Mejora el funcionamiento de Windows limpiando la memoria caché

Son muchos los componentes de nuestro PC los que afectan de manera directa al funcionamiento de un sistema operativo como es Windows 10. Tanto el procesador, como el apartado gráfico o los discos, afectan a su rendimiento, pero en este caso nos queremos centrar en la memoria caché.

Y es que al hablar de los diferentes elementos que forman parte de nuestro PC con Windows, la memoria es uno de los más importantes. Hay que tener en cuenta que el propio sistema operativo y sus procesos gastan memoria. Lo mismo sucede con los programas que instalamos y ejecutamos en el mismo. Así, cuantas más aplicaciones tengamos en funcionamiento, más memoria del PC se gastará.

De qué sirve borrar la memoria caché de Windows 10

En ciertas ocasiones cerrar algunas de estas las aplicaciones puede ayudar, pero a veces, la memoria puede seguir ocupada. Esto, como os podréis imaginar, puede afectar de manera directa al rendimiento del equipo, especialmente si este de entrada ya es un tanto limitado o antiguo.

Llegados a este punto os diremos que en estos casos, algo tan sencillo como limpiar la memoria caché de Windows 10 no será de ayuda a la hora de liberar RAM. Es precisamente de todo esto de lo que os queremos hablar en estas mismas líneas. Por tanto a continuación nos disponemos a hablaros de cómo podéis borrar la memoria caché en Windows 10 y optimizar su funcionamiento.

Por tanto, siguiendo los pasos que os vamos a mostrar en estas mismas líneas, conseguiréis que la caché del sistema quede vacía de nuevo. Esto ayudará a mejorar la fluidez de funcionamiento de Windows en términos generales, algo que podemos lograr en pocos segundos.

Cómo borrar la caché de Windows de manera sencilla

Nos disponemos a hablaros de varios métodos que os será de mucha ayuda para llevar a cabo esta limpieza de caché de la que os hablamos. Todos ellos suelen ser igual de efectivos, por lo que no tenemos más que elegir el que más nos interese en cada caso. Además en términos generales lograremos llevarlos a cabo rápidamente y así lograr mejorar la fluidez de funcionamiento del sistema y las aplicaciones instaladas.

Reiniciar el PC para borrar la caché rápidamente

Tal y como suele ser habitual en multitud de ocasiones a la hora de resolver problemas en Windows, un reinicio del equipo lo puede solucionar rápidamente. Esto es algo que igualmente podemos probar en el caso que nos ocupa. Y es que, como muchos ya sabréis, la mayoría de los problemas en el PC se resuelven si se opta por reiniciar el mismo.

Hay que tener en cuenta que cuando el ordenador se reinicia, elimina todo el contenido de la memoria y comienza de nuevo desde cero. Así, en el caso que la memoria siga ocupada incluso después de salir de un programa en concreto, una de las decisiones que podemos tomar es reiniciar todo el equipo. Esto es algo que podemos llevar a cabo desde el menú Inicio, por ejemplo, donde encontramos la opción de Apagado o reinicio.

Reiniciar PC

Cerrar programas y procesos en el Administrador de Tareas

En el supuesto de que hayamos cerrado aquellos programas que ya no vamos a usar, al menos por el momento, para liberar memoria, esto no siempre funciona. Se puede dar el caso de que aunque hayamos cerrado el programa, este podría estar ejecutándose en segundo plano. En ese caso tendremos que tomar medidas más drásticas. Para ello abrimos el Administrador de Tareas usando la combinación de teclas Ctrl + Shift + Esc.

Ahora, en la ventana que aparece, tenemos la posibilidad de ordenar los programas en función de la memoria que consuman pinchando en la correspondiente columna. Así, si vemos un programa que está ocupando mucha memoria y que pensábamos que estaba cerrado, no tenemos más que hacer clic con el botón derecho del ratón sobre el mismo. En el menú contextual que aparece seleccionamos la opción de Finalizar tarea.

Finalizar tarea

Eliminar programas de inicio de Windows

Son varios los programas que de manera automática se inician junto al propio sistema operativo una vez que encendemos el PC. Estos en ocasiones nosotros mismos los establecemos y programamos de ese modo, aunque no siempre. Por tanto, si queremos liberar caché y el reinicio del PC, como vimos antes, no sirve de nada y además el equipo tarda mucho en poder utilizarlo, eso es por culpa de estos programas de inicio.

Decir que a medida que se instalan programas y aplicaciones en el sistema, algunos de estos se colocan para iniciarse cuando Windows arranca, por lo que se reservan parte de la memoria. Por tanto, si tenemos demasiados aquí, siempre tendremos poca memoria en el PC. Para solucionarlo de nuevo abrimos el Administrador de tareas usando las teclas Ctrl + Shift + Esc, pero en este caso nos situamos en la pestaña de Inicio.

deshabilitar inicio

Una vez en la mismas, hacemos clic con el botón derecho del ratón en los programas que no necesitamos nada más arrancar el ordenador y así los desactivamos.

Reducir el uso de efectos visuales para liberar memoria caché

Hay que tener en cuenta que los efectos visuales que por defecto vienen activados en Windows, siempre ocupan memoria caché. Es por ello que si nos encontramos en la situación comentada en estas líneas y deseamos liberar parte de la misma, siempre podemos desactivarlos. Por tanto, para lograr esto que os comentamos, la forma más fácil de lograrlo es usando la combinación de teclas Win + X, donde seleccionamos la opción de Sistema.

En la ventana que aparece a continuación, hacemos clic en el enlace Configuración avanzada del sistema que vemos en el panel derecho de la misma. Aquí ya podemos nos fijamos en el apartado de Rendimiento y pulsamos en el botón de Configuración. Aquí ya podremos desactivar todas las animaciones y efectos que consideremos para liberar memoria.

efectos visuales memoria caché

Todos estos pasos que os hemos mostrado, nos ayudarán a, de un modo u otro, liberar memoria caché en Windows y así mejorar su rendimiento. En el caso de que trabajemos con un PC antiguo, o un tanto limitado en lo que se refiere a la RAM instalada, esto seguro que será de mucha ayuda. Por el contrario, en equipos más modernos o de alta gama, esto no es tan necesario.