Firefox sufre repentinos bloqueos y deja de funcionar, soluciónalo

Dependiendo de nuestras prioridades o modos de uso de internet, a la hora de elegir nuestro navegador nos decantamos por el que más se adapte a nuestras necesidades. Por ejemplo, si priorizamos la privacidad, una de las opciones más interesantes aquí es Mozilla Firefox.

A pesar de no ser ni mucho menos la propuesta más usa del mundo, sí que es de las más populares de entre la amplia gama de programas de este tipo disponibles. Lleva una buena cantidad de años entre nosotros y no ha parado de crecer y mejorar gracias a las actualizaciones recibidas.

Sin embargo y a pesar de los trabajos de sus desarrolladores, esta es una aplicación que puede presentar ciertos fallos de funcionamiento en determinadas ocasiones. De hecho, a continuación, nos queremos centrar en cómo solucionar un posible bloqueo o congelación del programa.

Firefox deja de funcionar, se congela y no sé por qué

Tal y como sucede con la mayoría de los programas que hoy día utilizamos en un sistema como Windows, Firefox puede sufrir también bloqueos inesperados. Por tanto, en el caso de que repentinamente el navegador no responda, tendremos que llevar a cabo una serie de pasos para solucionarlo. A pesar de no llegar a la penetración de mercado que por ejemplo tiene Google Chrome, no podemos olvidar que nos encontramos ante una solución software bastante compleja.

Pero eso no quiere decir que sea perfecta, ni mucho menos, aunque los fallos pueden venir dados por alguna de las múltiples funciones y características que nos propone. Si estamos navegando en un momento determinado y el programa deja responder, las razones de todo ello pueden ser múltiples. Todo esto puede venir dado por el propio programa que haya sufrido algún tipo de fallo interno.

Asimismo, aquí entran en juegos otros factores tales como el resto de las aplicaciones instaladas en el PC, ya que se pueden producir ciertas incompatibilidades. También es importante que vigilemos de cerca la posible llegada de algún tipo de código malicioso. Pero eso no es todo, sino que puede haber errores en archivos de la base de datos interna, un error de un archivo del sistema operativo o un script web que haya colgado el navegador.

Solucionar el fallo Mozilla Firefox no responde

Hay que tener en cuenta que nos encontramos ante un tipo de programa que en estos momentos utilizamos casi de manera constante. Por tanto, los problemas repentinos que puedan surgir con este tipo de aplicaciones en concreto puede ser una importante molestia. Habitualmente disponemos de más de un navegador instalado en nuestro PC, pero por regla general deseamos usar el que tenemos establecido por defecto, que será nuestro preferido.

De este modo cuanto antes podamos solucionar los problemas relacionados con bloqueos por ejemplo en Firefox, mejor que mejor. Esto es precisamente en lo que os vamos a ayudar a continuación.

Ejecutar el programa en Modo de resolución de problemas

Una de las soluciones más efectivas y para lo que nos ayuda el propio programa desarrollado por Mozilla, es hacer uso de su Modo de resolución de problemas. Para ello lo primero que hacemos es pinchar en el botón del menú principal del programa que se sitúa en la esquina superior derecha. Este viene representado por tres líneas horizontales para así poder localizar la lista desplegable de Ayuda, para después hacer clic en Modo de resolución de problemas.

Modo de resolución de problemas

Este paso ahora que Firefox se reinicie con todos sus complementos deshabilitados. Esto nos servirá para averiguar si alguna de estas extensiones con el tiempo instalamos es la causante del bloqueo. Y es que en ocasiones estas pueden causar ciertos problemas o producirse incompatibilidades entre dos de ellas, lo que se traduciría en el bloqueo del programa.

Forzar el cierre de Firefox en Windows

Pues estarás en reiniciar el navegador todo sigue tal y como estaba y deja de responder en determinadas ocasiones, vamos a forzar su reinicio. Todo lo que tenemos que hacer es uso de la combinación de teclas Ctrl + Shift +Esc. Esto nos dará paso al apartado del Administrador de Tareas del sistema operativo. entonces nos situamos en la pestaña de Procesos donde localizamos en la entrada correspondiente al navegador Firefox.

Pinchamos sobre la misma con el botón derecho del ratón para poder hacer uso de la función Finalizar tarea. A continuación, no tendremos más que reiniciar el navegador para comprobar si el problema se ha resuelto o no.

procesos firefox

Mantener el programa actualizado a su más reciente versión

Ya os hemos comentado antes que por regla general los desarrolladores de este tipo de aplicaciones están lanzando constantemente actualizaciones para las mismas. Esto es algo como no podía ser de otro modo, se hace extensible a los navegadores web. Hay que tener en cuenta que a veces los navegadores obsoletos también pueden conducir a posibles problemas.

Con esto es lo que os queremos decir es que es más que recomendable comprobar si hay actualizaciones disponibles para instalar. Es más, este es un proceso que podemos llevar a cabo en pocos segundos a través del menú de Firefox mencionado anteriormente. Aquí encontramos una opción llamada Ayuda en la que tenemos que pinchar para acceder a Acerca de Firefox. Se abrirá una ventana que muestra si el navegador está actualizado o no, en caso contrario se actualizará de manera automática.

actualizar Firefox

Desinstalar extensiones problemáticas

A pesar de que los complementos o extensiones que instalamos en este tipo de programas cada vez son más habituales, casi nunca es recomendable abusar de estos elementos. Además de que en muchas ocasiones hacen un alto consumo de recursos del sistema, también nos pueden llevar a fallos de bloqueo en el navegador en sí. Esto se puede deber a que se trate de una extensión defectuosa, maliciosa o que esté en conflicto con alguna otra.

Llegados a este punto y si no encontramos otra solución, lo mejor que podemos hacer es eliminar todos los complementos instalados. A continuación, tendremos que ir instalándolos uno a uno hasta localizar la extensión que nos está provocando el fallo en el programa. Una vez hecho esto no nos queda más que buscar otra alternativa similar.

extensiones fierefox

Borrar la caché, cookies y otros datos en Firefox

Es bastante habitual que este tipo de aplicaciones en concreto almacenen una buena cantidad de información de sus usuarios. Con todo ello lo que se pretende es mejorar la experiencia a la hora de movernos por internet y no tener que repetir contraseñas, direcciones web, credenciales de acceso, etc. Al mismo tiempo el programa almacena ciertos datos relativos a las webs que visitamos con el paso del tiempo, cantidad de información que en ocasiones es excesiva.

Es por ello por lo que toda esa información no hace nada puede provocar problemas de bloqueo o mal funcionamiento. A continuación, os mostraremos la manera de eliminar todo ello y empezar de cero. Lo primero que hacemos es volver a acceder a la ventana de configuración de Firefox desde su opción de Ajustes. En la nueva ventana nos situamos en Privacidad y Seguridad y hacemos clic en el botón Limpiar Datos correspondiente a la sección Cookies y datos del Sitio.

limpiar datos

Búsqueda de virus y malware

Los ataques externos también pueden ser un serio causante de los problemas de bloqueo en cualquier aplicación. Es por ello que, si nos encontramos ante el fallo de que Firefox no responde, realicemos un escáner completo del equipo. Esto es algo que podemos llevar a cabo desde el propio Windows defender que se incluye en el sistema de Microsoft, o con cualquier otra solución de seguridad de terceros.

De esta manera nos logramos librar de posibles códigos maliciosos que hayan infectado nuestro ordenador y que estén afectando al funcionamiento de ciertos programas. Es más, este tipo de análisis deberían llevarse a cabo cada cierto tiempo o al menos programarlos para que escaneen el PC de forma automática.

¡Sé el primero en comentar!