Distintas formas de recortar objetos o personas con Photoshop

Distintas formas de recortar objetos o personas con Photoshop

Roberto Adeva

Una vez que comenzamos a utilizar alguna herramienta de edición de fotos, poco a poco a la mayoría de los usuarios les va picando el gusanillo y la curiosidad por aprender a hacer nuevos retoques y efectos en sus fotografías o comenzar a realizar algún tipo de montaje. Es, por lo tanto, cuando necesitamos comenzar a usar determinadas herramientas además de la selección para recortar, los pinceles, la goma de borrar, etc.

Una de las cosas que más suele llamar la atención es cómo recortar un objeto, persona o parte de una imagen por su silueta. Es decir, tal y como haríamos con unas tijeras si tuviésemos la foto en nuestras manos. De esta manera, posteriormente vamos a poderla añadir a otra foto en forma de montaje sin que se note que ese objeto, imagen o persona no estaba ahí en su origen.

recortar silueta con Photoshop

Por lo tanto, vamos a ver cómo podemos hacer esto en Photoshop de manera sencilla para que esté al alcance de cualquier usuario independientemente de sus conocimientos en Photoshop.

Cómo recortar un objeto o persona de una imagen fácilmente con Photoshop

Photoshop nos ofrece una gran variedad de herramientas para poder recortar una persona o un objeto de cualquier imagen. Dependiendo de la complejidad de la imagen nos puede venir mejor una herramienta u otra. A continuación, vamos a ver cuáles son las más accesibles y recomendadas para llevar a cabo esta labor.

Usar la varita mágica

Es posible que algunos ya hayáis probado a hacer este tipo de recortes sobre objetos con un color o varios, pero todos ellos uniformes. En este caso, podemos seleccionarlos de forma rápida y sencilla haciendo uso de la barita mágica, ya que al hacer clic sobre un color con ella seleccionada, es capaz de realizar la selección de todo aquello que sea del mismo color y esté unido. Además, podemos añadir a la selección otros colores manteniendo la tecla de Mayúsculas pulsada.

Varita mágica Photoshop

La variable «tolerancia» que encontramos en la parte superior nos permite configurar la similitud de color y tono que podemos aceptar. Cuando mayor sea más tonalidades cogerá. Un valor muy bajo, o uno muy alto, hará que tengamos problemas al seleccionar.

Esta herramienta solo nos va a servir para casos muy simples y básicos y no nos va a valer para recortar la silueta de objetos más complejos con mucha mezcla de colores, como puede ser la silueta de una persona.

Selección rápida:

Dentro del mismo apartado que la varita mágica nos encontraremos con otra herramienta: la selección rápida.

Photoshop Selección rápida

Esta herramienta lo que nos va a permitir es seleccionar todo lo que, según la herramienta, pueda pertenecer a un mismo objeto o elemento. Para ello se fija en los cambios de color y textura para que la precisión de selección sea lo más precisa posible. Simplemente tenemos que hacer clic sobre el elemento, e ir arrastrando el ratón para que se vaya seleccionando todo el contenido de forma automática.

Si nos equivocamos, y seleccionamos partes que no correspondan, podemos deseleccionarlas usando los pinceles de arriba, para agregar o quitar elementos a la selección.

Selección de objetos: deja que la IA haga el trabajo por ti

La herramienta de selección de objeto se encuentra en el mismo panel que la varita y la selección rápida, y deja en manos de la IA el seleccionar automáticamente el objeto deseado. Para ello, simplemente debemos crear un cuadro alrededor del objeto que queremos que se seleccione y, al soltar el ratón, este objeto estará ya seleccionado de forma automática.

Herramienta selección objetos Photoshop

Cómo recortar una imagen con el lazo magnético

Un poco más avanzada que la varita tenemos la herramienta de lazo magnético. Con esta herramienta también podemos hacer selecciones rápidas si hay suficiente contraste entre la imagen a recortar y el fondo. Para usarla, basta con seleccionarla y hacer un clic cerca del borde de la imagen que queramos recortar.

Acto seguido iremos moviendo el ratón por el borde de la imagen para que el lazo de vaya uniendo al borde del objeto. Debemos recorrer todo el borde para seleccionar todo el objeto, y además, en las zonas más complicadas podemos hacer clic para añadir puntos de unión más precisos.

Lazo magnético Photoshop

Puede ser una interesante alternativa más, pero si la imagen es muy compleja tampoco es la mejor alternativa. Como se puede ver en la captura anterior, solo detecta bien los cambios drásticos de color y tonalidad.

Pluma: la mejor herramienta de Photoshop para recortar imágenes

Si lo que queremos es un resultado profesional, lo que vamos a hacer es echar mano de la herramienta Pluma. Esta se encuentra encima de la herramienta de Texto, y debemos asegurarnos de que esté en modo trazado.

recortar silueta con Photoshop

Con ella vamos a pinchar sobre un punto de la silueta de aquello que queremos recortar. En ese momento vemos cómo aparece un cuadrado pequeño y a partir de ahí vamos a ir realizando clics sobre la silueta del objeto o persona que queremos recortar hasta que lo bordeamos por completo.

Hay que decir, que cuando más juntos realicemos los clics, sobre todo en zonas redondeadas, mejor nos saldrá el recorte, ya que la silueta final del recorte la formarán las líneas rectas que unen todos esos cuadrados. Es cierto que con la herramienta pluma podemos hacer selecciones con formas redondeadas, pero lo veremos en otro tutorial detenidamente.

recortar silueta con Photoshop

Selección de sujeto, la forma más rápida y automática

Otra forma muy rápida de seleccionar una persona, o un objeto, es usar la función de selección de sujeto. Esta opción hace uso de la Inteligencia Artificial para seleccionar de manera automática el sujeto (o sujetos) de una foto. De esta manera, en lugar de tener que ir seleccionando la foto poco a poco, podremos seleccionarlo todo con un par de clics de manera automática.

Selección de Sujeto de Photoshop - 1

Funciona con personas, con animales e incluso con objetos. Y en las últimas versiones de Photoshop ofrece una precisión espectacular.

Ahora solo queda hacer el fotomontaje

Junto cuando lleguemos a cerrar la silueta, veremos cómo, si ponemos el puntero del ratón sobre el primer cuadrado que hicimos, aparecerá un círculo que significa que, si pulsamos sobre él, cerraremos el trazado. Eso es exactamente lo que tenemos que hacer en este momento. Así cerramos el trazado y veremos cómo aparecerá el borde de la silueta marcada con nuestro recorte.

recortar silueta con Photoshop

Pulsando sobre la imagen recortada con el botón derecho del ratón podemos seleccionar la imagen que acabamos de recortar por su silueta. Luego para copiarla tendremos que abrir una nueva capa o imagen, con el fondo transparente y pegarla en ella. De esta manera, ya la tenemos lista para hacer uso de ella donde queramos y cuando queramos.

recortar un objeto o persona de una imagen

Ahora, ya sólo nos queda ir a la imagen donde queremos añadir el objeto o persona recortado, copiarlo y pegarlo en la nueva imagen.

Es conveniente que sea más o menos del mismo tamaño que la original, para que las proporciones de tamaño se mantengan. De todas formas, también podemos seleccionar la imagen pegada mediante el atajo de teclado de Photoshop Ctrl + T y arrastrar de una de las cuatro esquinas manteniendo la tecla de Mayúsculas presionada para hacer más grande o pequeña la imagen manteniendo las proporciones para que no se deforme.

Una vez puesto todo a nuestro gusto, hacemos clic fuera en fuera de la imagen recortada y confirmamos que queremos aplicar los cambios.

Entonces ya tendremos nuestro montaje finalizado.

Posibles errores y problemas que podemos encontrarlos

Aunque este proceso puede parecer sencillo, en realidad hay muchas posibilidades de que el resultado no sea tan bonito como podríamos esperar. Dependiendo de la calidad de ambas fotos, su resolución y los brillos y colores, el fotomontaje puede quedar más real, o más «fake».

Por ello, cuando tengamos las imágenes ya montadas, podemos probar algunos trucos para hacer que la imagen parezca lo más real posible. Por ejemplo, podemos probar a ajustar el brillo, contraste y el color de las capas para que ambas tengan un aspecto lo más parecido posible. También podemos recurrir a la función de fusión para fusionar ambas capas en una y hacer que tenga un aspecto lo más real y original posible, como si la imagen nunca se hubiera separado en dos.

Por último, si el recorte tiene un borde de sierra, o no queda bien, aplicar un leve difuminado a este borde, o un resplandor, nos puede ayudar también a que la imagen final sea lo más real posible.