¿No puedes cerrar, minimizar o maximizar programas en Windows 10? Así puedes arreglarlo

Si hay algo básico y esencial a la hora de utilizar un sistema operativo como Windows es saber abrir ventanas, cerrarlas, minimizarlas o minimizarlas, de ahí su nombre precisamente. Esto forma parte de todos los sistemas operativos con escritorio desde sus inicios. Las primeras versiones de Windows y macOS ya tenían botones para maximizar y minimizar ventanas, y hasta el día de hoy estos botones siguen apareciendo en la parte superior derecha de cada ventana. Su uso no tiene ningún misterio, sin embargo, puede que a veces por un error en Windows estos botones dejan de funcionar.

Estos botones de las ventanas son básicos a la hora de trabajar con nuestro sistema operativo. Por ello, si por alguna razón no están funcionando como deberían es posible que tengamos Windows mal configurado, o que haya algún problema de integridad con el sistema operativo.

De hecho, si echamos la vista unos cuántos años atrás, estos botones son de los primeros que empezamos a usar y aprender su funcionamiento cuando nos sentamos en un PC con Windows. De ahí precisamente que en multitud de ocasiones no les damos la importancia que realmente tienen.

Razones por las que no podemos manejar las ventanas de Windows

Es más, podríamos decir que estos botones de maximizar y minimizar ventanas no empezamos a echarlos realmente de menos hasta que dejan de funcionar o desaparecen. Esto es algo bastante habitual con algunas de las más importantes funciones de Windows 10 que llevan tantos años entre nosotros que ni siquiera nos damos cuenta de su existencia.

Pero tal y como os comentamos anteriormente, se puede dar el caso de que repentinamente estos elementos desaparezcan o dejen de funcionar como es debido. A continuación, os vamos a explicar cómo podemos solucionar estos problemas en caso de tenerlos.

 

Botones cerrar Windows

Antes de nada, debemos saber que estos errores no son demasiado comunes, pero sí lo suficientemente graves como para no dejarnos trabajar bien en el sistema. Relación razones de su aparición pueden ser varias, desde algún problema relacionado con la configuración de Windows, pasando por archivos defectuosos e importantes. Esto es lo que se refiere a las funciones internas del propio software de Microsoft, pero también puede venir el fallo dado por alguna razón externa.

Debemos tener en consideración que podríamos haber sido víctimas sin darnos cuenta de algún tipo de ataque por parte de códigos maliciosos. Esto es algo que puede afectar prácticamente cualquier apartado de Windows, por lo que llegado el caso deberíamos poner las medidas oportunas para solucionarlo. Precisamente es de todo esto de lo que os hablaremos a continuación para solventar el error con las ventanas del que os estamos hablando.

Solucionar el fallo que impide cerrar, maximizar o minimizar ventanas

Llegados a este punto os diremos que los pasos a dar que os vamos a describir a continuación no son en absoluto complicados. Como único que debemos hacer es, si somos usuarios no demasiado experimentados, tener un poco de cuidado a la hora de llevarlos a cabo. Sin embargo, si nos encontramos ante el error descrito anteriormente con las ventanas, os recomendamos echar un vistazo a las soluciones que os expondremos a continuación. Estas deberían solventar la desaparición o mal funcionamiento de esos botones básicos.

Cerrar la aplicación bloqueada

En caso de que estos botones de una ventana no estén funcionando correctamente las causas pueden ser muy variadas. Una de las más frecuentes es que la aplicación está bloqueada y no responde. En este caso, podemos solucionar los problemas forzando el cierre de la aplicación, ya sea desde el Administrador de tareas de Windows (Control + Shift + Supr) o utilizando el atajo de teclado Shift – F4.

Si la aplicación se cierra, volvemos a abrirla y comprobamos si ahora funcionan los botones. En caso de que no lo hagan, entonces el problema se encuentra en otro punto del sistema operativo.

También podemos probar a desinstalar e instalar la aplicación de nuevo. De esta manera a menudo se solucionan problemas con las aplicaciones.

Comprobar que no tenemos activado el modo tableta

El Modo Tableta de Windows 10 nos permite ajustar la interfaz del sistema operativo para usarla en tabletas o en dispositivos con pantalla táctil. Si hemos activado esta característica sin darnos cuenta puede que sea la razón por la que los botones de cerrar, maximizar o minimizar no aparecen, o por la que no funcionan.

Modo tablet Windows 10

Para quitar el modo tableta no tenemos más que abrir el centro de notificaciones de Windows y hacer clic sobre el correspondiente botón para desactivarlo. Al volver al modo escritorio normal todo debería funcionar con normalidad.

Comprueba y repara la integridad de Windows

En caso de que después de estos dos intentos los botones de cerrar, maximizar y minimizar sigan sin funcionar, puede que se haya dañado algún elemento crítico del sistema operativo.

Para solucionar estos problemas lo que debemos hacer abrir una ventana de CMD con permisos de administrador en nuestro sistema y ejecutar el siguiente comando:

sfc /scannow

Tras ejecutarse por completo, reiniciamos el ordenador y comprobamos si todo vuelve a funcionar correctamente.

En caso de que no sea así, entonces volveremos a abrir una ventana de CMD con permisos de administrador y ejecutaremos esta vez los siguientes comandos:

Dism /Online /Cleanup-Image /CheckHealth
Dism /Online /Cleanup-Image /ScanHealth
Dism /Online /Cleanup-Image /RestoreHealth

Cuando finalicen las tareas de configuración de Windows, entonces ya debería funcionar todo con normalidad.

Comprobar que no tenemos ningún virus en el sistema

Lo primero que debemos saber llegados a este punto, es que los ataques informáticos de los que podemos ser víctimas en estos momentos son de lo más variado. Pueden afectar, sin que lo esperemos, a todo tipo de componentes del propio sistema operativo de los de Redmond. Y no solo eso, sino que además influyen en el comportamiento de determinadas soluciones software que tengamos instaladas en el propio ordenador. No olvidemos que con el paso del tiempo estos ataques han ganado en complejidad, por lo que pueden provocar el fallo el que os hablamos aquí.

Es por ello que lo mejor que podemos hacer es echar mano de la solución antivirus que tengamos instalada en Windows y hacer un análisis del sistema. En el caso de que no sea así, el propio Windows 10 dispone de su propia solución de seguridad integrada, nos referimos a Windows Defender. Por tanto no tendremos más que acceder a la aplicación de Configuración con Win + I, y situarnos en Actualización y seguridad. Así en el apartado de Seguridad de Windows encontraremos lo que buscamos aquí.

Seguridad de Windows

Restablecer la aplicación en Windows

Son muchos los programas de todos los que tenemos instalados en Windows, en los que nos podemos encontrar con el problema que os contamos. Esto se puede dar tanto en aplicaciones Win32 que con el tiempo hemos ido añadiendo al propio sistema operativo, como en aquellas UWP ya integradas de entrada o descargadas de la Microsoft Store. Pues bien, en este caso concreto nos queremos centrar en el problema para este segundo caso al que nos referimos, las aplicaciones UWP.

Estas son, como os decimos, las que de entrada ya encontramos nada más instalar Windows 10, o que descargamos desde la tienda oficial del sistema. Pues bien, hay que saber que en estas también se puede dar el fallo de que os hemos venido hablando. Sin embargo, en estos supuestos el propio sistema operativo de los de Redmond nos propone una solución integrada para ello. Esto no va a evitar la molesta tarea de tener que desinstalar el programa en su totalidad para volver a instalarlo.

Y es que es importante saber que el sistema, para sus aplicaciones UWP propias, cuenta con una función de restablecimiento que nos puede ser muy útil en múltiples ocasiones. Además, no solo para este problema en concreto, sino que se hace extensible otros muchos problemas con los que nos podríamos encontrar en este mismo sentido. Por tanto, para acceder a esta funcionalidad de la que os hablamos, tendremos que situarnos en la aplicación de Configuración. Esto es algo que logramos desde la combinación de teclas Win + I.

Configuración restauración

A continuación, nos situamos en la sección de Aplicaciones, donde aparece un listado con todo aquello que tenemos instalado en Windows. Por tanto, no tenemos más que buscar la correspondiente entrada de a app afectada, y pinchar sobre la misma. Pulsamos en el enlace de Opciones avanzadas, y bajando un poco ya nos encontraremos con la opción de Restablecer, donde pulsamos.

2 Comentarios