Cómo entrar en la configuración de la BIOS/UEFI desde Windows 10

La BIOS (Basic Input Output System) y las nuevas UEFI (Unified Extensible Firmware Interface) son las partes más básicas de cualquier ordenador. Estas son las encargadas de arrancar el ordenador, el sistema y todos los componentes para que el ordenador pueda funcionar. Además, también cuenta con una configuración básica y de bajo nivel para optimizar el funcionamiento básico del PC, como hacer overclock o elegir qué disco duro arranca primero.

Desde siempre, la forma clásica de entrar en la BIOS era pulsar una tecla (F2, F8, F12, SUPR, etc, según el fabricante) durante el arranque, o POST, del ordenador, antes del sistema operativo. Sin embargo, los nuevos sistemas UEFI y los nuevos ordenadores arrancan tan rápido que muchas veces es imposible entrar a esta configuración de esta forma.

Desde la llegada de Windows 10, además, la cosa se complica. El sistema UEFI junto con Secure Boot, toman el control del equipo desde que pulsamos el botón y nos impiden entrar en esta configuración por seguridad.

UEFI ASUS

Por suerte, a día de hoy existen otras formas mucho más intuitivas, menos rudimentarias, para entrar en la configuración del sistema operativo. Estas formas vamos a verlas a continuación.

Qué podemos hacer desde la BIOS/UEFI

La BIOS, o UEFI, si tenemos un PC relativamente moderno, es, a grandes rasgos, el menú de configuración básico de nuestro PC. Dependiendo de la gama de PC que tengamos podremos hacer más o menos cosas. Pero, a grandes rasgos, todos los ordenadores nos van a permitir aplicar una serie de ajustes desde este panel.

Por ejemplo, uno de los aspectos básicos que vamos a poder configurar desde este menú es el arranque del PC. Vamos a poder elegir qué disco duro queremos que arranque por defecto cuando encendamos el ordenador para poder elegir cómo cargar los sistemas operativos.

También vamos a poder cambiar la hora del PC, y aplicar ajustes de overclock al procesador y a la memoria RAM. Algunas placas también ofrecen la posibilidad de configurar el consumo de energía, realizar un OC automático e incluso configurar la iluminación RGB del PC, en caso de que la tenga. También vamos a encontrar todo tipo de parámetros para activar o desactivar relacionados con la placa y la CPU, aunque uno de los más básicos es la posibilidad de activar las funciones de virtualización de la CPU.

Por último, Los sistemas UEFI nos permiten también actualizarla directamente desde un USB, e incluso desde Internet, para poder mejorar el rendimiento y la compatibilidad generales del PC.

Cómo abrir la configuración de la BIOS o UEFI desde Windows 10

Windows 10 cuenta con una serie de opciones para poder entrar en esta configuración básica de nuestro ordenador fácilmente. A continuación vamos a verlas todas ellas para poder usar la que más nos guste. Todas ellas al final terminan en el mismo punto.

Reinicia tu PC en la UEFI desde CMD

Aunque Windows está pensado para utilizarlo de forma gráfica, también podemos llevar a cabo muchas tareas desde símbolo de sistema, o CMD. Para ello, lo primero que haremos será abrir una ventana de CMD con permisos de administrador en nuestro ordenador y ejecutar el siguiente comando:

shutdown /fw /r

El parámetro fw indica que queremos que en el reinicio se abra la configuración de la UEFI, mientras que el parámetro r indica que queremos reiniciar ahora el PC.

Al pulsar intro, Windows se reiniciará. Cuando nuestro ordenador vuelva a arrancar, podremos ver o bien la configuración de la UEFI directamente, o un menú desde el que podremos acceder a ella.

Shift + Reiniciar nos lleva a las opciones de recuperación

Desde el menú inicio todos los días solemos apagar o reiniciar nuestro ordenador. Estas son las opciones más básicas y esenciales de Windows, algo que todos sabemos. Si hay actualizaciones disponibles, en Windows nos aparecerá la opción de «actualizar y reiniciar» o «actualizar y apagar», pero poco más.

Si pulsamos la tecla shift al hacer clic sobre el botón de reiniciar, podemos dar un nuevo uso a esta opción. Concretamente, al hacerlo, nuestro ordenador se reiniciará directamente a las opciones avanzadas de Windows.

Opciones UEFI Windows 10

Aquí vamos a encontrar una opción llamada «UEFI Firmware». Si seleccionamos esta opción podremos acceder directamente a la configuración de la UEFI.

Los ajustes de Windows nos permiten abrir la configuración de la UEFI

Igualmente es posible llegar a este apartado de configuración de Windows desde las opciones de recuperación de Windows 10. Para ello, abrimos el menú de Configuración del sistema operativo, abriremos el apartado de «Actualización y seguridad > Recuperación» y seleccionamos la opción de reiniciar el ordenador en modo Inicio Avanzado.

Reinicio avanzado Windows 10

El resultado, al final, es el mismo que el anterior. Podremos ver el apartado de recuperación de Windows 10 y desde él vamos a poder acceder a la configuración de la BIOS o UEFI de nuestro PC.

¿Podemos configurar la BIOS o UEFI directamente desde Windows 10?

Las BIOS clásicas controlaban la configuración básica y de bajo nivel del ordenador. Por ello, era imposible configurarlas desde el propio sistema operativo. Los sistemas operativos antiguos, como Windows XP, tampoco estaban diseñados para este fin.

Sin embargo, los tiempos cambian. Los sistemas UEFI, además de controlar el funcionamiento del hardware y otros elementos básicos para que el ordenador funcione correctamente, también tiene funciones extendidas a las que se puede acceder desde un sistema operativo como Windows 10.

No vamos a poder configurar todos los elementos de la UEFI desde Windows, ya que muchas configuraciones deben estar ya ajustadas antes del arranque del PC. Sin embargo, si el fabricante lo permite, sí que vamos a poder acceder a algunas funciones y características concretas, como a los sistemas de iluminación, al overclock, a las opciones de energía o a los ventiladores. También es posible (aunque no recomendable) actualizar la UEFI de muchos fabricantes desde Windows.

No todos los fabricantes ofrecen software para poder realizar estas tareas y configuraciones. Para averiguar si nuestro modelo es compatible con esta función simplemente debemos ir a la web principal del fabricante y buscar en el apartado de software si ofrece estas herramientas.

Por último, os recomendamos que si no sabemos lo que estamos haciendo, es mejor no cambiar la configuración de la UEFI, ya que si lo hacemos puede que nuestro ordenador empiece a funcionar peor. Incluso puede que deje de funcionar.

Otros usos de UEFI: activar el TPM

Dentro de la UEFI podemos encontrar una gran cantidad de opciones avanzadas para controlar el funcionamiento de la placa base, la CPU, la RAM y otros componentes de hardware. Sin embargo, hay un elemento que ha ganado una gran popularidad últimamente: el TPM. Este chip, que viene incluido en ordenadores nuevos y solo de gama alta, se ha convertido en un requisito esencial para poder instalar Windows 11 en un ordenador. Sin él, no vamos a poder disfrutar del nuevo SO de Microsoft.

Activar TPM 2.0 placa base

Los ordenadores que no tengan este chip en la propia placa del PC no van a poder hacer nada. Sin embargo, aquellos que sí lo tengan, pero lo tengan desactivado (suele venir así por defecto) tendrán que activarlo manualmente. Y para ello tendremos que entrar en la UEFI, perdiendo el miedo (o respeto) que le podamos tener.

Como cada UEFI es diferente no hay unos pasos fijos a seguir para poder activar esta funcionalidad en los ordenadores para poder instalar Windows 11. Lo único que podemos hacer es movernos por los menús en busca de una opción como la que acabamos de ver. Las descripciones de las funciones nos ayudarán a saber qué estamos haciendo.

La UEFI tiene un virus: ¿Qué hago?

Generalmente, los virus suelen afectar un sistema operativo concreto, como Windows. Esto se debe a que, al ser un sistema de alto nivel, es fácil ejecutarse y no tiene restricciones en cuanto al acceso a los recursos. Infectar un sistema de bajo nivel, como la BIOS o UEFI, es mucho más complicado, y requiere de técnicas mucho más complejas. Pero no es imposible. Existen virus que infectan el firmware de los PCs y que, al hacerlo, son capaces de tomar el control del Kernel de Windows y se casi indetectables.

En caso de que nuestra BIOS o UEFI se haya infectado por un malware (y seamos capaces de detectarlo, aunque sea por sospechas) solo nos queda hacer una cosa: reinstalar el firmware del PC. Debemos bajar de la web principal del fabricante la última versión del firmware, de la BIOS o del UEFI, e instalarlo a mano en nuestro ordenador. Al hacerlo, sobrescribiremos las líneas maliciosas y el malware desaparecerá.

¡Sé el primero en comentar!