Microsoft aumenta el control sobre las actualizaciones en Windows Update, pero queda por mejorar

Se podría decir que desde que Windows 10 vio la luz allá por el verano de 2015, uno de los mayores problemas que ha encontrado han sido las actualizaciones. Este es un apartado que ha dado muchos quebraderos de cabeza a la firma con sede en Redmond, además es algo que continúa.

Este es un tema un tanto espinoso a todos los niveles, tanto para la firma, como para los usuarios, y para los administradores de sistemas. Además lo peor de todo es que estos problemas se refieren tanto a las actualizaciones de características, como a las acumulativas. Así, estos parches y grandes actualizaciones han sido el centro de muchas críticas que Microsoft ha estado recibiendo. Y no se puede decir que la empresa esté de brazos cruzados, sino que ha intentado solucionarlo de muchas maneras.

Uno de los grandes problemas de los que aquí se ha estado hablando, es acerca de la falta de control sobre las actualizaciones que tienen los propios usuarios. Hay que tener en cuenta que algunos los problemas de calidad en estos elementos, en ocasiones han causado bastantes estragos en muchos equipos. Para los que no lo sepáis, Microsoft publica actualizaciones acumulativas una vez al mes en el conocido Patch Tuesday, que es el segundo martes de cada mes. Luego también tenemos las de características, que se envían aproximadamente cada seis meses.

Pues bien, aunque hasta ahora Windows 10 ya presentaba opciones para retrasar las actualizaciones, esto se hizo de una forma un tanto complicada. La principal razón de ello es que dependía de la edición y versión de Windows 10, algo que no ha ayudado mucho a los usuarios. Este nuevo enfoque en las actualizaciones acumulativas significaba que ya no podíamos instalar las actualizaciones de forma selectiva, o todo o nada.

Actualizaciones opcionales Windows 10

Así mejora Microsoft nuestro control sobre las actualizaciones en Windows 10

Hasta ahora, frente a los problemas con ciertas nuevas versiones del sistema, una de las mejores opciones era bloquear las actualizaciones de Windows. Esto nos permitía instalar tan sólo aquellas que estuviésemos seguros que eran válidas y sin fallos. Sin embargo Windows 10 1903 está cambiando todo ello, aunque todavía hay margen de mejora.

Sin embargo poco a poco estamos viendo que las actualizaciones acumulativas y las nuevas actualizaciones de características ya no se instalan automáticamente cuando se pulsa el botón de búsqueda de actualizaciones. En su lugar, como vemos en la captura adjunta, vemos un listado de “Actualizaciones opcionales disponibles». Esto significa que podemos utilizar el botón para ejecutar una comprobación manual sin temor a instalar una actualización inestable.

Pero claro, estas no pueden evitarse indefinidamente con las opciones incorporadas. Para ello la firma envía actualizaciones a las versiones de Windows 10 que están a punto de quedarse sin soporte. Al mismo tiempo las acumulativas sólo se pueden retrasar durante un cierto tiempo, pero poco a poco la cosa va mejorando.