Si quieres un Linux de 32 bits, estas son las mejores opciones

Si quieres un Linux de 32 bits, estas son las mejores opciones

Rubén Velasco

Aunque la compatibilidad siempre ha sido uno de los pilares fundamentales de Linux, últimamente cuesta mucho encontrar dicha compatibilidad. Sin ir más lejos, hay muchas distros, como, por ejemplo, Ubuntu y Linux Mint (entre otras muchas), que hay decidido dar la espalda a las arquitecturas x86, por lo que no ofrecen imágenes ISO de 32 bits que nos permitan instalar estos sistemas operativos en estas arquitecturas. Sin embargo, por suerte, no todas las distros son así.

¿Por qué elegir 32 bits?

Puede que pensemos, ¿para qué vamos a necesitar una ISO de un Linux de 32 bits? La respuesta es sencilla: por razones de compatibilidad. Si tenemos un ordenador antiguo y queremos darle una segunda vida, si su procesador no es de 64 bits, directamente no vamos a poder ni cargar el menú de arranque del sistema operativo.

Y lo mismo ocurre con programas de 32 bits. Sin ir más lejos, Steam, y sus juegos, funcionan en 32 bits, y aunque Ubuntu y las demás distros aún tienen las librerías incluidas, estas no van a estar ahí para siempre (ya ha habido intentos de eliminarlas), lo que puede causarnos a la larga más problemas que beneficios.

Los sistemas operativos de 32 bits consumen generalmente menos espacio en el disco duro, además de utilizar menos recursos, sobre todo, memoria RAM. Y aunque los sistemas de 32 bits están limitados a un máximo de 4 GB de memoria RAM, el Kernel Linux puede ignorar este límite si utilizamos un Kernel PAE.

Por suerte, aún hay muchas distros Linux que apuestan por la compatibilidad y siguen ofreciendo a los usuarios imágenes ISO para usarlas en sistemas de 32 bits sin problemas.

Distros Linux de 32 bits

Debian

Escritorio Debian

Por suerte, aunque Ubuntu ya no soporte 32 bits, Debian sí lo hace. Y, como sabremos, Debian es la base sobre la que se construye Ubuntu. Es cierto que Debian es una distro algo más complicada de usar que otras distros, pero si dedicamos tiempo a instalarla y configurarla, a cambio vamos a tener un sistema operativo muy rápido, seguro y con un excelente soporte, además de con una excelente comunidad.

Debian es, probablemente, la mejor opción que podemos elegir para traer soporte de 32 bits a nuestro PC. Podemos bajar esta versión de Linux desde aquí.

Mageia

MageiaMageia es un sistema operativo estable y seguro para escritorio distribuido como software libre. Cuenta con un excelente escritorio KDE por defecto, aunque ofrece variantes basadas en Gnome y Xfce. Se basa en Madriva, por lo que es una excelente opción para aquellos que quieran alejarse de Ubuntu y todo lo que le rodea, como Debian.

Podemos bajar este sistema desde su web principal.

Q4OS

Q4OS

Esta distro se da un aire a Zorin OS, uno de los sistemas Linux más parecidos estéticamente a Windows. Por lo tanto, se convierte en una de las mejores alternativas para los usuarios con menos experiencia dentro de Linux que no quieren romper drásticamente con la apariencia del sistema operativo de Microsoft.

Trae de serie su propio escritorio, Trinity, así como una gran variedad de programas conocidos con los que podremos empezar a trabajar desde el primer momento.

Podemos bajar esta distro desde aquí.

OpenSUSE Leap

OpenSUSE LeapLeap es una edición de OpenSUSE pensada para satisfacer las necesidades de desarrolladores, administradores y usuarios corrientes por igual. Esta distro se publica anualmente y brinda a los usuarios un excelente soporte centrado tanto en mejorar la calidad de la distro como en ofrecer la mejor compatibilidad con todo tipo de hardware, incluso el más antiguo.

Podemos bajar esta distro Linux para 32 bits desde el siguiente enlace.

Slax

slax

Normalmente los sistemas de 32 bits van a ser ordenadores viejos. Por lo tanto, lo ideal es optar por una distro ligera optimizada para este tipo de PCs. Y una de las mejores en este sentido es Slax. Esta distro está diseñada para funcionar en cualquier procesador posterior a 1995, así como con 128 MB de memoria RAM. Permite ejecutarse desde una memoria USB o una unidad óptica, por lo que no tenemos ni que instalarla en el PC.

Cuenta con una gran variedad de software por defecto, y además, al estar basada en Debian, podemos instalar cualquier programa en ella para usarlo, siempre y cuando el hardware de nuestro PC lo soporte.

Podemos bajar este Linux desde aquí.

Bodhi

Bodhi

Aunque no podremos tener el PC a la última (ya que la última versión solo tiene ISO para 64 bits), Bodhi Linux cuenta con una edición «Legacy» que nos va a permitir usar este sistema operativo en equipos de 32 bits sin problemas. Esta cuenta con un Kernel 4.9 y está optimizada para funcionar en hardware muy antiguo, pudiendo devolver a la vida cualquier ordenador de hace más de 15 años sin problemas.

Esta distro se basa en Ubuntu, y mezcla muchas funciones y características de esta distro, junto a características de otras similares para convertirse en un sistema operativo único. Podemos bajar la ISO Legacy, compatible con los sistemas de 32 bits, desde aquí.

Slackware

Slackware

Esta es otra distro que aún sigue funcionando en 32 bits. Aunque la verdad es que su interfaz puede dejar mucho que desear. Slackware da mayor prioridad al rendimiento y la compatibilidad antes que a otros elementos, como la apariencia. Por ello, si comparamos su estética con la de Windows 10, o cualquier otra distro Linux moderna, llamará mucho la atención, para mal.

Si no nos importa la apariencia, y queremos tener buena compatibilidad con hardware antiguo y programas de hace años, esta es una excelente opción que podemos bajar desde este enlace.

Emmabuntus

Emmabuntüs

Esta distro está basada en Debian, pero busca satisfacer muchas de las necesidades de la distro principal. Empezando por la dependencia para completar la instalación del sistema. Emmabuntüs trae todo lo necesario en la propia ISO para poder instalarse y configurarse sin necesidad de utilizar una conexión a Internet, lo que la convierte en una gran opción para instalar en todo tipo de ordenadores antiguos y, además, para usarla en modo Live.

Incluye una gran cantidad de características modernas, como una buena variedad de programas preconfigurados para el uso diario, un lanzador de aplicaciones, un asistente de instalación muy sencillo, paquetes no libres y códecs multimedia y un completo sistema de scripts de configuración automáticos.

Podemos bajar esta distro desde su web de forma gratuita.

OpenSUSE Tumbleweed

OpenSUSE Leap

Y si queremos un nuevo sabor de OpenSUSE, entonces podemos probar Tumbleweed. Esta es una distro rolling release pura enfocada a usuarios avanzados que quieran dar una segunda vida a su ordenador antiguo y usarlo, sobre todo, para desarrollo, programación y compilación de código.

Esta distro se puede descargar de forma gratuita desde este enlace.

SparkyLinux

SparkyLinux

Esta distro está basada en Debian, pero su desarrollo está centrado en ofrecer a los usuarios una distro lo más ligera posible capaz de funcionar en prácticamente cualquier ordenador, por antiguo que sea. Sparky nos ofrece un sistema operativo completo, con una interfaz MinimalUI con Openbox que vamos a poder personalizar con más de 20 escritorios diferentes. Cuenta con una versión estable y una versión semi-rollingrelease, que permite a los usuarios más avanzados estar siempre a la última.

Podemos bajar SparkyLinux ligero desde esta web.

Gentoo

GentooGentoo es otro sistema operativo que podemos instalar en una máquina de 32 bits para poder disfrutar de las ventajas de esta arquitectura. Este Linux no es una distro sencilla, ni tampoco moderna. Para usarla, debemos tener amplios conocimientos dentro del ecosistema Linux, conocimientos que tendremos que demostrar desde el proceso de instalación.

Si queremos aventurarnos con esta distro, podemos bajarla para 32 bits desde su página web.

Arch Linux 32

Arch Linux 32

Y hablando de distros complicadas, si queremos un sistema operativo potente a la vez que compatible y personalizable, Arch Linux se coloca como una opción más para dar una segunda vida a nuestro ordenador antiguo. Concretamente con Arch Linux 32.

Aunque la versión oficial de Arch Linux ya dejó de soportar esta arquitectura hace tiempo, Arch Linux 32 es un proyecto, mantenido por la comunidad, que sigue ofreciendo soporte para esta arquitectura. Esta distro nos ofrece un sistema flexible y muy ligero, ideal para ordenadores antiguos, siguiendo con la filosofía Keep It Simple.

Podemos bajar esta distro desde esta web.

Void Linux

Void Linux

Pensado para usuarios de Linux avanzados, Void es un sistema operativo para uso general, basado en el kernel monolítico de Linux. Este sistema cuenta con un rápido gestor de paquetes desde el que podemos instalar, actualizar y eliminar todo tipo de software rápidamente. Los programas para esta distro vienen en forma de paquetes binarios, aunque también tenemos la posibilidad de crearlos nosotros mismos gracias a sus códigos fuente XBPS.

Podemos bajar esta distribución gratis desde este enlace. Encontraremos versiones sin entorno gráfico (para terminal, donde es capaz de funcionar con menos de 100 MB de RAM) y, además, con varios escritorios diferentes, como Cinnamon, LXDE, XFCE, LXqt o Enlightenment.

Devuan

Devuan

En primer lugar hemos recomendado Debian como una de las mejores distribuciones para usar en ordenadores de 32 bits. Sin embargo, ¿qué pasa si no nos gusta Systemd? Devuan nació como una distro independiente que pretendía eliminar todo el controlador de demonios Systemd y utilizar init en su lugar. Por lo demás, estamos ante un fork directo de Debian, con sus mismas funciones y características, así como su compatibilidad con los paquetes DEB.

Podemos descargar esta distro desde su web.