Cómo solucionar un problema de compatibilidad con la versión antigua de un programa en Windows 10

Microsoft no para de trabajar en las mejoras y nuevas versiones de su sistema operativo, Windows 10, mejoras que por regla general se traducen en nuevas versiones del software con las que la firma intenta adaptarse a los tiempos que corren en todos los sentidos, tanto en funcionalidad, seguridad o aspecto externo.

Cierto es que una vez que disponemos o hemos comprado una licencia de Windows 10, las versiones que se van lanzando con el tiempo ya son gratuitas para los usuarios, pero eso no siempre sucede con las nuevas versiones de los programas que hemos instalado y que normalmente usamos en el propio sistema operativo. Esto se traduce en que, en determinadas ocasiones, nos encontramos con que estamos trabajando con la versión más actualizada de Windows, sin embargo en su interior tratamos con programas que ya tienen varios años de antigüedad.

Esto es más habitual de lo que parece, ya que muchos usuarios consideran que si un determinado software sigue cumpliendo con su cometido, o al menos con lo que este requiere del mismo, no es necesario cambiar, menos si la actualización supone un nuevo desembolso económico.

Generalmente esto es algo que no debería suponer problema para el sistema, es decir, que las más recientes versiones lanzadas de Windows 10 debería poder ejecutar sin problemas la mayoría de las versiones antiguas de las aplicaciones en su día compatibles, pero no siempre es así.

Compatibilidad Windows 10

Soluciona los problemas de compatibilidad con programas antiguos en Windows 10

Y es que en ocasiones, a la hora de ejecutar un determinado programa en una versión reciente del sistema operativo, mientras que siempre ha funcionado sin problemas, de buenas a primeras, o no arranca, o tiene ciertos problemas debido a algún tema relacionado con la compatibilidad. Pues bien, antes de desesperar o adquirir una versión más reciente de ese software, el propio Windows 10 nos presenta una solución que podemos probar y que en ocasiones nos solventa ese fallo de compatibilidad.

Para ello lo que haremos en primer lugar será acceder al Panel de control de Windows 10, por ejemplo buscándolo en el cuadro de búsqueda del menú Inicio, por lo que pinchamos en el primer resultado que se muestra. Una vez en este apartado, pinchamos en el enlace de “Programas”, por lo que en la nueva ventana que aparece en pantalla nos decantamos por “Ejecutar programas creados para versiones anteriores de Windows”.

Compatibilidad Windows 10

Será entonces cuando veremos un sencillo asistente que tendremos que seguir y en el que, en un momento determinado, el sistema operativo nos va a mostrar un listado con los programas antiguos, y no tan antiguos, instalados para que podamos seleccionar aquel con el que estamos teniendo problemas de compatibilidad. Al mismo tiempo también tenemos una opción llamada “No aparece” en el caso de que no veamos el software problemático en la lista.

Una vez hayamos hecho la selección, el propio Windows 10 pondrá en marcha su propio solucionador de problemas, aquí específico para este fallo de compatibilidad, todo para intentar resolverlo por sí mismo, lo cual funciona en muchas ocasiones.