Así podemos excluir una aplicación de la protección de Windows Defender en Windows 10

La solución de seguridad incluida en Windows 10, Windows Defender, se está convirtiendo en la preferida de millones de usuarios. Por el contrario otros la consideran como molesta e intrusiva, por lo que buscan formas de desactivarla.

Sin embargo el hecho es que Windows Defender es una herramienta muy eficaz para mantener nuestro sistema seguro en todo momento. A medida que se van publicando pruebas de empresas especializadas con el paso del tiempo, los resultados obtenidos por Defender, mejoran. Es por ello que en estos momentos una buena cantidad de usuarios están descartando el uso de antivirus de terceros y dejando este funcionando.

Microsoft trabaja para mejorar su solución de seguridad, pero no solo a nivel funcional, sino también en cuanto a interfaz y personalización. De hecho sus definiciones de virus se actualizan regularmente, pero aparte de eso, también tiene características que protegen el sistema contra amenazas más modernas y sofisticadas como el ransomware. La función “Exploit Protection” es una de esas características que evita que las aplicaciones inofensivas se conviertan en peligrosas para el equipo.

Windows Defender excluir aplicaciones

Sin embargo, si es necesario, tenemos la posibilidad de excluir una aplicación de este apartado si estamos seguros de que no entraña peligro alguno. Es por ello que en estas mismas líneas os vamos a mostrar la manera de excluir determinadas aplicaciones de la protección de Windows Defender. Eso sí, para poder llevar a cabo esta tarea, lo primero que vamos a necesitar es disponer de permisos de administrador. Así, tenemos que acceder a la aplicación de Configuración del sistema a través de la combinación de teclas “Win + I”.

Cómo excluir aplicaciones de la protección de Windows Defender

Tras ello nos decantamos por la opción de “Actualización y seguridad”, y en la parte izquierda de la ventana pinchamos en “Seguridad de Windows”. Pues bien, para abrir la aplicación como tal, pulsamos en el botón “Abrir Seguridad de Windows” para acceder a la app de Windows Defender. Entonces tendemos que seleccionar “Control de aplicaciones y navegador” de la izquierda, para a continuación desplazarnos hasta abajo y pinchar en “Configuración de protección contra vulnerabilidades”.

Aquí es donde ya vamos a poder comenzar con el proceso que nos ocupa en estas líneas. Como decimos, Windows Defender está repleto de opciones personalizables por parte del usuario, y este es un claro ejemplo de todo ello. Por tanto, en el apartado de “Configuración del programa”, ya podremos acceder al botón de «Agregar programa para personalizar».

Windows Defender excluir aplicaciones

Decir que la forma más fácil de añadir un programa es seleccionar su ejecutable directamente desde la unidad de disco del equipo. Por tanto tendremos que situarnos en su ruta desde la ventana del navegador de archivos que se abre. Una vez seleccionado el archivo en cuestión, lo marcamos y hacemos clic en el botón “Editar”. Esto abrirá una larga lista de ajustes que podremos activar o desactivar, pero estas serán para usuarios avanzados, lo recomendable si no es el caso, es dejar todo sin cambios y aplicar la excepción.