados, tanto automáticos como manuales, para que podamos restaurar el sistema a un momento del pasado en el que funcionaba bien.

Actualizar Windows a su última versión

Cuando detectamos errores en el sistema operativo de Microsoft, como este que se traduce el bloqueo del escritorio, también recomendamos actualizar el sistema operativo. Esto puede solucionar muchos problemas que repentinamente aparezcan en Windows que normalmente están provocados por alguna incompatibilidad. Es por ello por lo que llegados a este punto lo mejor que podemos hacer es abrir la aplicación de configuración al través de las teclas Win + I.

Windows Update Directx

A continuación, nos situamos en el apartado de actualización y seguridad, donde no veremos la función de Windows Update. Hay que decir que aquí ya tendremos la posibilidad de actualizar el sistema operativo a la más reciente versión enviada por Microsoft.