Conoce 3DMark, el programa para medir el rendimiento de tu PC

Conoce 3DMark, el programa para medir el rendimiento de tu PC

Rubén Velasco

Un programa de benchmark es aquel que ha sido diseñado para exprimir al máximo el rendimiento del hardware y, de esta manera, permitirnos conocer su rendimiento real. Existen todo tipo de programas para analizar el rendimiento de un ordenador, desde programas generales para medir el rendimiento del ordenador en conjunto, como AIDA64 o PCMark, hasta programas especializados en determinados componentes, como Cinebench para la CPU o 3DMark para las tarjetas gráficas.

3DMark es un software de benchmark desarrollado por Futuremark (UL) que nos permite medir el rendimiento de nuestro ordenador a la hora de jugar. Este programa está formado por una serie de tests, de menos exigentes a más exigentes, de manera que podamos conocer con detalle hasta dónde es capaz de llegar nuestro procesador y nuestra tarjeta gráfica. Podemos medir el rendimiento desde en juegos para móviles hasta en gaming 4K.

Este programa es ideal para comparar distintas configuraciones de un ordenador, medir la diferencia de rendimiento entre dos o más componentes y, sobre todo, para ver cuánto mejora nuestro equipo al hacerle overclock. Incluso cuenta con un test de estabilidad que nos permitirá saber si el overclock es estable o puede darnos problemas.

Esta herramienta cuenta con tests específicos para DirectX 12, DirectX 11 y versiones más antiguas, como la 10 y hasta la 9. Además, cuenta con pruebas de esfuerzo, de estabilidad y hasta tests especializados para medir el ancho de banda de la GPU y el rendimiento con Ray Tracing y DLSS.

El software de benchmark de Futuremark lleva en funcionamiento desde 1998, más de 20 años, y siempre ha estado al día incluyendo soporte para las últimas tecnologías y actualizando sus tests a las últimas versiones de DirectX.

Dónde comprar 3DMark para Windows

Aunque hasta hace poco se podía comprar este software directamente desde su página web principal, ahora mismo la mejor opción que tenemos es comprarlo en Steam. En esta tienda encontraremos las mejores ofertas y, además, podremos comprar los distintos complementos para mejorar las funciones de este software.

El precio oficial de la herramienta es de 29.99 dólares en la página web. Sin embargo, en Steam podemos conseguir un pack con todos los complementos (incluso los últimos tests Port Royale) por menos de 25 euros. Y si esperamos a alguna oferta buena podemos hacernos con todas las herramientas de Futuremark por menos de 10 euros. Una ganga.

3DMark
3DMark
Developer: UL

También podemos comprar una licencia de 3DMark en webs de claves para Steam, como Instant Gaming, pudiendo ahorrarnos dinero. En esta web, por ejemplo, esta licencia cuesta 18 euros, pero debemos tener en cuenta que no viene con todos los DLC.

DLC de 3DMark para todo tipo de pruebas

Todos los complementos incluidos dentro de la suite de benchmark de 3DMark son:

  • Time Spy: para ordenadores gaming con DirectX 12. Podemos elegir entre normal y «extreme».
  • Night Raid: test de DirectX 12 para ordenadores con gráficas integradas.
  • Fire Strike: para ordenadores con DirectX 11. Hay varias ediciones: normal, ultra y extreme.
  • Sky Diver: para portátiles gaming y ordenadores de gama media.
  • Cloud Gate: para notebooks básicos y ordenadores de gama media.
  • Ice Storm: para analizar smartphones y tablets.
  • API Overhead: mide el rendimiento de la API del ordenador.
  • PCI Express: mide el ancho de banda del puerto PCI Express.
  • VRS: test VRS para medir el rendimiento y la calidad de imagen.
  • Port Royal: test para medir el rendimiento de las gráficas RTX al mover Ray Tracing.
  • DLSS test: prueba de rendimiento con y sin Deep Learning. Para gráficas RTX.

Los más importantes y representativos para un ordenador gaming son Time Spy, Fire Strike y Port Royale (si tenemos una gráfica RTX).

Y además tendremos una versión de prueba de VRMark, el software para benchmark de realidad virtual.

Tests 3DMark

Si compramos la aplicación sola, sin un pack como el de Steam, podremos usar todos los tests excepto Time Spy y Port Royale, junto con los subtests (como DLSS) incluidos en ellos.

Cómo medir el rendimiento de mi PC con 3DMark

Una vez que tengamos esta aplicación en nuestro poder (en nuestra biblioteca de Steam, concretamente) la descargamos e instalamos como si se tratase de un juego cualquiera. Una vez descargada la ejecutamos para poder ir a la ventana principal del programa.

3DMark en Steam

En la ventana principal vamos a poder ver todos los tests que tenemos para medir el rendimiento de nuestro ordenador. Si alguno no está instalado podremos descargarlo desde esta aplicación según lo necesitemos. Además, si no tenemos alguno comprado también podremos comprarlo desde aquí.

Cuando seleccionamos un test podremos ver una ventana resumen del mismo. Cada tests está configurado de base para ejecutarse con una configuración de manera que los datos sean lo más neutros y comparables posible entre distintos ordenadores y componentes. De todas formas, si queremos, podemos lanzar tests personalizados con las configuraciones que nosotros queramos.

Personalizar test 3DMark

Cuando ejecutamos el test el programa carga todos los recursos y los ejecuta. Cada tests suele tardar unos minutos en acabar. Y mientras se ejecutan lo mejor es no estar haciendo nada más con el ordenador, para que los valores sean lo más fiables y reales posible.

Cuando finaliza cada una de las pruebas podemos ver una puntuación general de la misma. Además podemos ver los valores obtenidos en cada una de las pruebas individuales, así como un resumen del hardware utilizado y otra información detallada.

Detalles tests rendimiento 3D Mark

Además, también podemos ver nuestros resultados online. De esta manera podemos conocer más datos sobre ellos, sobre nuestro PC y sobre la nota que están sacando otros usuarios con un hardware similar.

Comparar rendimiento PC online

Cada vez que hagamos cambios en nuestro equipo (por ejemplo, actualizar un driver, actualizar Windows, etc) podemos repetir estos tests de rendimiento para saber si ha mejorado o empeorado en funcionamiento del PC. Lo mismo ocurre cuando hagamos overclock a los componentes del PC. Así vamos a poder saber si la nueva configuración es estable y, además, la mejora de rendimiento que hemos conseguido.