Cambia el tiempo del bloqueo automático de sesión en Windows

Es muy común que nuestro equipo se bloquee mientras estamos ocupados haciendo cualquier otra cosa, esto ocurría ya antes con sistemas operativos más antiguos. En Windows 10 no es menos, y puede ser muy molesto si estamos trabajando y ocurre continuamente.

Que nuestro equipo se bloquee o se ponga en modo suspensión tras un tiempo sin usarse es muy común ya que está configurado para que sea así. Esto es muchos casos puede ser muy molesto, sobre todo si estamos trabajando y requerimos hacer uso del ordenador cada cierto tiempo, pero nos encontramos con este bloqueado continuamente. Para acabar con esto, vamos a seguir los pasos que mostramos a continuación y así configurar nuestro equipo a nuestro gusto.

Para qué personalizar el tiempo de bloqueo automático en Windows

Pero también es cierto que el uso de esta función en concreto, va a depender en gran medida de las necesidades de cada caso. Al mismo tiempo entrarán en juego otros factores importantes como el entorno en el que trabajemos, o el tipo de uso que hagamos del ordenador. Con esto lo que realmente queremos decir es que en el caso de que vivamos solos y usemos el PC propio, no hará falta que ese tiempo de bloqueo sea muy bajo. Pero por el contrario, si nos referimos a un ordenador que usamos en una oficina rodeados de gente, este lapso de tiempo debería ser más bien pequeño.

De ese modo lo que en realidad logramos es que otros usuarios no puedan acceder a Windows y a todo lo que tengamos guardado si por ejemplo nos levantamos constantemente. Pero por otro lado, si configuramos el sistema de los de Redmond para que se bloquee demasiado rápido, esto es algo que se puede convertir en una verdadera molestia en el día a día con el PC. Por tanto y dependiendo de las circunstancias de cada uno, os vamos a mostrar varias maneras de poder adaptar ese tiempo antes de que Windows se bloquee por sí solo.

Y es que además debemos tener muy presente que cuando esto sucede, para volver a usarlo, probablemente tengamos que introducir de nuevo las credenciales de acceso al sistema operativo, por lo que puede resultar un tanto molesto, sobre todo si tenemos cierta prisa por volverlo a activar.

Cambiar el tiempo de bloqueo de nuestro equipo

A la hora de decidirnos por cambiar el tiempo de bloqueo de nuestro equipo podemos optar por dos opciones preferentemente. Podemos hacerlo directamente desde la configuración del sistema o bien desde el registro. Seguramente la gran mayoría de usuarios optarán por la primera opción para llevarlo a cabo de manera sencilla. Tocar el registro de Windows es algo que solo debería realizarse por usuarios expertos, pues una mala utilización de esta apartado puede llevar consigo serios problemas de estabilidad y funcionamiento del sistema operativo.

Desde la configuración del sistema

Para conseguir esto podemos hacerlo de dos formas, la primera es a través de la configuración del sistema. Para acceder a esta configuración y cambiar el tiempo en el que nuestro equipo queda en suspensión seguiremos los siguientes pasos.

Tendremos que acceder a la opción de personalización de nuestro equipo, y para acceder ahí lo podemos hacer de los siguientes modos:

  • Pulsando Windows + X > Configuración > Personalización.
  • Inicio > Configuración (Símbolo de un engranaje)
  • En el escritorio Clic derecho > Personalizar.

Con cualquiera de las opciones llegaremos al mismo lugar, en este caso, escogeremos la primera opción.

Configuración

En la nueva ventana que nos aparece, entraremos a «Personalización», en el caso de haber accedido desde el escritorio, ya estaremos en ese paso.

Personalización

Entraremos en «Pantalla de bloqueo» desde el panel de opciones de la izquierda, y bajaremos hasta la opción «Configuración del tiempo de espera de la pantalla» y haremos clic ahí.

Pantalla de bloqueo y accederCuando estemos dentro, nos aparecerán las opciones para cambiar el tiempo en el cual nuestro equipo entra en suspensión, o solo la pantalla. En este caso recomendamos establecer el mismo tiempo en ambos casos. La mayoría de las pantallas se apagan de forma automática según el tiempo que haya establecido el fabricante, por lo que podría ser que la pantalla, en el caso de ser externa, se apagase antes por este motivo.

tiempo en pantalla y equipo

Una vez hecho esto, nuestro equipo y / o pantalla entrarían en suspensión en el tiempo que le hayamos indicado.

Desde el registro del sistema

Otra de las opciones que disponemos es la de cambiar esta opción desde el registro del sistema. Esta opción es más recomendable, aunque algo más complicada de seguir. Para hacer este método, presionaremos «Windows + R» y nos aparecerá el cuadro «Ejecutar», aquí tendremos que introducir «regedit»

EJECUTAR

Nos aparecerá una nueva ventana en la cual entraremos carpeta por carpeta buscando la siguiente ruta, o escribiremos la ruta completa directamente en la barra que aparece en el ejemplo.

Ruta: «EquipoHKEY_LOCAL_MACHINESOFTWARE MicrosoftWindowsCurrentVersionPoliciesSystem»

Ruta a escribir

Una vez que accedamos a dicha ruta, buscaremos un valor con el nombre «InactivityTimeoutSecs», si no lo encontramos lo crearemos:

Clic derecho > Nuevo > Valor DWORD (32 bits) > InactivityTimeoutSecs

Lo abrimos haciendo doble clic, y en «Información de valor» introduciremos los segundos que tardará en bloquearse nuestro equipo, para calcularlo, multiplicaremos los minutos por 60.

Para 15 minutos (15 x 60) nos sale un valor de 900.

DWORD Windows 10

Una vez que lo introduzcamos, hacemos clic en «Aceptar» y listo. Ya tendríamos configurado nuestro Windows 10 para que se bloquee en 15 minutos.

Cómo bloquear Windows manualmente

Puede que en alguna ocasión justo queramos bloquear el ordenador en un momento concreto. Por ejemplo, cuando nos levantamos de la silla y lo vamos a dejar desprotegido. Si no queremos esperar a que pase el tiempo que hemos configurado en los pasos anteriores, también podemos bloquear la sesión de Windows manualmente de dos formas.

La primera de ellas es mediante un atajo de teclado. Si en cualquier momento pulsamos el atajo Windows + L se bloqueará la sesión de Windows automáticamente, sin tener que hacer nada más.

Y la segunda de ellas es desde el menú inicio de Windows. Abrimos el menú inicio de Windows, hacemos clic sobre nuestro nombre de usuario y hacemos clic sobre «Bloquear».

Bloquear sesión Windows