Optimiza y ajusta los DPI de tu ratón desde Windows, sin otros programas

Optimiza y ajusta los DPI de tu ratón desde Windows, sin otros programas

David Onieva

El ratón es uno de esos elementos que usamos de manera constante cuando estamos con nuestro ordenador, por lo que debe funcionar a la perfección, especialmente en Windows. Esto es algo similar a lo que sucede con el teclado o la pantalla que tenemos conectados al PC.

Y es que este es un dispositivo que usamos para casi todo, para jugar, navegar por Internet, movernos por el propio sistema operativo, etc. Eso sí, si somos habituales en los mencionados juegos para PC o programas de diseño o retoque, la importancia del ratón se incrementa en este caso. Esto se debe a que para este tipo de uso, la manejabilidad del ratón tiene más importancia que nunca.

Mejora el uso del ratón en Windows 10 para que sea más preciso

De este modo, si eres nuevo en el mundo de los juegos para PC o has estado jugando pero no sientes que este elemento funcionara bien, tenemos una solución. Lo mismo sucede si no estamos cómodo al usar este periférico en cualquier otro programa en Windows. En concreto nos referimos a la posibilidad de cambiar los DPI para mejorar su funcionamiento. En concreto, cuando nos referimos a los DPI, en realidad os hablamos de la sensibilidad del mismo. Así, este pequeño ajuste puede ayudar a mejorar el rendimiento del ratón en un juego o en cualquier otra aplicación que necesite precisión del puntero.

Eso sí, el hecho de que necesitemos aumentar o disminuir los DPI del ratón en Windows va a depender en gran medida de las necesidades de cada uno. Como decimos, esto es algo útil para los jugadores, sin embargo, si no es el caso pero igualmente no estamos del todo cómodos con el rendimiento de este elemento, merece la pena probar los ajustes que os mostraremos. Llegados a este punto, si deseamos probar este cambio en el ratón lo primero será abrir la aplicación Configuración de Windows 10.

Esto lo logramos a través de la combinación de teclas Win + I, donde nos situamos en el apartado de Dispositivos, y luego en Mouse del panel de la izquierda. Entonces, a la derecha buscamos una opción llamada Opciones de mouse adicionales, donde hacemos clic para acceder al enlace.

Configuración windows 10

En ese momento se abrirá una nueva ventana, que en realidad se trata de la antigua configuración del ratón que veíamos en Windows 7 y 8.1. Esto se debe que por el momento Microsoft aún no ha migrado esto a la aplicación de Configuración. Pues bien, como vemos, en la pestaña Opciones de puntero, hay dos configuraciones que tenemos la posibilidad de cambiar y que son las que nos interesan ahora.

Ajusta la configuración de este periférico en Windows

La primera una barra de desplazamiento que básicamente se refiere a la sensibilidad del ratón. Esta dicta la velocidad del mismo y cuánto espacio de pantalla cubre el cursor cuando lo movemos. Eso sí, debemos hacer varias pruebas en este sentido hasta que demos con el punto ideal y que más nos interesa.

De hecho podemos probar diferentes velocidades para ver cuál es la que mejor se adapta a lo que necesitamos en cada caso. Por otro lado también nos encontramos con un control que se encuentra justo debajo de esta barra de deslizamiento. En concreto nos referimos al llamado Mejorar la precisión del puntero, que por defecto viene activado.

Precisión ratón

En realidad esta funcionalidad que aquí encontramos está pensada para evitar que se haga clic en los espacios vacíos. Así esto permite que el sistema operativo “adivine” dónde vamos a hacer clic aunque el cursor esté a unos pocos píxeles de distancia. Decir que por ejemplo para los juegos esto es más bien un obstáculo, por lo que en este caso os recomendamos desactivarlo.

Qué conseguimos mejorando la precisión del puntero

Debemos tener muy en cuenta que el ratón es uno de los periféricos que más usamos en los PCs de sobremesa. De ahí precisamente la importancia de usar el más adecuado en cada caso, y además configurarlo de la mejor manera. De hecho es uno de esos periféricos en los que merece mucho la pena invertir un poco más, para así disponer de un producto de calidad media / alta.

Pero al margen de lo que gastemos, también es importante que adaptemos su comportamiento a nuestras necesidades en el trabajo diario con el PC. Hay ciertos trabajos profesionales, como por ejemplo aquellos que están directamente relacionados con el diseño, que requieren de un uso casi constante de este componente. Al mismo tiempo es casi imprescindible que la precisión del mismo sea perfecta, de ahí los cambios que os acabamos de mostrar.

Por tanto, en pocos segundos y con tan solo un par de pruebas que llevemos a cabo, la experiencia de uso con el ratón será mucho mejor. Pero esto no solo lo podemos extrapolar al sector profesional, sino también al ocio. Os decimos esto porque, como seguro que muchos de vosotros ya sabréis de primera mano, en determinados juegos de PC igualmente vamos a necesitar de esa precisión de la que os hemos hablado. Esto es algo que se hace especialmente patente en los shooters, por ejemplo. Más ahora que la plataforma PC para jugar ha crecido tanto estos últimos años.

Por tanto, nos encontremos en un caso o en otro, o tan solo queramos ganar eficiencia de uso con nuestro ratón, os recomendamos seguir los pasos anteriormente descritos.