Si ya tienes experiencia con Linux, prueba estas distros avanzadas

Si ya tienes experiencia con Linux, prueba estas distros avanzadas

Rubén Velasco

Cuando recomendamos una distribución Linux, generalmente solemos hacerlo pensando en un usuario estándar, e incluso en usuarios principiantes que nunca antes han estado probando Linux. Esto nos lleva a distribuciones como Ubuntu, Linux Mint o Fedora, distros bastante sencillas pensadas para ahorrarnos la mayor cantidad de quebraderos de cabeza. Sin embargo, a menudo estas distros pueden quedarse cortas para los usuarios más avanzados, quienes siempre buscan ir más allá.

Por supuesto, la sombra de Linux es muy alargada, y eso nos permite encontrar desde distros para los que nunca antes han salido de Windows hasta distribuciones para los usuarios más avanzados que quieren tocar hasta el más pequeño detalle de su ordenador.

Generalmente, estas distribuciones Linux ofrecen a los usuarios avanzados mayor control en la personalización y elección de paquetes que quieren instalar. Con ello, se consigue una mayor estabilidad del sistema y un mejor rendimiento en todo tipo de hardware. Y, por supuesto, también una mayor seguridad. Sin embargo, hay que tener en cuenta que casi todo se debe hacer y configurar a mano, lo que implica que necesitamos los conocimientos, y el tiempo, para ello.

Eso sí, una vez que tengamos configuradas estas distros Linux avanzadas, podemos tener la certeza de que tendremos sistema operativo para mucho tiempo, siempre actualizado y adaptado a nuestras necesidades.

Distros Linux para usuarios avanzados

Arch Linux: la más avanzada para los más avanzados

Arch Linux con escritorio

Arch Linux es una de las distribuciones más seguras, rápidas y estables que podemos instalar en nuestro ordenador. Esta distro se caracteriza por dar al usuario control absoluto sobre los paquetes que se instalan y cómo se instalan. Esto hace que instalar Arch Linux sea una tarea bastante tediosa, aunque, si la completamos bien, después lo agradeceremos.

Arch Linux no viene con programas instalados de serie, ni tampoco con escritorios ni otros paquetes muy frecuentes en otras distros. Arch está pensado para que cada usuario pueda adaptar la distro según sus necesidades. Desde sus repositorios podemos instalar todo tipo de programas y paquetes, pero solo en caso de necesitarlos.

Una vez instalado Arch Linux, podremos tener un sistema operativo para siempre. Sus actualizaciones son del tipo Rolling Release, por lo que podremos tenerla siempre al día sin tener que reinstalarla nunca.

OpenSUSE, otra de las distros avanzadas para el día a día

Escritorio OpenSUSE

OpenSUSE es otra excelente distro Linux pensada para usuarios avanzados. Concretamente para administradores de sistemas. Esta distro hereda muchas funciones y características de SUSE Linux Enterprise, y, aunque cualquiera puede usarla ya que viene con escritorio y una completa colección de paquetes y programas instalados por defecto, para sacarla todo el provecho y aprovechar sus funciones de seguridad, control, rendimiento y estabilidad es necesario dedicarle tiempo y tener conocimientos a la altura.

Podemos descargar OpenSuse desde su página web.

Ediciones «Server» de otras distros

Escritorio Ubuntu

Además de las ediciones de escritorio (generalmente conocidas como «Desktop») de distribuciones como Ubuntu, también podemos encontrar otras distribuciones conocidas como «Server». Estas distribuciones generalmente son mucho más pequeñas que las de escritorio, eliminando los gestores de ventanas y todos los paquetes y aplicaciones pensados para usuarios para funcionar de la forma más reducida posible.

Durante la instalación de estas distros podemos elegir los paquetes que queremos instalar según nuestras necesidades. Y una vez termine la instalación, tendremos un TTY a través del cual podremos empezar a configurar la distro a nuestro gusto e instalar las aplicaciones, o servicios, que necesitemos.

Es raro usar una distro Linux para servidor en un PC para el día a día, pero es una opción interesante para aquellos usuarios avanzados que quieran ir más allá.

Una de las distros para servidores más populares es Ubuntu Server.

CentOS, una de las más estables

CentOS Linux

CentOS es una distro Linux consistente y manejable capaz de adaptarse a una amplia variedad de implementaciones. Para algunas comunidades de código abierto, es una de las mejores bases, sólida, robusta y estable, sobre la cual empezar a programar otros proyectos.

Esta distro proporciona a los usuarios un desarrollo intermedio entre Fedora y RHEL. Muchos administradores de sistemas recurren a ella para usarla en todo tipo de servidores debido a la flexibilidad que ofrece, la gran comunidad que hay detrás dispuesta a ayudar y, sobre todo, por su seguridad y estabilidad.

En su página web podemos descargar la última versión de CentOS.

Slackware Linux, una veterana y reputada distro

Linux Slackware KDE

Slackware es otro de los sistemas operativos Linux avanzados más populares. Esta distro no es tan complicada como las anteriores que hay que configurarlas casi desde cero, sino que cuenta con un paquete de aplicaciones (bastante completo, la verdad) por defecto y un escritorio que nos permite usarla en modo gráfico.

A pesar de ello, sigue siendo una distro enfocada a usuarios avanzados. Este sistema ofrece un equilibrio entre estabilidad, rendimiento, seguridad, flexibilidad y potencia. Esta distro sigue el principio KISS y ha sido la base de grandes distros, como Debian.

En el siguiente enlace podemos descargar Slackware Linux.

Debian (testing), equilibrio entre sencillez y control

Escritorio Debian

Muchas distros, como Ubuntu, se basan en Debian. Sin embargo, si queremos un sistema mucho más puro, estable y que ofrezca mejor rendimiento, es necesario ir a la raíz. Es decir, a Debian como distro Linux. Concretamente a la rama «testing».

Debian es una de las distros más puras que podemos encontrar, aunque, eso sí, viene con un escritorio y una serie de paquetes por defecto para no ser tan complicada como, por ejemplo, Arch Linux.

La rama «testing» de Debian es, además, una de las que se actualiza más a menudo para poder estar siempre a la última. Esta distro que constantemente recibiendo parches y novedades (muchos incluso experimentales) de manera que los usuarios que opten por ella puedan estar siempre al día.

Podemos descargar Debian testing de forma gratuita desde el siguiente enlace.

Red Hat Enterprise Linux, la opción ideal para empresas

Escritorio RHEL

Las necesidades de las empresas son, generalmente, diferentes y muy superiores a las que puede necesitar cualquier otro usuario. Por ello, también existen distros pensadas para uso a nivel empresarial como es el caso de RHEL, o Red Hat Enterprise Linux.

Esta distro se basa en Fedora y se caracteriza principalmente por venir con una serie de servicios añadidos para empresas, como soporte y formación para los trabajadores. La seguridad, la estabilidad y el rendimiento son también factores clave de una distro de estas características.

Podemos descargar esta distro desde la web de Red Hat.