Abre ficheros o ejecuta programas directamente al arrancar Windows 10 modificando solo una carpeta

Por regla general, al sentarnos frente al PC lo primero que hacemos es arrancar el equipo con Windows 10. Por tanto, en el caso de que deseemos ejecutar una aplicación o abrir un archivo al iniciar el sistema, podremos agregarlos a la carpeta de inicio del sistema.

Del mismo modo, cualquier aplicación que esté configurada para ejecutarse al arrancar se agrega a esta misma carpeta, pero veamos cómo personalizarla. Y es que normalmente la mayoría de las aplicaciones que necesitan ejecutarse al iniciar el sistema ya tienen una opción incorporada para hacerlo. Dicho esto, cualquier cosa que esté en la carpeta de inicio que vamos a ver, se ejecutará al arrancar el PC con Windows.

Por tanto, si queréis que estas acciones se lleven a cabo, a continuación vamos a ver cómo agregar elementos modificando esta carpeta de inicio de Windows 10. En principio lo más importante que necesitamos saber sobre esta carpeta, es su ubicación. Por tanto, para poder situarnos en esta carpeta de inicio que nos interesa, hacemos uso de la combinación de teclas “Win + R”. En el nuevo cuadro de diálogo que va a aparecer en pantalla, introducimos el comando “shell:startup” y pulsamos en Intro.

Esto lo que hace es abrir la carpeta de inicio, pero la que se usa para el usuario actual, no para el resto, si es que los hay en el sistema. Como es fácil pensar, en este momento cualquier elemento de la unidad de disco que movamos a esa ventana, se ejecutará cuando iniciemos sesión en el equipo.

Personaliza los elementos que se ejecutarán al iniciar Windows 10

En el caso de que tengamos otros usuarios configurados en el sistema, estos elementos no se ejecutarán al inicio para ellos. Si deseamos agregar elementos a la carpeta de inicio para todos los usuarios, los pasos a seguir serán otros. Para esto, es decir, para tener una aplicación o un archivo abierto cada vez que cualquier usuario, nuevo, antiguo o ya existente, inicie Windows, accedemos al Explorador de archivos.

Una vez aquí, en la barra de navegación de la parte superior podemos pegar la siguiente ruta: “C:\ProgramData\Microsoft\Windows\Start Menu\Programs\StartUp”. Esta se corresponde a la carpeta de inicio de todos los usuarios, por lo que los elementos que colocamos aquí serán diferentes de los que ponemos en la carpeta de inicio para un solo usuario. Antes de nada debemos tener en cuenta que para hacer cambios en esta segunda opción, evidentemente necesitaremos permisos de administrador.

También es importante saber que las aplicaciones que tienen una opción incorporada para ejecutarse al inicio, no las veremos en estas carpetas. Si queremos deshabilitar estas, eso es algo que podremos realizar desde el Administrador de tareas, en concreto en la pestaña “Inicio”. Por ejemplo, lo explicado aquí nos será de mucha ayuda para que al arrancar Windows 10, directamente se abran ciertos documentos con los que trabajamos habitualmente.

Esto lo que hará es que ahorremos tiempo en la puesta en marcha del sistema, y por tanto ganemos en productividad a la hora de trabajar en Windows 10.