Conecta tu PC con Windows a las redes Wi-Fi ocultas fácilmente

Buena parte de los ordenadores de sobremesa y portátiles con los que trabajamos hoy día cuentan con conexión inalámbrica o vía Ethernet. Si nos centramos en el primero de los tipos, la conectividad vía Wi-Fi ya es de lo más habitual en cualquier equipo. De hecho, sistemas operativos como Windows nos facilitan mucho la conexión a estas redes inalámbricas gracias a las funciones que nos proponen.

Cuando instalamos el sistema operativo de los de Redmond en un nuevo PC, una de las primeras cosas que hacemos es configurar y conectar el nuevo equipo a nuestra red inalámbrica. De ese modo podremos ponernos a trabajar cuanto antes, registrar el sistema, descargar aquello que nos interesa, etc. Como os contamos el propio Windows, así como las distribuciones de Linux, ofrecen multitud de funciones relacionadas con estas conectividades.

Cómo ver las conexiones Wi-Fi disponibles en Windows

Aunque la aplicación de Configuración a la que accedemos mediante la combinación de teclas Win + I, nos permite una gestión completa de estas conexiones, también podemos realizar una gestión más superficial.

Configuración  Wi-Fi

Una vez accedemos a esta aplicación qué os mencionamos, no tenemos más que situarnos en el apartado de Red e Internet / Wi-Fi. Desde aquí podremos controlar multitud de parámetros y configuraciones relacionadas con esta conexión sin cables. Desde esta misma ventana nos encontramos con un enlace que reza Mostrar redes disponibles. Si pinchamos sobre el mismo en pantalla aparecerán todas las en redes Wi-Fi disponibles en nuestro rango. El mismo dependerá de la distancia a la que se encuentren, por lo que probablemente encontremos varias de ellas.

Con todo y con ello lo habitual es que estén protegidas mediante algún sistema de contraseña. Por tanto, podremos ver su identificador, pero no podremos utilizarlas si no conocemos esa clave de acceso. De hecho, para ver estas mismas en redes disponibles de una manera más rápida y sencilla, tenemos una posibilidad. Desde la barra de tareas del sistema basta con que pinchemos con el botón principal del ratón sobre el icono de la conectividad. En ese instante igualmente aparecerán las redes disponibles en nuestro rango.

Wi-Fi disponible

Pero lo que debemos de tener muy en cuenta es que en este mismo rango cercano a nuestra posición puede haber algunas redes Wi-Fi ocultas. Precisamente por esta misma razón os vamos a enseñar cómo podéis conectaros a las mismas.

Cómo conectar Windows a una red Wi-Fi oculta

lo primero que debemos saber en este mismo sentido es que por su naturaleza, las redes Wi-Fi ocultas no pueden utilizarse de la forma convencional como el resto. De hecho, estas están diseñadas y configuradas para permanecer ocultas para el resto de los usuarios dentro del rango de acceso. Así, por efecto permanecen fuera de la vista de la mayoría de los usuarios. Esto se traduce en que cuando tenemos alguno de los métodos de los que os hablamos anteriormente, no podremos ver estas redes Wi-Fi ocultas dentro del listado de las disponibles.

Llegados a este punto lo que nos podríamos llegar a preguntar es qué podemos hacer si deseamos conectar con una de estas redes Wi-Fi ocultas en Windows 10. En un principio su propio nombre nos indica que las redes Wi-Fi ocultas son redes inalámbricas configuradas para ocultar su SSID de red, es decir, su nombre, para el resto. Como tales, este tipo de redes no aparecen en la sección Wi-Fi del equipo tal y como demostramos anteriormente.

Otro apartado muy importante que debemos tener en cuenta en este sentido es que para conectar a una red Wi-Fi oculta, vamos a necesitar algo más que la contraseña, como es habitual. En este caso concreto vamos a necesitar conocer el nombre de la red en cuestión, el tipo de seguridad Wi-Fi que implementa, el tipo de cifrado y su contraseña. Como es fácil imaginar estos son datos que nos tendrá que proporcionar el administrador de esta.

Acceder al apartado de conexiones de Windows

Pues bien, en el caso de que en un momento determinado y por la razón que sea necesitéis acceder a una de estas redes ocultas, vamos a ayudaros. Eso sí es imprescindible disponer de los datos que os mencionamos anteriormente para lograrlo.

Una vez con esta información en nuestro poder lo primero que hacemos para conectarnos a una red inalámbrica oculta en Windows 10, es hacer clic con el botón derecho en el icono mencionado antes de la esquina inferior derecha de la Barra de tareas. En el menú contextual que aparece seleccionamos la opción de Abrir configuración de red e Internet.

Configuración de red e Internet

A continuación, hacemos clic en Acceso telefónico dentro de la nueva ventana que aparece. Esto es algo que en concreto encontramos en el panel del lado izquierdo. Tras ello tendemos que pinchar en Configurar una nueva conexión.

Configurar una nueva conexión

Configurar una nueva conexión de Wi-Fi oculta

En ese momento en pantalla aparecerá una nueva ventana emergente, donde no tenemos más que seleccionar la opción de Conectarse manualmente a una red inalámbrica. Tras esto tenemos que hacer clic en el botón Siguiente.

Conectarse manualmente

En la nueva ventana en la que nos encontramos entonces, ya cuando nos veremos en la obligación de introducir los datos suministrados por el administrador de esa red. En concreto nos referimos a la información que mencionamos anteriormente para poder conectarnos a la Wi-Fi oculta. Aquí el sistema operativo nos va a solicitar el nombre de la red, el tipo de seguridad que utiliza la misma y la clave de seguridad.

Os recomendamos marcar la casilla de verificación en Conectarse aunque la red no difunda su nombre. Lo mismo deberíamos hacer con la casilla Iniciar esta conexión automáticamente.

Iniciar esta conexión automáticamente

Una vez que pulsemos en el botón Siguiente, el equipo con Windows se conectará automáticamente a la red oculta que hemos especificado. Otro aspecto que debemos tener muy en cuenta es el siguiente. Y es que las redes Wi-Fi ocultas añaden una sobrecarga innecesaria al proceso de conexión en el sistema de los de Redmond. Independientemente del hardware propio del equipo, , conectarse a una red oculta puede ser un tanto complicado, ya que no sigue el procedimiento habitual. Con todo y con ello, algunas circunstancias pueden obligar al usuario ahechar uso de estas redes, algo que ya os hemos explicado cómo hacer.

1 Comentario