Mejora la seguridad del PC con esta función de Windows Defender

En el supuesto de que usemos Windows en el día a día con el PC, es muy importante tener instalado un antivirus en el ordenador. Esto es algo que se hace especialmente patente si navegamos por Internet de manera constante. Ahí es precisamente cuando entra en juego uno de los antivirus más conocidos de unos años a esta parte como es Windows Defender.

Este es un software que por defecto encontramos instalado en el propio Windows 10, aunque no siempre es obligatorio que lo usemos. Siempre podemos desactivarlo si lo que deseamos realmente es protegernos con otro antivirus de terceros. Algo que debemos saber es que Microsoft lleva muchos años experimentando con su propio programa de seguridad. En su momento ya puso a nuestra disposición el conocido como Microsoft Security Essential.

Este dejaba mucho que desear en versiones más antiguas de Windows, pero la cosa cambió. Y es que no ha sido hasta la llegada de Windows 10 cuando la firma se ha empezado a tomar en serio todo eso de su propio software de seguridad. Decimos esto porque este sistema operativo al mismo estrenó un nuevo antivirus, el mencionado Windows Defender. Este se podría decir que sí que es un programa de protección en toda regla. No en vano en poco tiempo consiguió colocarse como uno de los mejores a la hora de protegernos de todo tipo de malware.

Por qué usar Windows Defender en el PC

Lo primero que debemos saber de este antivirus en concreto, es que el mismo se instala por defecto junto a Windows 10. De este modo dispondremos de un potente software de seguridad sin tener que hacer un desembolso económico adicional. Este programa se usa del mismo modo que los demás programas que forman parte del sistema operativo como Fotos, la Calculadora, el Bloc de notas, etc. Al mismo tiempo debemos saber que Windows Defender no es una característica opcional, sino un programa obligatorio que viene junto al sistema operativo.

Windows defender examen

Al mismo tiempo es interesante saber que desde el primer momento el antivirus está activado y permite a los usuarios estar protegidos. Al mismo tiempo el propio software de Microsoft nos propone una buena cantidad de funciones adicionales que nos serán de mucha ayuda. Decir que en un principio Windows Defender aplica una capa de seguridad básica que se adjunta al software de seguridad y con la que podemos estar protegidos frente a todo tipo de malware. Este podría llegar a nuestro ordenador a través de una descarga que hagamos de Internet, o por correo electrónico.

Al mismo tiempo Windows Defender nos sirve para protegernos de los virus que acceden al ordenador a través de una memoria USB, o al copiar archivos en una red. De igual modo, entre sus muchas funcionalidades adicionales, Windows Defender de Microsoft también cuenta con un firewall básico y diversos escudos de protección avanzados. Estos nos sirven para gestionar y proteger la memoria del PC, o para mitigar exploits.

Qué es la protección basada en reputación en Windows Defender

Pero en estas mismas líneas nos queremos centrar en una función un tanto concreta que seguro os resultará más que interesante. En concreto nos referimos a la funcionalidad llamada Protección basada en reputación. Para que nos hagamos una idea de lo que os hablamos exactamente aquí, decir que hay ciertos programas conocidos como PUA que debemos evitar. Estas son las conocidas como aplicaciones potencialmente no deseadas que cabe la posibilidad de que hagan que el equipo funcione peor de lo que debería en principio. Esto es algo que afecta al PC debido a que estas muestras anuncios inesperados, entre otras cosas. De hecho incluso pueden instalar otro software que pueda resultar más nocivo o molesto sin que seamos conscientes de todo ello.

Ahí es donde precisamente entra en juego la funcionalidad de la que os hablamos aquí. Decimos esto porque el software de seguridad de Windows del que os hablamos Windows Defender, cuenta con la función llamada Protección basada en su reputación. Por tanto, ya os podréis imaginar que la mima nos puede ayudar a proteger el equipo de aplicaciones potencialmente no deseadas como las mencionadas antes.

Otra cosa que quizá os interese saber, es que el bloqueo de aplicaciones potencialmente no deseadas se lanzó en Windows 10 en 2020. Esto se utiliza para protegernos de las aplicaciones y extensiones que llegan automáticamente al PC y que vienen añadidas al software que realmente instalamos. Por tanto la protección basada en reputación nos ayuda a evitar estos complementos o programas no deseados y que pueden afectar negativamente al funcionamiento de Windows. Es más, en ocasiones estos pueden ser maliciosos o ralentizar el equipo.

Activar la protección basada en reputación

Pues bien, para activar esta función de la que os hablamos, o para asegurarnos de que está en funcionamiento, lo primero que hacemos es situarnos en la aplicación de Configuración. A la misma accedemos a través de la combinación de teclas Win + I. Entonces nos encontramos con la entrada de Actualización y seguridad, que es donde pinchamos.

Configuración actualizacion

Tenemos que situarnos en el antivirus del que os hablamos antes, por lo que pinchamos en Seguridad de Windows del panel de la izquierda. Tras pulsar en el botón Abrir seguridad de Windows, nos encontramos con una nueva ventana donde vemos una sección llamada Control de aplicaciones y navegador, que es la que nos interesa en este caso.

Control de aplicaciones y navegador

En ese momento en pantalla ya aparecerá la función de Protección basada en reputación. En la misma, lo primero que vemos es el botón de Activar, por lo que no tenemos más que pinchar en el mismo.

activar protección

Configurar la función de seguridad

Al mismo tiempo, justo debajo de este, nos encontramos con una entrada llamada Configuración de Protección basada en reputación. Como os podréis imaginar, una vez la hemos activado, este enlace nos da la posibilidad de personalizar el funcionamiento de la misma. Así la ajustamos a nuestras necesidades en la medida de lo posible. Esto nos permitirá, por un lado, activar el filtro SmartScreen de Windows Defender. Este se encarga de analizar los programas y archivos no reconocidos.

Además, de manera independiente podemos activar este mismo método de protección en Edge dese aquí, el navegador web de Microsoft.

configurar protección

Pero eso no es todo lo que podemos realizar desde aquí, ya que al mismo tiempo tendremos la posibilidad de activar el bloqueo de aplicaciones no deseadas y las descargas maliciosas. Esto es algo que a su vez podremos también aplicar a las UWP de la Microsoft Store.