Restaura las carpetas personales de Windows si falta espacio en disco

Cuando instalamos Windows 10 en nuestro equipo desde cero, Microsoft intenta facilitarnos las cosas en la medida de lo posible. Es por ello por lo que desde el principio nos encontramos con una serie de funciones predeterminadas, aplicaciones instaladas y carpetas predefinidas. Con todo esto lo que se intenta es que empecemos a trabajar con el sistema operativo lo antes posible sin tener que hacer cambios ni personalizaciones.

Claro está que luego más adelante con el paso del tiempo podremos ir cambiando todo lo que deseemos para adaptar el software a nuestras necesidades. Sin embargo, especialmente para los usuarios noveles, todo lo que nos ofrece Microsoft de forma predeterminada al instalar Windows 10 será muy de agradecer. Este es el caso, como os comentamos, de las carpetas personales que normalmente utilizaremos aquí.

Y es que desde el principio los de Redmond crean una estructura de archivos y carpetas predefinidos para así facilitarnos el trabajo con los documentos propios. Estas son las que se consideran como la Biblioteca de Windows, una serie de carpetas que ya vienen creadas y que nos sirven para almacenar contenidos propios dependiendo de su tipo. Tal y como probablemente os resulte más que familiar, aquí nos encontramos con una para imágenes, documentos, fotos, vídeos, etc.

Biblioteca Windows

Pero se puede dar el caso de que estas carpetas de la Biblioteca de Windows no se abran correctamente. Por tanto esto se puede convertir en un serio problema, más si las utilizamos de manera habitual para guardar nuestros archivos correspondientes. Llegados a este punto lo mejor que podemos hacer es restaurar la ubicación predeterminada de estas carpetas de la Biblioteca. Esto es precisamente de lo que os vamos a hablar a continuación.

Cómo abrir las carpetas de la Biblioteca de Windows

Algo que debemos saber es que sin razón aparente alguna en ocasiones estas carpetas nos fallan. Sirva como ejemplo que alguna de ellas empiece a actuar de forma extraña cuando la ubicación de disco está dañada. Por tanto para no perderlas de manera definitiva lo mejor que podemos hacer es que vuelvan a su ubicación original donde las colocó Microsoft. Claro está, para lograr esto que os comentamos lo primero que debemos hacer es localizar la ubicación de disco dónde están almacenadas estas.

Cabe mencionar que por defecto estas carpetas de la Biblioteca se guardan en la siguiente ruta de Windows:

C:/Users/USUARIO

Tal y como os comentamos antes, esta es la ubicación de disco por defecto donde Microsoft coloca dichas carpetas de manera predeterminada. Sin embargo, muchos usuarios más adelante suelen cambiar la ubicación de estas carpetas si les interesa o por comodidad. Si hemos hecho esto antes y el acceso a estos contenidos no es correcto, vamos a solucionarlo. Ahora lo que debemos hacer es restablecer la ubicación, algo para lo que os vamos a ayudar.

Eso sí, en primer lugar, tenemos que abrir la carpeta de la Biblioteca que vamos a cambiar en el PC. Sin embargo, se puede dar el caso de que en su momento cambiamos la ubicación y ya no vemos estas carpetas en la ruta predeterminada descrita antes. Es por ello por lo que os vamos a mostrar la manera de acceder a cada una de ellas de forma mucho más directa. Esto nos ahorrará el tener que andar navegando por el Explorador en busca de estas.

De esta manera, en el caso de que no podamos encontrar la carpeta de la Biblioteca que desea abrir para cambiar su ubicación, pulsa la combinación de teclas Win + R. Esto abrirá una nueva ventana dónde nos encontramos con el cuadro de diálogo de ejecución de Windows. en el mismo no tenemos más que introducir los siguientes comandos dependiendo de la carpeta a la que queremos acceder.

Para abrir el Escritorio del usuario actual:

shell:desktop

Acceder a la carpeta Documentos de la biblioteca de Windows:

shell:personal

Abrir la carpeta Descargas del sistema operativo:

shell:downloads

abrir descargas

Cómo acceder directamente a la carpeta Música de la Biblioteca:

shell:my music

Para abrir imágenes de Windows:

shell:my pictures

Acceder directamente a la carpeta de Vídeos:

shell:my videos

Cómo abrir la carpeta de Contactos de la Biblioteca:

shell:contacts

De esta manera lo que realmente hemos conseguido es acceder de manera directa y sin pasar por el Explorador de archivos a la carpeta de la biblioteca que nos interesa cambiar de ubicación. Ahora lo que vamos a ver es cómo hacer que cada una de ellas vuelva a su ubicación de disco predeterminada por Windows.

Restaurar la ubicación las carpetas personales de Windows

Este paso que os vamos a mostrar a continuación lo tendréis que llevar a cabo con cada una de las carpetas que queráis devolver a su ruta original en Windows. Pues bien, después de abrir la carpeta que nos interesa en cada caso en el PC, tal y como vimos antes, hacemos clic con el botón derecho del ratón sobre un lugar en blanco. En ese momento aparecerá en pantalla el correspondiente menú contextual de la carpeta en la que nos encontramos. Por tanto, aquí no tenemos más que seleccionar la opción de Propiedades.

En ese momento aparecerá una nueva ventana compuesta de varias pestañas. Para el cambio que nos interesa en este caso a nosotros, pinchamos en la pestaña llamada Ubicación. Como os podréis imaginar ahora ya solo nos queda hacer clic en el botón Restaurar predeterminados.

Pestaña ubicación

Por último, ya solo nos queda pinchar en Aceptar para que se apliquen los cambios aquí. Debería aparecer una ventana emergente con un botón que debemos aceptar para que se cree la carpeta Biblioteca correspondiente en la nueva ubicación predeterminada. A continuación, el propio sistema nos preguntará si deseamos mover todo el contenido de la ubicación actual a la nueva. Por tanto, si quieres que todos esos archivos se muevan a la nueva ubicación de disco por defecto, lo aceptamos para que se lleve a cabo.

Ya vemos que el proceso de cambio de ubicación de las carpetas de la biblioteca de Windows es muy sencillo. Sin embargo, si en su momento las movimos en el disco duro, lo que debemos saber es que este movimiento que os hemos explicado lo tendremos que hacer para cada una de las carpetas. Aunque el proceso sea un poco tedioso, lo cierto es que se lleva a cabo en pocos segundos.