Así puedes evitar que Windows se conecte a Internet sin quitar el cable

Normalmente nuestro ordenador suele estar conectado constantemente a Internet, tanto por cable como por Wi-Fi. De esta manera, siempre que queremos visitar una web, o necesitamos descargar lo que sea, en segundos podemos tenerlo listo en nuestro ordenador. Sin embargo, puede que en alguna ocasión tengamos que desconectar Internet por algún motivo de Internet. Y la verdad es que la cosa se complica, porque los sistemas operativos modernos no están pensados para ello.

Si queremos desconectarnos de Internet, lo primero que seguro que se nos ocurre es desconectar físicamente el cable del PC. O desconectar el adaptador de la red Wi-Fi. Esta es la forma más drástica de quitar toda conexión, aunque también es una de las más molestas, sobre todo si no tenemos acceso al cable (por ejemplo, en un ordenador de sobremesa).

Por suerte, hay varias formas de cortar toda conexión con Internet a nivel de software, desde Windows, sin tener que tocar el cable de red ni desconectar a la fuerza la conexión Wi-Fi de nuestro ordenador.

En un principio podemos pensar, ¿para qué voy a cortar la conexión a Internet? La verdad es que cada vez dependemos más de nuestra conexión. Por lo tanto, cortarla no tiene mucho sentido. A no ser que queramos hacerlo por algún motivo concreto.

Motivos para cortar la conexión

Algunos de los motivos por los que puede ocurrir esto son los siguientes. Por un lado, se puede dar la causa de que tengamos ciertas sospechas de que nuestro sistema operativo haya sido infectado con algún tipo de código malicioso. En los tiempos que corren en la mayoría de las ocasiones esto se produce online, es decir, que este malware nos llega a través de internet. Por tanto, si vemos que el equipo como tal está teniendo algún tipo de comportamiento extraño, lo primero que haremos será cortar la conexión por completo. De esta manera nos aseguramos de que los potenciales delincuentes de internet no puedan acceder a los datos guardados en nuestro ordenador. Y es aquí precisamente donde entra en juego el truco que os vamos a mostrar a continuación.

Pero al mismo tiempo se puede dar el caso de que sencillamente la conexión empieza a fallar, sea cual sea la razón de ello. Esto puede no estar en absoluto relacionado con ningún tipo de código malicioso ni virus. Sencillamente hay alguna configuración o componente hardware que está funcionando mal y que está haciendo que la conexión no funcione como es debido. Por tanto, llegados a este punto y para arreglar el problema ante el que nos enfrentamos, antes de nada, vamos a retirar por completo la conexión del equipo. Vamos a ver cómo podemos llevar esto a cabo de manera rápida y sencilla.

Lo mismo sucede cuando nos disponemos a llevar a cabo determinados cambios a nivel interno en el sistema operativo de Microsoft. Sirva como ejemplo que vayamos a llevar a cabo una serie de trabajos de limpieza en el sistema, o que vamos a eliminar entradas innecesarias del registro. Pues bien, para qué todo esto se lleve a cabo sin posibles intervenciones externas que no nos interesan, lo mejor que podemos hacer aquí es retirar la conexión del equipo en su totalidad.

En determinados casos de los que no os recomendamos abusar, nos podemos encontrar con ciertas aplicaciones potencialmente peligrosas. Con todo y con ello nos podemos ver en la necesidad de ejecutarlas por alguna razón en concreto. Al mismo tiempo si sospechamos que las mismas puedan tener algún activador oculto en forma de código malicioso, deberíamos llevar a cabo una desconexión total del PC. Es precisamente en todo esto es lo que os vamos a intentar ayudar en las próximas líneas, ya que en este caso al no haber conexión evitamos que los ciber delincuentes puedan poner en marcha ese programa de forma remota.

Cortar la conexión a Internet desde el registro de Windows

Sea por el motivo que sea, Windows no tiene una opción general para desconectarnos de Internet. Por lo tanto, a continuación, vamos a ver una serie de trucos por los que vamos a poder cortar nuestra conexión fácilmente.

Hay un método muy rápido para activar o desactivar la conexión a Internet desde el registro de Windows. Para ello, lo que debemos hacer es abrir «regedit» desde el buscador, o Cortana, y desplazarnos hasta la siguiente ruta del registro:

HKEY_LOCAL_MACHINE / Software /Policies /Microsoft / Windows / WcmSvc /GroupPolicy

Aquí debemos buscar un valor llamado «SoftDisconnectConnections». Seguramente no exista, por lo que tendremos que crearlo haciendo clic con el botón derecho sobre el espacio blanco y eligiendo Nuevo > Valor DWORD 32 bits.

Bloquear Internet desde regedit - 1

Le daremos este nombre y listo. Por defecto, SoftDisconnectConnections tendrá un valor de «0», por lo que nuestra conexión a Internet funcionará. Si lo editamos y le damos el valor «1», automáticamente se cortará toda conexión con Internet de nuestro ordenador. Ni Windows ni los programas podrán salir a Internet.

Bloquear Internet desde regedit - 2

Podemos cambiar el valor de esta entrada del registro siempre que queramos, teniendo en cuenta que «0» implica que la conexión funciona, y «1» que estamos desconectados a Internet.

Desactivar Internet desde el panel de conexiones

Otra forma muy rápida y sencilla para desconectarnos de Internet es a través del panel de conexiones de Internet de nuestro PC. Para acceder a él rápidamente, lo que debemos hacer es abrir la ventana de ejecutar (Windows + R) o la barra de búsqueda de Windows y ejecutar el siguiente comando:

ncpa.cpl

Se nos abrirá una ventana con todas las tarjetas de red y conexiones configuradas en nuestro ordenador. Localizamos nuestra conexión a Internet (por Ethernet o Wi-Fi), hacemos clic con el botón derecho sobre ella y elegimos la opción de «Desactivar».

Desactivar conexión a Internet desde panel

Ahora toda la conexión a Internet estará desactivada. Cuando queramos restaurarla, lo que debemos hacer es volver a seleccionar esta tarjeta de red (que aparecerá de color gris) y elegir la opción de «Habilitar».

Desconectar de Internet con el firewall

Si los métodos anteriores nos parecen poco prácticos, o queremos buscar otra alternativa para conectarnos y desconectarnos de Internet más fácilmente, entonces podemos recurrir, por ejemplo, al firewall.

Todos los firewalls que podemos instalar en Windows 10 deben tener un sistema de emergencia. Con él vamos a poder cortar la conexión a Internet fácilmente, con unos clics, y restaurarla cuando nosotros queramos.

Nosotros vamos a centrarnos en el Firewall de Windows 10. Desde este podemos acceder a la configuración del cortafuegos del ordenador, elegir el tipo de red y, dentro de sus opciones, encontrar una que nos permite bloquear todas las conexiones entrantes hacia nuestro ordenador.

De esta forma, se bloquearán las conexiones entrantes de Internet a nuestro Windows, aunque seguiremos pudiendo generar tráfico saliente.

Cambiar Opciones del Adaptador en el menú de Configuración

Accedemos a la Configuración de Windows 10 utilizando para ello el atajo de teclado Windows + i. Una vez dentro accedemos a al apartado de Ethernet o Wi-Fi.

Red e Internet

En la siguiente pantalla, nos situamos en la columna de la izquierda y pulsamos sobre la opción de Ethernet y posteriormente hacemos clic en «Cambiar Opciones del Adaptador».

Cambiar opciones del adaptador

Por último, con el botón derecho seleccionamos en la opción de conexión a internet (Wifi o Ethernet) y le damos a desactivar.

Desactivar conexión de red

Usar software de terceros para bloquear toda conexión a Internet

El programa Tinywall también cuenta con un modo que nos permite bloquear fácilmente la conexión a Internet desde el Firewall de Windows 10 en caso de querer hacerlo.

Cambiar modo de firewall

Además, existen otros programas, como Internet Lock, cuya principal finalidad es precisamente la de bloquear y restringir el acceso a Internet a todo el sistema operativo.