Actualiza las DirectX en Windows para aprovechar mejor tus juegos

Debido especialmente a su enorme importancia y penetración de mercado, Windows 10 es un software que debe funcionar bien en la mayoría de los equipos. Para ello se compone de multitud de apartados, funciones y características que logran un conjunto estable y cada vez mejor.

De hecho hay varios de estos apartados del sistema que funcionan en segundo plano y que a veces no somos conscientes de su importancia. Esto es algo que por ejemplo sucede con el elemento del que os hablaremos en estas mismas líneas. De hecho a continuación os hablaremos de algo que lleva una buena cantidad de años entre nosotros con Windows y a lo que a veces no damos la debida importancia.

En concreto nos referimos a las DirectX, algo de lo que seguramente muchos habéis oído hablar, pero no todos sabéis lo que es. Además debido a su importancia, es interesante saber cómo funcionan y se actualizan en Windows para sacar su máximo rendimiento. De hecho podemos afirmar que este es un componente básico en el PC, especialmente para el uso gráfico, como los juegos. Para que os hagáis una idea, en realidad nos referimos a un conjunto de APIs que se instalan entre otras cosas para poder optimizar el funcionamiento de los juegos en Windows. Además igualmente os útiles para otros elementos multimedia como los vídeos, etc.

Qué son las DirectX en Windows

Pues bien, llegados a este punto lo primero que os contamos es que las DirectX son un conjunto de APIs desarrolladas por la propia Microsoft para Windows. El principal objetivo de las mismas no es otro que para facilitar el desarrollo de otros contenidos multimedia por parte de terceros para el sistema operativo.

Estos se centran en el uso de contenidos como juegos y vídeos en el PC para que de este modo estos se ejecuten de la mejor manera. Estas APIs nos vienen acompañando desde el lanzamiento de su primera versión en el año 1995. Así, en estos instantes se podrían considerar como claves a la hora de jugar o utilizar ciertas aplicaciones en Windows. Por todo ello se podría decir que las DirectX son las encargadas de que los juegos estén optimizados en su funcionamiento en Windows.

Sirva como ejemplo de que en el supuesto de que estas APIs no existieran, los desarrolladores de juegos tendrían las cosas bastante complicadas. Más que nada a la hora de lograr que sus proyectos funcionaran de manera óptima en los equipos basados en el sistema de los de Redmond.

Cómo comprobar la versión de DirectX instalada

Pero para esto, además de contar con estas APIs, con el fin de aprovecharnos al máximo de sus funciones, es importante asegurarnos de tener la última versión. Esto es algo que de hecho nos solicitan muchos de los títulos que ejecutamos en nuestros equipos. Y es que gracias a todo esto de lo que os hablamos, los creadores de juegos pueden acceder de manera más efectiva al hardware del equipo. Así se consigue aprovechar los recursos de la mejor manera.

Por tanto, para comprobar la versión de DirectX instalada, os diremos cómo lograrlo. Así, lo primero que debemos hacer llegados a este punto, es lanzar el cuadro de ejecución del propio sistema operativo. Esto es algo que logramos a través de la combinación de teclas Win + R.

Cuadro ejecución

De esta manera, una vez este cuadro aparezca en pantalla, ya podremos ejecutar la función buscada y ver la versión de las APIs mencionadas. Basta con que escribamos el comando DxDiag.exe en el mismo. Pasados unos segundos veremos cómo en pantalla aparece esta herramienta de diagnóstico. En ese momento no tenemos más que situarnos en la pestaña llamada Sistema, donde vemos un apartado que nos muestra la versión de las DirectX.

Versión DirectX

Además esta misma herramienta a la que hemos accedido, nos servirá para localizar posibles problemas relativos a este mismo apartado. No tenemos más que navegar por las pestañas que aquí encontramos para ver si se ha localizado algún fallo en el audio o el vídeo, por ejemplo. Al mismo tiempo aquí también vamos a encontrar información detallada acerca del sistema gráfico con el que contamos en el PC para ejecutar los contenidos multimedia.

Pero tal y como os comentamos antes, aquí es muy importante que mantengamos actualizado este componente. Por tanto a continuación os mostraremos la mejor manera de lograr esto y así disfrutar de los contenidos multimedia en Windows.

Cómo actualizar las DirectX en Windows

Tal y como os comentamos antes, en estas líneas os hablamos de una serie de componentes muy importantes para Windows desarrollados por la propia Microsoft. Por tanto, la manera más sencilla de actualizar DirectX, es a través de la función de Windows Update. De hecho lo habitual es que cuando instalamos las últimas actualizaciones del sistema, igualmente se instala la última versión de este conjunto de APIs. Con todo y con ello, muchos de los juegos que instalamos en Windows, antes de nada actualizan esta última versión de las DirectX por sí solos.

Windows Update Directx

Pero este no es el único método del que podemos echar mano en este sentido. Os decimos esto porque en caso necesario, también podemos descargar e instalar a mano la última versión de las DirectX. De ese modo dispondremos de la última versión en Windows sin actualizar el sistema como tal. Para esto que os contamos lo único que tenemos que hacer es acceder al siguiente enlace desde el navegador.

A continuación no tenemos más que descargar las DirectX de Microsoft a través del asistente que veremos después de pinchar en el botón de Descargar. Esto baja el correspondiente ejecutable al equipo, por lo que una vez descargado lo ponemos ejecutamos y seguimos los pasos indicados para poder disponer de la última versión instalada en nuestro PC de manera sencilla.

Página DirectX

Algo que debemos tener en cuenta es que el proceso de instalación manual de este elemento nos puede llevar unos minutos. Además la versión más reciente descargada ignorara las versiones ya instaladas con anterioridad para así actualizar el sistema en este sentido. Por tanto, como ver, actualizar un elemento de la importancia de las DirectX en Windows, es algo que Microsoft nos facilita en gran medida.