¿No te gusta la flecha de los accesos directos de Windows? Elimínala

Si somos usuarios de un ordenador con Windows es probable que contemos en nuestra pantalla de Escritorio con determinados accesos directos a las aplicaciones que más solemos usar en nuestro día a día. Cada uno de estos accesos directo cuenta con una pequeña flecha superpuesta que nos permite diferenciarlo de los archivos ejecutables originales, de forma que es la manera más inconfundible de que estamos ante un acceso directo. En cambio, son muchos los usuarios a los que esta flecha les resulta molesta y antiestética, algo que Microsoft no ha mejorado con los años. Por ello, hoy os vamos a enseñar como poder eliminar las flechas de todos los accesos directos del Escritorio en Windows 10.

Para realizar todo tipo de cambios estéticos en el sistema operativo, existen una gran variedad de aplicaciones. El problema de estas, es que suelen realizar también más cambios de los debido, lo que pueden provocar que con el tiempo lleguen a perjudicar tanto el rendimiento con la estabilidad del mismo.

Por ello, no será necesario utilizar una aplicación de terceros para eliminar las antiestéticas flechas de los accesos directos. Bastará, simplemente, con realizar un pequeño cambio en el registro de Windows. De esta forma podremos cuidar la estética de nuestro sistema operativo hasta el más mínimo de detalle y, aunque parezca complicado, no requiere de ninguna complejidad, por lo que pueden llevarlo a cabo todo tipo de usuarios.

Crear rápidamente accesos directos personalizados

Antes de hablar de los elementos que forman parte de un acceso directo que usamos en el sistema operativo de los de Redmond, tenemos que saber gestionarlos. Lo primero que debemos saber es que estos son elementos que se crean automáticamente al instalar algún software en el sistema, pero que igualmente podemos crearlos nosotros de manera manual. Eso es precisamente lo que os vamos a hablar a continuación para que podáis gestionar vuestros propios archivos de este tipo.

Decir que generalmente cuando instalamos una nueva aplicación en Windows, la misma nos suele dar la posibilidad de crear un acceso directo por ejemplo en el escritorio. Este es un paso que normalmente es opcional, todo dependerá del uso más o menos extendido que tengamos pensado hacer de ese software en concreto. Ese es el uso habitual de estos elementos, pero como no podía ser de otro modo también tenemos la posibilidad de crear los nuestros propios. Por ejemplo, si necesitamos un determinado acceso directo desde el escritorio de Windows, no tenemos más que pulsar con el botón derecho en algún espacio vacío del mismo.

A continuación, en el menú desplegable que aparece en pantalla seleccionamos la opción de Nuevo / Acceso directo. Esto nos dará paso a una nueva ventana donde debemos, en primer lugar, especificar la llamada. Esta se puede corresponder a un fichero, por lo que especificamos cuál es su ruta de disco, o incluso una funcionalidad del sistema.

De hecho, para facilitarnos las cosas en este sentido el propio sistema nos ofrece un botón llamado Examinar para que podamos movernos por las unidades de disco en busca de los contenidos a los que queremos dirigir el acceso directo. Una vez hayamos dado este paso no nos queda más que asignar un nombre al nuevo elemento. No hace falta decir que este nombre debe ser lo suficientemente representativo y claro para que sepamos a lo que estamos llamando desde aquí, además para evitar confusiones el mismo icono vendrá representado con la flecha de la que os hablaremos a continuación.

De qué nos sirven las flechas de los accesos directos

Cierto es que, tal y como os comentamos, estas pequeñas flechas que vemos sobre todo en el escritorio de Windows no son demasiado estéticas en el conjunto. Además, podríamos decir que, de algún modo, estropean el diseño del icono del programa original al que se refieren. Pero a pesar de todo esto, algo que debemos tener en cuenta es que en multitud de ocasiones nos pueden ser de mucha utilidad. Esto se debe principalmente a uno de sus principales cometidos. Este no es otro que el de que podamos distinguir de un solo vistazo, lo que es un icono de un programa, de su acceso directo.

En muchas ocasiones el mismo es igual en cuanto a su diseño, lo que nos puede llevar a confusiones que a veces se pueden convertir en un problema. Por ejemplo, no es lo mismo eliminar un icono de un acceso directo, que el del correspondiente programa, ni mucho menos. Es por ello por lo que, si quitamos la flecha, como vamos a ver, tengamos una especial atención a este tipo de acciones con esos iconos más adelante.

Elimina las flechas de los accesos directos de Windows 10

Para proceder a eliminar las flechas de los accesos directos, deberemos acceder al registro. Para ello pulsaremos el atajo de teclado Windows + R, de forma que abramos el cuadro de Ejecutar. Aquí deberemos escribir «regedit«, y pulsamos Aceptar, para que se abra el editor de registro de Windows 10.

Windows ejecutar regedit

A continuación, deberemos navegar hasta la siguiente ubicación:

HKEY_LOCAL_MACHINE/SOFTWARE/Microsoft/Windows/CurrentVersion/Explorer

Desde aquí pulsaremos en el botón derecho en el Explorador y seleccionaremos «Nuevo». A continuación, seleccionamos «Clave» y nos creará una lista de la izquierda una carpeta a la cual llamaremos «Shell Icons».

Editor de registro Clave

Ahora, debemos de hacer clic en el botón derecho sobre la clave y elegiremos «Nuevo». Posteriormente seleccionamos «Valor de cadena». De nombre le pondremos 29. A continuación haremos doble clic sobre el valor que hemos creado, pulsamos en «Modificar» y en el apartado de Información del valor pegaremos: «%windir%System32shell32.dll,-50«.

Esto ha sido todo, ahora solo nos queda reiniciar el ordenador y una vez arrancado comprobaremos cómo han desaparecido todas las flechas de los accesos directo de nuestro Escritorio. De esta forma obtendremos unos iconos de accesos directos más minimalistas

Accesos directos del Escritorio sin flecha

Volver a activar las flechas en los accesos directos

En el caso de que, a pesar de todo, echemos de nuevo las flechas en los accesos directos o bien que provoquen confusión con el resto de iconos, es posible volver a activar las flechas originarias. Para ello volveremos a ejecutar el Editor de registro de Windows a la ruta:

HKEY_LOCAL_MACHINE/SOFTWARE/Microsoft/Windows/CurrentVersion/Explorer/Shell Icons

Ahora tan solo deberemos de eliminar la carpeta «Shell Icons» que creamos previamente, pulsando sobre ella con el botón derecho y elegir «Eliminar«. Una vez borrada, procedemos a reiniciar el sistema y volverá a aparecer las flechas en los accesos directos del Escritorio.
Iconos de accesos directos en Windows 10

Cambiar las flechas de Windows 10 por las de Windows Vista

En el caso de que desees conservar las flechas en los accesos directos puedes hacerlo. Puede ser que pero te parezcan que son demasiado pequeñas y quieras darle un cambio de look introduciendo una más grande. Existe la posibilidad de cambiarlas por las flechas gigantes que se usaba en Windows Vista. Para ello, debemos volver a acceder al registro a la ruta:

HKEY_LOCAL_MACHINE/SOFTWARE/Microsoft/Windows/CurrentVersion/Explorer/Shell Icons.

A continuación, cambiamos la información del valor 29 por lo siguiente:

%windir%System32/shell32.dll,-16769.

Accesos directos con flechas de Windows Vista

Una vez hecho esto, volvemos a reiniciar al arrancar nuestro ordenador dispondremos de las flechas de Windows Vista en los accesos directos de nuestras aplicaciones en el Escritorio.