Recupera tu máquina virtual de VirtualBox gracias a las snapshot

Recupera tu máquina virtual de VirtualBox gracias a las snapshot

David Onieva

En los tiempos que corren son muchos los usuarios que se lanzan a probar diferentes sistemas operativos en sus equipos. Esto es algo que se puede hacer al estilo tradicional, o mediante el uso de máquinas virtuales en programas como VirtualBox, por ejemplo.

Y es que ya sea por curiosidad, por temas profesionales, o sencillamente por adquirir conocimientos, hay muchos que echan mano de estas soluciones en concreto. Como quizá muchos de vosotros ya sabréis, estos programas nos van a ser de mucha utilidad en estas tareas a las que os hacemos referencia.

Qué es una máquina virtual

De este modo tenemos la posibilidad de instalar y probar varios sistemas operativos sobre el principal, eso sí, virtualmente. Como os podréis imaginar, esto nos permite instalar y usar distribuciones de Linux en diferentes máquinas virtuales, haciendo uso de estos programas. Eso es algo que, por ejemplo, podemos realizar desde nuestro equipo con Windows, todo ello sin que afecte al funcionamiento de este.

Principal VirtualBox

Eso sí, debemos tener en cuenta que todo ello va a necesitar que reservemos cierta cantidad de espacio en el disco duro, espacio que no podrá usar el sistema principal. Al mismo tiempo hay que saber que estamos virtualizando un sistema operativo completo, con todas sus funciones, lo que tiene un importante consumo de recursos del PC. Pero una vez que sabemos todo esto, decir que la utilidad que nos propone programas como el mencionado VirtualBox que podréis descargar desde este enlace, es mucha.

Así podremos usar y probar, sin problema ni peligro alguno, todo tipo de sistemas operativos y programas en los mismos, sin que afecten al sistema principal. Pero claro, debido a la libertad que todo esto nos presenta, de igual modo se pueden producir ciertos problemas de funcionamiento. Por ejemplo, digamos que estas máquinas virtuales son ampliamente extendidas para probar programas potencialmente peligrosos. Así, al instalar y ejecutar los mismos en un sistema operativo virtual, evitamos que todo ello pueda dañar realmente al sistema principal del equipo.

Cómo crear una snapshot en VirtualBox

Pero claro, al mismo tiempo, lo que sí puede resultar dañado, por esta u otras razones, es la máquina virtual que hemos creado. Así, al igual que sucede en el Windows que usamos normalmente en el PC, el virtual puede dejar de funcionar o arrancar.

Esto se puede deber a múltiples razones, por lo que tendríamos que empezar otra vez desde cero con esa máquina virtual. Esto es una pérdida de tiempo y trabajo, pero os vamos a mostrar una solución alternativa. Para ello podemos echar mano de la funcionalidad llamada snapshot o instantánea en VirtualBox. Esto es algo que vamos a lograr desde la opción de menú Máquina / Tomar instantánea.

VirtualBox - Crear nueva instantánea

Con esto lo que logramos realmente es guardar el estado actual de nuestra máquina virtual. Así, en caso de desastre que no nos permita acceder a la misma en el futuro, podremos volver a ese punto. Es lógico pensar que, con este sencillo paso, evitamos el tener que crear e instalar desde cero el sistema virtual dañado. Por tanto, podríamos decir que es algo similar a guardar una copia de seguridad de este. Eso sí, esto no requerirá espacio adicional en el disco.

Al mismo tiempo vamos a tener la posibilidad de guardar múltiples estados o snapshots de una misma máquina virtual. Por tanto, para ello lo primero que hacemos es acceder a la opción de menú que os mencionamos. A continuación, aparecerá una ventana en la que personalizamos esa instantánea que vamos a crear.

VirtualBox - Hacer Snapshot

Cabe mencionar que con el fin de crear esa snapshot o instantánea, no tenemos más que asignarle un nombre representativo. Al mismo tiempo, algo que nos será muy útil, podremos teclear una descripción de esta. Esto nos será muy útil si tenemos pensado crear varias snapshot de esa misma máquina virtual, ya que nos ayudará a recuperarla más rápidamente.

VirtualBox - Creando Snapshot

Así, como es fácil imaginar, esta es una útil función que es de gran ayuda y que nos ahorrará una buena cantidad de tiempo y trabajo, llegado el caso de que se produzca algún gran problema en la máquina virtual.

Restaurar la máquina virtual

Si no hemos creado un punto de restauración, cuando algo vaya mal (que seguro pasará si experimentamos con la máquina virtual), tendremos que reinstalar el sistema operativo de cero. Sin embargo, si hemos creado estos puntos de recuperación, en cuestión de segundos vamos a poder recuperar la máquina virtual al estado anterior con unos simples pasos.

Lo primero que debemos hacer es apagar la máquina virtual, ya que mientras está encendida no podemos acceder a estas opciones. Una vez apagada, seleccionamos la máquina virtual y podremos ver el apartado de instantáneas. Entramos a él y nos encontraremos con una ventana como la siguiente.

VirtualBox - Restaurar instantánea

Desde ella podremos ver todas las instantáneas que hemos creado (ya que podemos tener varias para cada máquina virtual), así como todas las opciones que podemos configurar dentro de este apartado. Desde aquí vamos a poder crear también una nueva instantánea, pero lo que nos interesan son las otras opciones que nos encontramos:

  • Eliminar: nos permite borrar una instantánea para liberar espacio en el disco duro. Es una opción muy útil cuando las instantáneas de VirtualBox empiezan a ocupar mucho espacio.
  • Restaurar: seleccionando un snapshot, podemos restaurarlo en la máquina virtual para dejarla tal como estaba en ese momento.
  • Propiedades: nos permite conocer todos los detalles del punto de restauración que hemos creado.
  • Clonar: podemos crear una copia de la instantánea de manera que, si realizamos cambios sobre una de ellas, podamos tener un segundo punto para recuperarlo.

El proceso de restauración puede llevar algo más de tiempo ya que se deben deshacer todos los cambios que se realizaron desde la creación del punto hasta el momento al que queremos volver atrás. Cuando el proceso finalice, nuestra máquina virtual estará tal como estaba en el momento de la creación. Es decir, se habrán borrado todas las actualizaciones, los programas instalados, deshecho los cambios que hicimos desde entonces y más. Y, si teníamos problemas, a partir de ahora todo debería volver a funcionar con normalidad.

¡Sé el primero en comentar!