El administrador de tareas de Windows es una de las herramientas más útiles e imprescindibles para tener controlado el consumo y los recursos de nuestro ordenador. Desde esta herramienta, por ejemplo, vamos a poder ver todos los procesos y servicios que están en funcionamiento en nuestro equipo y, además, poder ver el uso de nuestra CPU, nuestra memoria, el disco duro y la tarjeta de red en tiempo real, pudiendo localizar fácilmente problemas como un uso excesivo del procesador o memoria insuficiente.

Las tarjetas gráficas, o GPU, tienen también una gran importancia en el día a día, sobre todo si solemos jugar con nuestro ordenador. A menudo, es recomendable utilizar herramientas que nos permitan controlar el uso de la GPU para poder ajustar lo mejor posible los gráficos de nuestro juego y poder aprovechar al máximo su rendimiento sin tener caídas de FPS ni otros problemas.

Por desgracia, pese a que el administrador de tareas de Windows 10 es bastante completo, carece de la posibilidad de monitorizar nuestra GPU. O al menos carecía de ella hasta el lanzamiento de Windows 10 Fall Creators Update.

Cómo controlar el uso de la GPU sin aplicaciones de terceros en Windows 10 Fall Creators Update

Microsoft ha incluido en Windows 10 Fall Creators Update una nueva herramienta de rendimiento que nos va a permitir controlar los recursos de nuestra GPU desde el administrador de tareas de Windows. Para ello, lo único que debemos hacer es abrir este administrador de tareas con el atajo de teclado “Control + Shift + Escape” y desplazarnos hasta la pestaña “Rendimiento”.

Si nos aparece el administrador de tareas reducido, podemos ampliarlo pulsando sobre “Más detalle”.

Una vez en la pestaña “Rendimiento” podremos ver un nuevo apartado, debajo de la CPU, la RAM, el disco y la tarjeta de red, llamado GPU.

GPU Windows 10 Fall Creators Update

Como podemos ver, desde aquí vamos a poder ver una gráfica con el uso de la GPU, así como otras dos gráficas con el uso de la memoria dedicada y la memoria compartida de nuestra tarjeta gráfica. También podremos ver la fecha de actualización y versión de los controladores instalados.

Como podemos ver, una herramienta muy útil para poder tener controlada, igual que la CPU y la memoria, el uso de la GPU. Eso sí, debemos tener en cuenta que no es compatible con todas las gráficas y que con algunas, como las integradas o las virtuales (al virtualizar Windows, por ejemplo, en VirtualBox) puede no aparecernos esta opción.

Compártelo. ¡Gracias!