Recupera la barra de título y los botones de minimizar y cerrar

Recupera la barra de título y los botones de minimizar y cerrar

Roberto Adeva

La gran mayoría de las ventanas de Windows cuenta con una barra de título en la que aparece el nombre de la ventana y los típicos botones de minimizar, maximizar y cerrar, sin embargo, un fallo en el sistema puede provocar que estos elementos desaparezcan y no sepamos cómo podemos recuperarlos. A continuación, vamos a mostrar cómo recuperar la barra de título con los botones de minimizar, maximizar y cerrar en Windows 10.

Este es uno de los muchos elementos que forman parte del sistema operativo y de los que en la mayoría de los casos no nos fijamos. Llevan tantos años entre nosotros objetos tales como esta barra de título de Windows no le damos la importancia que tienen. Sin embargo, en el momento en el que desaparece como empiezan a dar problemas, es cuando realmente nos damos cuenta de la trascendencia que han tenido en nuestro día a día.

Razones por las que la barra de título desaparece

Lo cierto es que este error puede ser provocado por varias cosas, como que se hayan dañado algún archivo del sistema, algún error en el perfil del usuario, etc. Además, puede que la barra de título y los botones de minimizar, maximizar y cerrar no nos aparezcan en las ventanas del sistema ni en otras aplicaciones instaladas en el equipo, así como en el propio explorador de Windows.

Al mismo tiempo esta desaparición repentina puede no estar directamente relacionada con el sistema operativo o sus funcionalidades. También se puede dar el caso de que el propio usuario haya hecho algún cambio importante sin darse cuenta en el registro del sistema. Este es un elemento extremadamente delicado al que solamente deberían echar mano a aquellos que realmente saben lo que hacen. Por otro lado, también nos podemos encontrar con la posibilidad de que hayamos sido víctimas de algún tipo de ataque externo con malware.

Los actuales códigos maliciosos que pueden entrar en nuestro PC en estos momentos tienen la capacidad de causar todo tipo de estragos. Desbloquear el equipo por completo, hasta robar nuestros datos personales almacenados, o hacer que determinadas características dejen de funcionar. Por tanto, este puede ser el caso en el que nos encontramos en este momento.

Si estás leyendo estas líneas, es probable que te hayas encontrado con esta desagradable situación en tu PC, por lo tanto, vamos a mostrar varias recomendaciones o pasos a seguir para tratar de solucionar el problema. Os recomendamos probar estas soluciones una a una para ver si alguna de ellas soluciona el problema con la barra de título con el que nos encontramos.

Reparar Windows para recuperar la barra de título y sus botones

Hay que tener en cuenta que la barra del título de la que os hablamos en estas líneas, es un elemento que debido a su extendido uso, pasa desapercibido. Sin embargo debemos tener muy presente que es algo que en el momento en el que no podemos usarlo, lo echaremos mucho de menos. Decir que esta barra de título forma parte de la mayoría de las ventanas tanto de funciones como de aplicaciones en el sistema operativo de Microsoft. Además hace varias cosas que nos sirven para trabajar de la mejor manera con estas ventanas.

Por un lado hacen un trabajo a título informativo para que sepamos en todo momento la aplicación o función que tenemos abierta y en la que estamos trabajando. Del mismo modo en esa barra los propios programas se encargan de mostrarnos información importante sobre los mismos para que la tengamos a la vista en todo momento. En el caso de que por ejemplo estemos trabajando con determinados documentos pertenecientes a ese programa, aquí es donde vemos el nombre de los mismos.

Por otro lado la misma barra que en este momento nos está fallando, o regla general contiene los importantes botones de cerrar maximizar o minimizar. Por tanto cuando no podamos interactuar de este modo con las ventanas, será cuando nos demos cuenta de la importancia de este elemento si no funciona bien. Es por todo ello por lo que a continuación os vamos a dar algunos útiles consejos para que solucionéis este molesto problema.

Buscar archivos corruptos con SFC

Dado que el hecho de que no se muestre la barra de título puede estar provocado por ciertos archivos corruptos en el sistema, lo siguiente que podemos hacer para solucionar el problema es utilizar la propia herramienta SFC de Windows. Para ello, abrimos una ventana del símbolo del sistema con permisos de administrador y lanzamos el comando sfc /scannow. El proceso puede durar varios minutos, pero debemos esperar hasta que finalice con éxito y comprobar si se soluciona el problema.

barra de título

Este es uno de los muchos comandos que podemos usar en la ventana del símbolo del sistema para manejar Windows. Además, este en concreto nos sirve para solucionar algunos de los problemas relacionados con los archivos del propio sistema operativo. Sin embargo, no es el único que nos será de utilidad, tal y como veremos a continuación.

Llegados a este punto y especialmente dedicado para aquellos usuarios más avanzados del sistema, pues tenemos que este es un comando que nos podrá ser de gran utilidad en el futuro. La principal razón de todo ello es que este ahora de qué se encarga específicamente de analizar los archivos correspondientes al propio sistema operativo. Como os podéis imaginar su uso se podría hacer extensible a multitud de errores que encontremos en Windows a partir de ahora. Además se ejecuta en pocos segundos y tiene un sistema de autocorrección muy potente.

Repara Windows con DISM

Junto a SFC tenemos también DISM, otra herramienta basada en línea de comandos pero que en esta ocasión, en lugar de reparar los archivos del sistema, lo que hace es reparar las imágenes de Windows. Por lo tanto, podemos usarla parpa tratar de solucionar el problema que hace que no se muestre la barra de título con los botones de minimizar, maximizar y cerrar en Windows 10.

Desde la línea de comando, debemos lanzar los siguiente comandos:

Dism /Online /Cleanup-Image /CheckHealth

Después:

Dism /Online /Cleanup-Image /ScanHealth

Y, por último:

Dism /Online /Cleanup-Image /RestoreHealth

Una vez que se ejecuten, reiniciamos el equipo y comprobamos si el problema se ha solucionado. Decir que todo esto que os hemos comentado para que funcione con éxito, debe ejecutarse en una ventana del símbolo del sistema con permiso de administrador. En el caso de que no se abra CMD con estos permisos, podría darse el caso de que nos encontremos con algún error en la ejecución.

Detectar problemas con el disco duro

Otro de los motivos por el que puede aparecernos este error es porque tengamos sectores corruptos en nuestro disco duro. Este problema es mucho más común de lo que pensamos, sobre todo cuando Windows se apaga o reinicia de manera inesperada (por un error, un corte de luz, etc).

Para solucionarlo, lo que debemos hacer es usar un programa, que lleva formando parte del sistema operativo desde la era de MS-DOS, llamado Checkdisk. Esta herramienta se encarga de verificar la superficie física del disco duro con el fin de encontrar errores físicos o sectores dañados y poder manejarlos y recuperar su información.

Para ello, lo que debemos hacer es abrir una ventana de CMD y ejecutar el siguiente comando:

chkdsk C: /F /R

Analizar todo el disco chkdsk

Este comando analizará todo el disco duro y corregirá los problemas que detecte. Cuando acabe, Windows debería volver a funcionar con normalidad.

Otras soluciones para programas concretos

Si el fallo está localizado y nos encontramos con que la barra de título no aparece en algunas de las herramientas de Microsoft Office, entonces lo primero que vamos a hacer es arrancar Window en modo seguro y a continuación, abrimos la herramienta de Office en la que tengamos el problema y desde el menú Ver nos aseguramos de tener desmarcada la opción de vista en pantalla completa. A continuación cerramos la aplicación y reiniciamos el equipo para comprobar si se ha solucionado el problema.

Borrar caché, búfer y archivos temporales

En caso de que el error continúe, podemos probar a vaciar el búfer de vídeo, ya que ciertos datos incorrectos en el búfer puede provocar errores de este tipo. Para ello, lo único que tenemos que hacer es pulsar la combinación de teclas Mayúsculas+Ctrl+Win+B. A continuación, dejamos durante unos 10 o 15 segundos que nuestro equipo realice el vaciado sin hacer nada en él. Veremos cómo nuestra pantalla parpadeará, pero no debemos hacer nada. Posteriormente, ya podemos probar si el error se ha corregido.

Para recuperar la barra de título con los botones de minimizar, maximizar y cerrar de una aplicación en cuestión, podemos probar a pulsar la tecla escape o F11, ya que puede que hayamos activado el modo pantalla completa sin darnos cuenta. En caso de que no sea eso, si nos ocurre al usar una aplicación UWP, podemos probar a restablecer la aplicación desde la página de configuración de Windows 10 > Aplicaciones > Aplicaciones y características. Ahí buscamos la aplicación con la que tenemos problemas, la seleccionamos y desde las opciones avanzadas pulsamos en Restablecer.

Escanear el PC en busca de algún virus

También se puede dar el caso de que nos encontremos con este problema que os comentamos, pero por razones ajenas al propio sistema operativo. Con esto lo que os queremos decir es que el mismo puede estar infectado por algún tipo de malware o virus que está dañando algunas funciones. Os decimos esto porque, tal y como nos puede suceder en multitud de ocasiones, escanear el equipo con algún software específico nos podrá ser de mucha ayuda.

En concreto nos referimos a usar un antivirus, programa que de un modo u otro, la mayoría de vosotros debería tener instalado en su PC con Windows. En el caso de que no sea así, el propio Windows 10 dispone de su propia solución de seguridad que nos ayudará igualmente en este supuesto. Nos referimos a Windows Defender, elemento que encontramos en la aplicación de Configuración del sistema. Abrimos la misma con la combinación de teclas Win + I para después situarnos en Actualización y seguridad. Así, en el apartado de Seguridad de Windows ya podremos escanear el equipo para intentar recuperar los elementos que han desaparecido.

Crear nuevo usuario

Como mencionamos al principio, algunos errores a la hora de crear un perfil de usuario pueden provocar que nos desaparezca la barra de título, por lo tanto, lo mejor será eliminar y volver a crear ese perfil de usuario. Esto implica que todos los archivos de shell que puedan estar corruptos sean reemplazados por unos nuevos y nos solucione el problema.

¡Sé el primero en comentar!
Logo softzone.es
Navega gratis con cookies…

Navegar por softzone.es con publicidad personalizada, seguimiento y cookies de forma gratuita. i

Para ello, nosotros y nuestros socios i necesitamos tu consentimiento i para el tratamiento de datos personales i para los siguientes fines:

Las cookies, los identificadores de dispositivos o los identificadores online de similares características (p. ej., los identificadores basados en inicio de sesión, los identificadores asignados aleatoriamente, los identificadores basados en la red), junto con otra información (p. ej., la información y el tipo del navegador, el idioma, el tamaño de la pantalla, las tecnologías compatibles, etc.), pueden almacenarse o leerse en tu dispositivo a fin de reconocerlo siempre que se conecte a una aplicación o a una página web para una o varias de los finalidades que se recogen en el presente texto.

La mayoría de las finalidades que se explican en este texto dependen del almacenamiento o del acceso a la información de tu dispositivo cuando utilizas una aplicación o visitas una página web. Por ejemplo, es posible que un proveedor o un editor/medio de comunicación necesiten almacenar una cookie en tu dispositivo la primera vez que visite una página web a fin de poder reconocer tu dispositivo las próximas veces que vuelva a visitarla (accediendo a esta cookie cada vez que lo haga).

La publicidad y el contenido pueden personalizarse basándose en tu perfil. Tu actividad en este servicio puede utilizarse para crear o mejorar un perfil sobre tu persona para recibir publicidad o contenido personalizados. El rendimiento de la publicidad y del contenido puede medirse. Los informes pueden generarse en función de tu actividad y la de otros usuarios. Tu actividad en este servicio puede ayudar a desarrollar y mejorar productos y servicios.

La publicidad que se presenta en este servicio puede basarse en datos limitados, tales como la página web o la aplicación que esté utilizando, tu ubicación no precisa, el tipo de dispositivo o el contenido con el que está interactuando (o con el que ha interactuado) (por ejemplo, para limitar el número de veces que se presenta un anuncio concreto).

  • Un fabricante de automóviles quiere promocionar sus vehículos eléctricos a los usuarios respetuosos con el medioambiente que viven en la ciudad fuera del horario laboral. La publicidad se presenta en una página con contenido relacionado (como un artículo sobre medidas contra el cambio climático) después de las 18:30 h a los usuarios cuya ubicación no precisa sugiera que se encuentran en una zona urbana.
  • Un importante fabricante de acuarelas quiere realizar una campaña publicitaria en Internet para dar a conocer su última gama de acuarelas con la finalidad de llegar tanto a artistas aficionados como a profesionales y, a su vez, se evite mostrar el anuncio junto a otro contenido no relacionado (por ejemplo, artículos sobre cómo pintar una casa). Se detectará y limitará el número de veces que se ha presentado el anuncio a fin de no mostrarlo demasiadas veces.

La información sobre tu actividad en este servicio (por ejemplo, los formularios que rellenes, el contenido que estás consumiendo) puede almacenarse y combinarse con otra información que se tenga sobre tu persona o sobre usuarios similares(por ejemplo, información sobre tu actividad previa en este servicio y en otras páginas web o aplicaciones). Posteriormente, esto se utilizará para crear o mejorar un perfil sobre tu persona (que podría incluir posibles intereses y aspectos personales). Tu perfil puede utilizarse (también en un momento posterior) para mostrarte publicidad que pueda parecerte más relevante en función de tus posibles intereses, ya sea por parte nuestra o de terceros.

  • En una plataforma de redes sociales has leído varios artículos sobre cómo construir una casa en un árbol Esta información podría añadirse a un perfil determinado para indicar tuinterés en el contenido relacionado con la naturaleza, así como en los tutoriales de bricolaje (con el objetivo de permitir la personalización del contenido, de modo que en el futuro, por ejemplo, se te muestren más publicaciones de blogs y artículos sobre casas en árboles y cabañas de madera).
  • Has visualizado tres vídeos sobre la exploración espacial en diferentes aplicaciones de televisión. Una plataforma de noticias sin relación con las anteriores y con la que no has tenido contacto en el pasado crea un perfil basado en esa conducta de visualización marcando la exploración del espacio como un tema de tu posible interés para para otros vídeos.

El contenido que se te presenta en este servicio puede basarse en un perfilde personalización de contenido que se haya realizado previamente sobre tu persona, lo que puede reflejar tu actividad en este u otros servicios (por ejemplo, los formularios con los que interactúas o el contenido que visualizas), tus posibles intereses y aspectos personales. Un ejemplo de lo anterior sería la adaptación del orden en el que se te presenta el contenido, para que así te resulte más sencillo encontrar el contenido (no publicitario) que coincida con tus intereses.

  • Has leído unos artículos sobre comida vegetariana en una plataforma de redes sociales. Posteriormente has usado una aplicación de cocina de una empresa sin relación con la anterior plataforma. El perfil que se ha creado sobre tu persona en la plataforma de redes sociales se utilizará para mostrarte recetas vegetarianas en la pantalla de bienvenida de la aplicación de cocina.
  • Has visualizado tres vídeos sobre remo en páginas web diferentes. Una plataforma de video, no relacionada con la página web en la que has visualizado los vídeos sobre remo, pero basandose en el perfil creado cuando visistaste dicha web, podrá recomendarte otros 5 vídeos sobre remo cuando utilices la plataforma de video a través de tu televisor .

La información sobre qué publicidad se te presenta y sobre la forma en que interactúas con ella puede utilizarse para determinar lo bien que ha funcionado un anuncio en tu caso o en el de otros usuarios y si se han alcanzado los objetivos publicitarios. Por ejemplo, si has visualizado un anuncio, si has hecho clic sobre el mismo, si eso te ha llevado posteriormente a comprar un producto o a visitar una página web, etc. Esto resulta muy útil para comprender la relevancia de las campañas publicitarias./p>

  • Has hecho clic en un anuncio en una página web/medio de comunicación sobre descuentos realizados por una tienda online con motivo del “Black Friday” online y posteriormente has comprado un producto. Ese clic que has hecho estará vinculado a esa compra. Tu interacción y la de otros usuarios se medirán para saber el número de clics en el anuncio que han terminado en compra.
  • Usted es una de las pocas personas que ha hecho clic en un anuncio que promociona un descuento por el “Día de la madre”de una tienda de regalos en Internet dentro de la aplicación de una web/medio de comunicación. El medio de comunicación quiere contar con informes para comprender con qué frecuencia usted y otros usuarios han visualizado o han hecho clic en un anuncio determinado dentro de la aplicación y, en particular, en el anuncio del “Día de la madre” para así ayudar al medio de comunicación y a sus socios (por ejemplo, las agencias de publicidad) a optimizar la ubicación de los anuncios.

La información sobre qué contenido se te presenta y sobre la forma en que interactúas con él puede utilizarse para determinar, por ejemplo, si el contenido (no publicitario) ha llegado a su público previsto y ha coincidido con sus intereses. Por ejemplo, si hasleído un artículo, si has visualizado un vídeo, si has escuchado un “pódcast” o si has consultado la descripción de un producto, cuánto tiempo has pasado en esos servicios y en las páginas web que has visitado, etc. Esto resulta muy útil para comprender la relevancia del contenido (no publicitario) que se te muestra.

  • Has leído una publicación en un blog sobre senderismo desde la aplicación móvil de un editor/medio de comunicación y has seguido un enlace a una publicación recomendada y relacionada con esa publicación. Tus interacciones se registrarán para indicar que la publicación inicial sobre senderismo te ha resultado útil y que la misma ha tenido éxito a la hora de ganarse tu interés en la publicación relacionada. Esto se medirá para saber si deben publicarse más contenidos sobre senderismo en el futuro y para saber dónde emplazarlos en la pantalla de inicio de la aplicación móvil.
  • Se te ha presentado un vídeo sobre tendencias de moda, pero tu y otros usuarios habéis dejado de visualizarlo transcurridos unos 30 segundos. Esta información se utilizará para valorar la duración óptima de los futuros vídeos sobre tendencias de moda.

Se pueden generar informes basados en la combinación de conjuntos de datos (como perfiles de usuario, estadísticas, estudios de mercado, datos analíticos) respecto a tus interacciones y las de otros usuarios con el contenido publicitario (o no publicitario) para identificar las características comunes (por ejemplo, para determinar qué público objetivo es más receptivo a una campaña publicitaria o a ciertos contenidos).

  • El propietario de una librería que opera en Internet quiere contar con informes comerciales que muestren la proporción de visitantes que han visitado su página y se han ido sin comprar nada o que han consultado y comprado la última autobiografía publicada, así como la edad media y la distribución de género para cada uno de los dos grupos de visitantes. Posteriormente, los datos relacionados con la navegación que realizas en su página y sobre tus características personales se utilizan y combinan con otros datos para crear estas estadísticas.
  • Un anunciante quiere tener una mayor comprensión del tipo de público que interactúa con sus anuncios. Por ello, acude a un instituto de investigación con el fin de comparar las características de los usuarios que han interactuado con el anuncio con los atributos típicos de usuarios de plataformas similares en diferentes dispositivos. Esta comparación revela al anunciante que su público publicitario está accediendo principalmente a los anuncios a través de dispositivos móviles y que es probable que su rango de edad se encuentre entre los 45 y los 60 años.

La información sobre tu actividad en este servicio, como tu interacción con los anuncios o con el contenido, puede resultar muy útil para mejorar productos y servicios, así como para crear otros nuevos en base a las interacciones de los usuarios, el tipo de audiencia, etc. Esta finalidad específica no incluye el desarrollo ni la mejora de los perfiles de usuario y de identificadores.

  • Una plataforma tecnológica que opera con un proveedor de redes sociales observa un crecimiento en los usuarios de aplicaciones móviles y se da cuenta de que, en funciónde sus perfiles, muchos de ellos se conectan a través de conexiones móviles. La plataforma utiliza una tecnología nueva para mostrar anuncios con un formato óptimo para los dispositivos móviles y con un ancho de banda bajo a fin de mejorar su rendimiento.
  • Un anunciante está buscando una forma de mostrar anuncios en un nuevo tipo de dispositivo. El anunciante recopila información sobre la forma en que los usuarios interactúan con este nuevo tipo de dispositivo con el fin de determinar si puede crear un nuevo mecanismo para mostrar la publicidad en ese tipo de dispositivo.

El contenido que se presenta en este servicio puede basarse en datos limitados, como por ejemplo la página web o la aplicación que esté utilizando, tu ubicación no precisa, el tipo de dispositivo o el contenido con el que estás interactuando (o con el que has interactuado) (por ejemplo, para limitar el número de veces que se te presenta un vídeo o un artículo en concreto).

  • Una revista de viajes, para mejorar las experiencias de viaje en el extranjero, ha publicado en su página web un artículo sobre nuevos cursos que ofrece una escuela de idiomas por Internet. Las publicaciones del blog de la escuela se insertan directamente en la parte inferior de la página y se seleccionan en función de la ubicación no precisa del usuario (por ejemplo, publicaciones del blog que explican el plan de estudios del curso para idiomas diferentes al del país en el que este te encuentras).
  • Una aplicación móvil de noticias deportivas ha iniciado una nueva sección de artículos sobre los últimos partidos de fútbol. Cada artículo incluye vídeos alojados por una plataforma de streaming independiente que muestra los aspectos destacados de cada partido. Si adelantas un vídeo, esta información puede utilizarse para determinar que el siguiente vídeo a reproducir sea de menor duración.

Se puede utilizar la localización geográfica precisa y la información sobre las características del dispositivo

Al contar con tu aprobación, tu ubicación exacta (dentro de un radio inferior a 500 metros) podrá utilizarse para apoyar las finalidades que se explican en este documento.

Con tu aceptación, se pueden solicitar y utilizar ciertas características específicas de tu dispositivo para distinguirlo de otros (por ejemplo, las fuentes o complementos instalados y la resolución de su pantalla) en apoyo de las finalidades que se explican en este documento.

O sin cookies desde 1,67€ al mes

Por solo 1,67€ al mes, disfruta de una navegación sin interrupciones por toda la red del Grupo ADSLZone: adslzone.net, movilzona.es, testdevelocidad.es, lamanzanamordida.net, hardzone.es, softzone.es, redeszone.net, topesdegama.com y más. Al unirte a nuestra comunidad, no solo estarás apoyando nuestro trabajo, sino que también te beneficiarás de una experiencia online sin cookies.