Cómo incluir capturas de pantalla directas de aplicaciones abiertas a una presentación de PowerPoint

Tal y como probablemente la mayoría de vosotros ya sepáis, PowerPoint es una herramienta que se incluye con la suite ofimática Office de Microsoft. Esta es una potente solución que se centra en la creación de presentaciones multimedia personalizadas.

Este es un programa que lleva acompañándonos desde hace muchos años, aunque como no podía ser de otro modo, ha evolucionado mucho. Su firma desarrolladora, Microsoft, se ha encargado de que los usuarios tengan en sus manos todas las funciones necesarias para este tipo de tareas. Por tanto a estas alturas, considerando que es un programa ya veterano, PowerPoint nos ofrece multitud de herramientas acordes a los tiempos que corren.

Y es que claro, los elementos multimedia en general han ido evolucionando en gran medida, por lo que este programa se ha tenido que adaptar a los tiempos actuales. De ese modo lo que se logra es que podamos generar unas presentaciones lo más atractivas y llamativas como sea posible. También merece la pena destacar que, a pesar de su versatilidad, el uso de este programa no es en absoluto complicado. Para ello nos presenta una interfaz de usuario altamente intuitiva, incluso para usuarios poco especializados en temas de diseño.

Es evidente que cuanto mayores sean las posibilidades de uso e integración en nuestras diapositivas, la personalización de estas será más eficiente. Pues bien, teniendo en cuenta todo esto, os diremos que además de los elementos habituales, el programa nos va a permitir incluir capturas de pantalla de manera directa. Esto nos será de gran utilidad si queremos agregar a una diapositiva lo que sucede en ese momento en cualquier otro programa en ejecución.

PowerPoint

Añade capturas de pantalla directas en tus presentaciones de PowerPoint

Por tanto, si necesitamos añadir una captura de pantalla de alguna aplicación en ejecución en ese instante, estos son los pasos a seguir y las opciones de personalización. Lo primero que debemos hacer es situarnos en la diapositiva en concreto donde deseamos añadir este elemento multimedia. Una vez en la misma, nos movemos hasta el menú “Insertar” de PowerPoint, en el que veremos que tenemos una gran cantidad de posibilidades.

Pues bien, la que a nosotros nos interesa en este caso se sitúa a la izquierda de la pantalla, la llamada “Captura”. Aquí veremos que se abre una pequeña ventana que alberga las miniaturas de las aplicaciones que tenemos abiertas en ese momento. Por ejemplo, si se trata de un navegador, tan solo veremos la pestaña que está activa. Esto nos permite pinchar sobre cualquiera de ellas para que de manera directa se haga una captura de la misma y se integre en la dispositiva donde estamos situados.

Al mismo tiempo, si pinchamos en la opción “Recorte de pantalla”, también tendremos la posibilidad de capturar tan solo una parte de la ventana activa de cualquier aplicación abierta. Como no podía ser de otro modo, una vez que la captura se añade a la diapositiva en cuestión, la podremos ajustar en