¿Quieres probar Ubuntu? Así puedes instalarlo sin morir en el intento

¿Quieres probar Ubuntu? Así puedes instalarlo sin morir en el intento

Rubén Velasco

Ubuntu es una de las distribuciones Linux más populares y más utilizadas por los usuarios, especialmente por aquellos que empiezan a dar los primeros pasos en este sistema operativo. Aunque no es la distribución que mejor refleja la filosofía Linux, esta es una de las más sencillas de instalar, configurar y usar, lo que la convierte en un gran punto de partida a partir del cual empezar a aprender. Y aunque esta distro está pensada para que ningún usuario pueda tener problemas, siempre hay puntos de la misma que pueden llevarnos a confusión. Sobre todo a la hora de instalar Ubuntu.

El asistente de instalación de Ubuntu es de los más sencillos que nos vamos a encontrar. Este cuenta con una interfaz gráfica y un asistente que nos irá guiando durante todo el proceso. El único punto que podría darnos problemas sería a la hora de elegir el disco y crear particiones. Todo lo demás es muy sencillo y, tal como os vamos a demostrar a continuación, podremos tener un Ubuntu listo en nuestro ordenador en cuestión de minutos.

Pasos previos: descargar la ISO y crear un USB

Lo primero que necesitaremos para poder instalar Ubuntu en nuestro ordenador es descargar el sistema operativo. Este podemos encontrarlo en el siguiente enlace a la página oficial de Canonical, concretamente dentro de la pestaña «Download» de la parte superior.

Descargar Ubuntu

Aquí vamos a encontrarnos con las distintas versiones de la distro que tienen soporte. Nosotros os recomendamos bajar la versión LTS, ya que tendrá soporte para 5 años y nos ahorrará el tener que estar actualizando a todas las versiones cada 9 meses.

Bajaremos la edición de Desktop, que es la edición para escritorio. Esta ocupará unos 2.5 GB, y se bajará al ordenador en formato ISO. Si vamos a instalar Ubuntu en una máquina virtual podremos hacerlo directamente desde la ISO. De lo contrario, tendremos que grabar la ISO a un DVD o, mejor aún, a una memoria USB.

Para este proceso os recomendamos usar el programa Rufus, que podemos bajar de aquí. Este programa nos permitirá crear una memoria USB de arranque a partir de cualquier imagen ISO.

Rufus 3.6

Seleccionaremos la memoria USB donde queremos grabar Ubuntu, cargaremos la ISO y en un par de minutos ya tendremos el medio de instalación creado. Eso sí, hay que tener en cuenta que durante el proceso se borrarán los datos de la memoria.

Cuando acabe el proceso, lo único que nos quedará hacer es apagar el ordenador, configurar la BIOS para que el ordenador arranque desde dicha memoria USB, y comenzará el proceso de instalación de Ubuntu.

Instalar Ubuntu paso a paso

Ubuntu es un sistema operativo diseñado para arrancar en Modo Live, es decir, para cargarse en la memoria RAM desde la ISO y permitirnos probarlo sin instalar ni alterar nada del sistema. Lo primero que veremos cuando el sistema operativo acabe de cargar será una pantalla como la siguiente.

Instalar Ubuntu - Cargar Live

En ella tendremos que elegir nuestro idioma, y además también si queremos probar Ubuntu, o si queremos lanzar directamente el asistente de instalación. El resultado en ambos casos será el mismo, pero nosotros vamos a usar la opción de «probar» para poder cargar Ubuntu en el PC y poder usarlo mientras lo instalamos.

Cuando veamos el escritorio, aquí tendremos un icono llamado «Instalar Ubuntu».

Instalar Ubuntu - Ejecutar instalador

Hacemos doble clic sobre él para lanzar el asistente de instalación. Lo primero que nos encontraremos será con la posibilidad de elegir el idioma del instalador, así como de leer las notas de publicación.

Instalar Ubuntu - Elegir idioma

Continuamos, y en el siguiente paso el asistente nos permitirá configurar el idioma y distribución del teclado. Podemos elegirlo nosotros mismos de la lista, o dejar que el programa lo detecte automáticamente a través de una serie de pulsaciones.

Instalar Ubuntu - Distribución de teclado

Seguimos con la instalación. El siguiente punto nos va a permitir elegir el tipo de instalación que queremos hacer. Ubuntu nos ofrece dos tipos de instalación:

  • Normal: instala una serie de programas esenciales para poder usar la distro para todo, desde navegar hasta ofimática, juegos y multimedia.
  • Mínima: una instalación mucho más pequeña. Incluye navegador web y los paquetes mínimos necesarios para funcionar.

La opción recomendada para la mayoría de los usuarios es la instalación normal. Además, aquí también podemos elegir si queremos bajar actualizaciones a la vez que instalamos el sistema operativo, o si queremos incluir el software privativo para instalar automáticamente los drivers de la GPU o de las tarjetas Wi-Fi, además de una serie de codecs privativos.

Instalar Ubuntu - Tipo de instalación

Crear particiones para Ubuntu

En el siguiente paso podremos elegir cómo instalar Ubuntu en el disco duro. Si tenemos otro sistema operativo ya instalado, el asistente nos dará la opción de instalarlo junto a él. De lo contrario, nos permitirá borrar todo el disco y configurarlo automáticamente para instalar la distro en él. Eso sí, esta segunda opción borrará todos los datos que tengamos guardados en dicho disco duro para poder darle formato y crear la tabla de particiones estándar.

Instalar Ubuntu - Crear particiones 1

El asistente de instalación nos permite elegir si queremos usar un sistema de cifrado de datos, además de activar una opción experimental para usar un sistema de archivos ZFS.

Instalar Ubuntu - Crear particiones 2

Si elegimos «Más opciones» en vez de utilizar todo el disco, podremos abrir el gestor de particiones de Ubuntu. Y desde aquí podremos crear las particiones que queramos usar. Esto es recomendable para usuarios que tengan cierto nivel de conocimientos. Si no los tenemos, lo mejor es optar por el modo automático.

Instalar Ubuntu - Crear particiones 3

Si elegimos el modo automático os recomendamos crear, al menos, las siguientes particiones:

  • / – Raíz de la distro Linux.
  • /home – donde guardaremos todos nuestros datos personales. Tiene que ser la partición de más tamaño.
  • /boot – lugar donde instalaremos el gestor de arranque.

Cuando esté todo listo, haremos clic sobre «Instalar ahora» para comenzar el proceso de instalación. Y podremos ver un resumen con las particiones y puntos de montaje que vamos a usar.

Instalar Ubuntu - Crear particiones 4

Si todo está correcto, continuamos y comenzará la copia de los datos del sistema operativo. Pero, aunque ya se estén copiando los archivos, aún no hemos acabado de configurar Ubuntu.

Últimos pasos para terminar la instalación

Mientras se copian los datos de nuestro Ubuntu y se aplican las configuraciones seleccionadas tendremos que terminar algunas configuraciones esenciales. La primera de ellas será elegir nuestra región, dónde vivimos. Esto se usará para ajustar el sistema métrico, el huso horario y la moneda utilizada.

Instalar Ubuntu - Configurar región

También tendremos que crear nuestro usuario principal. Este estará formado por un nombre de usuario, una contraseña y el nombre que queremos dar al PC en red. También podemos elegir si queremos que se inicie sesión automáticamente o no.

Instalar Ubuntu - Crear usuario

Listo. Ya hemos configurado Ubuntu. Ahora solo nos queda esperar a que se complete el proceso de instalación del sistema operativo. Este puede tardar más o menos según el hardware del PC y si hemos elegido bajar, o no, las actualizaciones durante este proceso. Mientras dura la instalación podremos ver algunas de las características y usos de Ubuntu.

Cuando acabe el proceso de copia de los datos podremos ver un mensaje como el siguiente que nos indicará que nuestro Ubuntu se ha instalado correctamente y que tendremos que reiniciar el PC para terminar con la instalación y poder empezar a usar este nuevo sistema operativo.

Instalar Ubuntu - Fin instalación

Qué hacer después de instalar Ubuntu

Tras reiniciar el ordenador ya tendremos nuestro Ubuntu instalado y listo para funcionar. En un principio, Ubuntu será totalmente funcional. No tendremos que hacer nada para empezar a usar este sistema operativo. Pero siempre hay algunas pequeñas recomendaciones que nos permitirán disfrutar al máximo de esta distro.

Actualizar Ubuntu

Lo primero que deberíamos hacer una vez finalizada la instalación es asegurarnos de que la distro está al día, con todos los parches instalados. Esto podemos hacerlo fácilmente abriendo un terminal y ejecutando el siguiente comando:

sudo apt update && sudo apt upgrade

Confirmar bajar actualizaciones de Ubuntu

Cuando acabemos de bajar las actualizaciones ya tendremos nuestro sistema al día.

Activar los LivePatch

LivePatch es una función de Ubuntu que nos va a permitir instalar parches de seguridad en la distro «en caliente», es decir, sin tener que reiniciar el ordenador para completar el proceso de actualización. Esto es muy útil sobre todo cuando trabajamos con el PC, ya que podremos estar siempre protegidos sin necesidad de tener que interrumpir el funcionamiento del PC.

Podemos encontrar esta opción buscando «Livepatch» en el lanzador de programas. Eso sí, para poder usarlo necesitaremos una cuenta de Ubuntu One, cuenta que podemos crear de manera gratuita.

Activar Livepatch Ubuntu

Instalar los programas que queramos

Ubuntu viene por defecto con una gran cantidad de software instalado por defecto, software gracias al cual vamos a poder usar el sistema sin problemas. Sin embargo, si alguna de las aplicaciones que vienen instaladas por defecto no nos gusta (por ejemplo, Firefox), vamos a poder sustituirlas por los programas que queramos, en este caso, Google Chrome o Chromium.

Podemos bajar instaladores en formato .deb desde las webs, instalarlos a través de «apt» desde el terminal, o buscarlos en la tienda de software de Ubuntu. Las últimas versiones de Ubuntu también nos permiten instalar software a través de sus paquetes Snap.

Centro software Ubuntu

De esta manera podremos adaptar nuestro Ubuntu a nuestras necesidades, y trabajar con él de la forma más productiva posible.