LibreOffice vs FreeOffice: diferencias entre las dos suites

LibreOffice vs FreeOffice: diferencias entre las dos suites

Rubén Velasco

Hay vida más allá de los productos de Microsoft. Y no hablamos solo de Windows, sino también de su suite ofimática. Microsoft Office es la suite de programas (Word, Excel, PowerPoint, etc) más utilizado en todo el mundo. Pero también es uno de los programas más caros que podemos comprar para uso doméstico. Esto hace que muchos usuarios busquen alternativas más baratas, o gratis, para suplir la carencia de este software. Y dos de estas alternativas son LibreOffice y FreeOffice.

LibreOffice es una suite ofimática que nació a raíz de la compra de OpenOffice por parte de Oracle. Esta suite es totalmente gratuita y de código abierto, y busca llevar a los usuarios todas (o la mayoría) de las funciones de la suite de Microsoft de forma totalmente gratuita.

Por otro lado, FreeOffice es una suite ofimática gratuita (aunque privativa) desarrollada por la empresa SoftMaker. Dado que esta compañía tiene una suite ofimática de pago (SoftMaker Office), FreeOffice es una versión limitada de la versión de pago. Pero puede que sea más que suficiente para la mayoría de los usuarios.

Vamos a ver los principales puntos fuertes y débiles de de FreeOffice y de LibreOffice para ver cuál de las dos suites es mejor.

Pros y contras de LibreOffice

LibreOffice con aparienca de Office 2

Podemos bajar LibreOffice desde su página web.

Pros

Entre las principales ventajas de este programa se encuentra el hecho de que, además de ser gratuito, es de código abierto. The Document Foundation, empresa que está detrás del desarrollo de este software, le ofrece un mantenimiento sobresaliente, mejorando su funcionamiento y compatibilidad constantemente.

Esta es una de las suites ofimáticas gratuitas más completas, ya que cuenta con un procesador de textos, una hoja de cálculo, presentaciones y un administrador de bases de datos. Casi lo mismo que nos ofrece Microsoft en su suite. Además, podemos encontrarlo para cualquier sistema operativo de escritorio, aunque aún no ha dado el salto a sistemas operativos móviles.

LibreOffice está traducido a un total de 110 idiomas, y además cuenta con compatibilidad con Microsoft Office, pudiendo abrir sus documentos (aunque alguno deja un poco que desear) y guardarlos en formato de documento de Microsoft. Incluso cuenta con una interfaz (opcional) basada en pestañas muy similar a la de MS Office.

Cuenta con una gran cantidad de extensiones para personalizar el funcionamiento y añadirle nuevas funciones, un buen número de diccionarios y, además, podemos descargarlo portable para llevarlo siempre con nosotros en una memoria USB.

Contras

Una de las primeras pegas que podemos poner a este software es que, aunque es compatible con MS Office, en realidad hay muchos aspectos de dicha compatibilidad que no terminan de ir bien. Lo más común es encontrarnos con que, al abrir un documento DOCX, el formato no se respeta.

Otro contra importante es que el administrador de bases de datos, Base, depende de Java. Esto hace que la suite sea mucho más grande de lo que debería. Además, debido a herencias del pasado, el consumo de recursos es bastante elevado.

Muchas funciones están por debajo de las de Office. Por ejemplo, la edición de vídeo dentro de las diapositivas, o las funciones de las hojas de cálculo.

Pros y contras de FreeOffice

SoftMaker TextMaker

Podemos descargar FreeOffice gratis desde este enlace.

Pros

Sin duda, su principal punto fuerte es la excelente compatibilidad con los documentos de Microsoft Office, algo en lo que LibreOffice falla mucho. Esta suite nos permite abrir doc(x), xls(x) y ppt(x) sin destrozar el formato y diseño del documento original.

En cuanto al consumo, al ser una edición reducida, es bastante más ligera que otras suites similares. Especialmente en Linux. Además, no depende de Java, lo que hace que ocupe menos espacio en el disco duro y se ejecute más rápido que otras suites.

FreeOffice nos permite personalizar la apariencia de los programas, pudiendo usar una interfaz basada en menús, como las versiones antiguas de Office, o una basada en pestañas como la interfaz Ribbon de Office. Podemos encontrar esta suite disponible tanto para Windows como para Linux y macOS. Además, también podemos bajarla en Android.

Contras

Comparando este programa directamente con LibreOffice, el primer contra que nos encontramos es que, aunque es gratis, su licencia es privativa. Y, para poder usar esta suite, debemos registrar nuestro correo.

Además, no estamos ante una versión completa, sino más bien ante una «versión reducida» de SoftMaker Office, que es la suite que realmente compite contra MS Office. En FreeOffice no vamos a encontrar, por ejemplo, un software para gestionar bases de datos. Y, además, las funciones de los programas principales (procesador de textos, hojas de cálculo y presentaciones) están limitadas. Para un uso muy básico puede valer, pero para un uso algo más avanzado debemos pasar por caja para desbloquear las funciones extra.

¿Qué suite ofimática es mejor?

Sin duda, tanto LibreOffice como FreeOffice son excelentes alternativas a Microsoft Office. Las dos nos traen los programas esenciales para poder trabajar, como un procesador de textos, una hoja de cálculo y un programa para presentar diapositivas. Los dos programas son compatibles con los formatos de Office, y podemos usarlos de forma totalmente gratuita.

FreeOffice, por un lado, es un programa más ligero y rápido que LibreOffice, pero a cambio es un programa más recortado ya que está pensado para que los usuarios paguen por SoftMaker Office, la versión completa de esta suite. Además, este ofrece mejor compatibilidad con los documentos de Office.

Por otro lado, LibreOffice es la alternativa por excelencia a Microsoft Office: una suite ofimática completa, totalmente gratuita y de código abierto que nos permitirá olvidarnos de la suite de Microsoft. Por desgracia, esta suite es bastante más pesada que la alternativa de SoftMaker, además de tener problemas de compatibilidad.

Sin duda, ambos programas son excelente. Pero si tuviéramos que elegir la opción más fiel a Microsoft Office elegiríamos LibreOffice, ya que podremos usarla sin toparnos con ninguna restricción que nos tiene a pagar por una edición superior. Salvo que necesitemos una suite ofimática para Android, ya que The Document Foundation aún no ha dado el salto a este sistema operativo en condiciones, y entonces solo podremos elegir FreeOffice.

 LibreOfficeFreeOffice
Procesador de textosSiSi
Hojas de cálculoSiSi
Presentaciones de diapositivasSiSi
Bases de datosSiNo
Editor de fórmulasNoSi
Tomar notasNoNo
Sistemas operativosWindows
Linux
macOS
FreeBSD
NetBSD
Windows
Linux
macOS
Android
LicenciasMPL, GPLv3, LGPLv3-
PrecioGratisGratis