Consigue la experiencia de juego definitiva con GamerOS Linux

Cuando hablamos de gaming, el primer sistema operativo que nos viene a la mente es Windows. Para él es para el que encontraremos la mayoría de los títulos, y el que, en teoría, mejor rendimiento da. macOS siempre ha estado en segundo plano en lo que a juegos se refiere, y tanto usuarios como desarrolladores han dado mucho la espalda a Linux. Sin embargo, este último es capaz de dar mucho más de lo que los usuarios piensan, tanto en rendimiento como en posibilidades. Y si elegimos una distribución especializada en gaming, como es GamerOS, podremos experimentar de primera mano

Qué es GamerOS

GamerOS es un sistema operativo basado en Linux (una distribución, en otras palabras) diseñado para ofrecer a los usuarios una experiencia totalmente revolucionaria en lo que a gaming se refiere. A diferencia de otras distribuciones, que buscan especializarse en todo (trabajo, multimedia, programación y juegos), esta distro tiene muy claro su objetivo. Y gracias a ello, es la mejor.

Esta distribución viene a ser, a grandes rasgos, una versión evolucionada de Steam OS. Aunque no tiene nada que ver con Valve, esta distro lo que hace es encargarse de configurar nuestro PC para que, nada más arrancar, encienda el modo Big Picture de Steam. Y desde allí podremos lanzar los juegos que nosotros queramos.

GamerOS está basado en Arch Linux. Esto nos permite disfrutar de una experiencia infinitamente mejor que la de cualquier otra distro para jugar ya que el sistema base ha sido creado usando solo los paquetes estrictamente necesarios para funcionar y cumplir su función. Eso sí, hay que tener en cuenta que no vamos a poder hacer nada más con GamerOS. No tendremos ni acceso al escritorio. Pero es que, una vez más, es una distro exclusivamente para jugar. Para nada más.

Steam Big Picture GamerOS

Principales características

Siempre se ha dicho que Arch Linux es una distribución pensada para usuarios avanzados, con unos conocimientos en Linux más bien extensos. Sin embargo, con GamerOS la cosa es diferente. Aunque se basa en Arch, esta distro ha sido diseñada para ser muy sencilla de usar. Desde la instalación, que nos permite tener el sistema funcionando en apenas unos minutos, hasta la forma de trabajar con ella. Además, la instalación es mínima, copiando tan solo lo necesario para poder jugar a juegos, nada más. Esto nos ayuda a obtener el mejor rendimiento posible desde el primer momento.

GamerOS se encarga de todo. Viene por defecto con los Steam Tweaks, una serie de configuraciones para poder aprovechar al máximo los juegos sin tener que configurar nosotros nada más. También se encarga automáticamente de bajar todos los paquetes y nuevos drivers para garantizar el correcto funcionamiento de la distro desde el momento en el que la ejecutamos. Las actualizaciones se llevan a cabo siempre en segundo plano, y se instalarán al reiniciar, por lo que no nos molestará mientras jugamos. Además, Arch es un sistema Rolling Release, por lo que siempre estará a la última y no tendremos que estar cambiando de versión.

GamerOS - Jugar juego

Esta distro también está preparada para controlarse por completo usando un mando, pero si preferimos movernos con teclado y ratón podremos hacerlo también. En cuanto a los mandos compatibles, funcionará prácticamente cualquiera, desde los mandos de Xbox hasta los de PlayStation, Switch e incluso mandos genéricos.

¿Y qué pasa con los juegos que no son de Steam? GamerOS nos trae una herramienta llamada «Steam Buddy» que nos permite añadir juegos que no sean de Steam para jugar a ellos. Además, esta herramienta también está pensada para ejecutar juegos retro a través de emuladores, por lo que podremos tener un excelente centro de juegos gracias a esta distro Linux.

Por último, indicar que este sistema también es compatible con la realidad virtual, VR. Aunque ponerla en marcha sí que puede ser una odisea.

Diferencias con SteamOS

A grandes rasgos, ambos sistemas operativos son iguales y tienen objetivos muy similares. Sin embargo, en la práctica podemos encontrar una gran cantidad de diferencias, todas ellas a favor de GamerOS:

  • GamerOS es mucho más simple, lo que hace que tengamos un mejor rendimiento y arranque más rápido.
  • SteamOS está abandonado, por lo que no tiene soporte. Este otro sistema se actualiza a menudo (una vez al mes) y tiene un mantenimiento mucho más simple. Las actualizaciones son siempre en segundo plano y automáticas gracias a frzr. Y nunca nos interrumpirán.
  • GamerOS soporta 4K y cuenta con steamos-compositor-plus para mejorar la compatibilidad con los juegos. También incluye Steam-Tweaks, para ofrecer una mejor experiencia out-of-the-box. SteamOS no.
  • SteamOS está limitado a los juegos de Steam, mientras que GamerOS, gracias a steam-buddy, es compatible con juegos retro mediante emuladores y ROMs, así como con juegos de otras plataformas, como Flathub, Epic Games Store y GOG.

Descargar GamerOS

Si queremos dar una oportunidad a Linux como plataforma para jugar, podemos bajar la última versión disponible desde el siguiente enlace. Este sistema se distribuye en formato ISO, como cualquier otra distribución. Lo que debemos hacer es descargar dicha imagen, grabarla a un USB usando una herramienta como Etcher, y arrancar el PC con ella.

Tras seguir el asistente de instalación, que es muy sencillo, podremos tener el sistema ya listo. Ahora ya podemos empezar a jugar.

Requisitos mínimos

Obviamente, si vamos a usar este sistema para jugar, es necesario que tenga un hardware relativamente potente. Si no, por mucho que instalemos GamerOS en nuestro ordenador, no podremos ejecutar ningún juego en el PC.

Los requisitos que debemos cumplir para poder usar esta distro son:

  • Procesador Intel Core i3 o equivalente en AMD. Recomendado Intel Core i5 o Ryzen 5.
  • 4 GB de memoria RAM. Recomendado al menos 8 GB o 16 GB.
  • 20 GB de espacio en un disco duro. Recomendado un SSD. No soporta dual boot.
  • Tarjeta gráfica compatible con Vulkan. No soporta gráficos integrados.
  • Pantalla con una resolución de 720p. Recomendada pantalla 1080P o 4K.
  • Teclado conectado y conexión a Internet por cable para la primera instalación.
  • Secure Boot desactivado en la BIOS.
  • No soporta máquinas virtuales.

Alternativas a GamerOS

Si por algún motivo GamerOS no nos termina de convencer, podemos recurrir también a otras distros Linux especialmente diseñadas para jugar.

SteamOS

Sin duda, la más conocida, y gracias a la cual GamerOS es una realidad. Este sistema operativo fue diseñado por Valve, basándose en Debian, para mostrar su apoyo al gaming desde Linux. Sin embargo, hoy en día está abandonada. Hay rumores de que Valve está trabajando en una nueva versión de este sistema, totalmente novedosa. Pero, por ahora, es mejor dejarla de lado.

Si aun así queremos probarla, podemos bajarla de aquí.

Drauger OS

Un sistema mucho más completo enfocado, eso sí, 100% al gaming. A diferencia de otras, esta distro no trae nada preinstalado que no sea para jugar. Por ello, nada más instalar el sistema tan solo encontraremos herramientas como PlayOnLinux, Wine, Lutris, Steam, y DXVK, programas que claramente están enfocados al mercado gamer.

Podemos descargar Drauger OS desde esta página.

GamerOS Logo
GamerOS
Sistema Operativo Arch Linux
Tipo Gaming
Idiomas Multi
Tamaño 600 MB
Precio Gratis

Lo mejor

  • Excelente rendimiento.
  • Muy fácil de instalar y usar.
  • Actualizaciones automáticas.

Lo peor

  • Solo para jugar.
  • No trae Wine para ejecutar juegos de Windows.
Facilidad de uso
8.5
Precio
10
Compatibilidad
5
Soporte
8.5

Puntuación global

8
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!