Instala Firefox en un ordenador sin conexión a Internet

Instala Firefox en un ordenador sin conexión a Internet

David Onieva

A la hora de movernos por Internet, lo más habitual es que echemos mano de algún software específico para ello, nos referimos a los populares navegadores web. Aunque hay multitud de propuestas de este tipo disponibles, en estos momentos los más populares son Google Chrome y Mozilla Firefox.

Al mismo tiempo, como tanto se ha venido comentando últimamente, Microsoft quiere entrar de lleno en este sector con un producto propio de garantías. En concreto nos referimos al nuevo Edge Chromium que sustituye al Edge clásico que tan poco éxito ha tenido. De hecho son programas que están en constante desarrollo, de ahí precisamente las muchas actualizaciones que nos llegan.

Hay varias formas de actualizar y descargar Firefox

Pues bien, en estas líneas nos queremos centrar en la mencionada propuesta de Mozilla con su Firefox. Normalmente, algo más que recomendable, es que estos programas deberían estar actualizados en todo momento. Para esto, por regla general basta con que accedamos a su página informativa de la versión, para que se actualice automáticamente. Sirva como ejemplo que en Firefox esto se logra desde su menú, situándonos en Ayuda / Acerca de Firefox.

menú Firefox

Por otro lado, llegado el caso, también tenemos la oportunidad de bajar el programa desde el sitio web oficial de la firma, proceso que podremos llevar a cabo desde este enlace. Sin embargo, debemos tener en cuenta que para instarlo posteriormente, vamos a necesitar disponer de una conexión activa a Internet. Os decimos esto debido a que al descargar Firefox desde el link que os acabamos de comentar, en realidad no estamos descargando el programa como tal.

Lo que hacemos en este caso, es bajar un lanzador del navegador que se pone en funcionamiento cuando lo ejecutamos desde el disco duro. Es entonces cuando este fichero se pone en contacto, de manera automática, con los servidores de la empresa para descargar el programa en su totalidad, e instalarlo en el equipo. Pero se puede dar el caso de que necesitemos instalar Firefox en un equipo que no tenga conexión, algo que también podremos hacer, veamos la manera.

Descarga el instalador completo de Firefox para usar en PCs sin Internet

Como es fácil imaginar, esto lo lograremos teniendo en nuestras manos el programa completo, no el lanzador. De ese modo, por ejemplo lo podremos llevar en una memoria USB e instalarlo en cualquier equipo, tenga o no, conexión a Internet. Por tanto, en el caso de que necesitemos el instalador completo, esto es algo que en un principio logramos desde este enlace.

Eso sí, la descarga en este caso no va a ser tan directa como en el caso anterior, aunque será más personalizada. Esto se debe a que, antes de bajar el instalador completo de Firefox, tendremos que indicar la versión del mismo, la arquitectura y sistema operativo del equipo de destino, y el idioma.

web descarga Firefox

Así, no tendremos más que desplazarnos por las tres listas desplegables que se presentan en esta web que os indicamos, para acabar descargando en programa instalador en su totalidad. Por ejemplo, lo más habitual es que nos decantemos por Firefox (que es la versión estable), Windows 64-bit, y Spanish (Spain), al menos en nuestra región. Tras ello no tenemos más que pulsar en Descargar ahora. De este modo veremos que mientras que el tamaño del lanzador no llegaba al medio mega, en este caso este fichero ronda los 50 megas.

Por otro lado, en el supuesto de que queramos descargar, en su modalidad completa, cualquiera de las versiones de Firefox, desde las primeras, lo lograremos desde aquí. El enlace nos dará acceso a los servidores FTP oficiales de Mozilla para que podemos descargar todos los Firefox lanzados hasta la fecha.

Firefox portable

Además, si no queremos utilizar el instalador sin conexión oficial de Mozilla, hay otra forma muy sencilla de poder usar este navegador sin tener que instalarlo: recurrir a la versión portable del mismo.

Aunque Mozilla no nos proporciona una versión oficial de Firefox Portable, en la red podemos encontrar varias versiones de este navegador con muy buen soporte y, además, totalmente fiables que nos permitirán tener el navegador a la última solo con descomprimir el programa.

Uno de los Firefox portables más conocidos que podemos descargar es el de PortableApps, que podemos bajar desde este enlace. Una vez bajado el programa podemos extraerlo en el directorio que queramos de manera que nuestro Firefox quede listo para utilizarse. Además, gracias a que es un programa portable, podemos llevarlo siempre con nosotros en una memoria USB, con nuestros datos y configuraciones.

Para acabar, recordar que los navegadores portables no se suelen actualizar automáticamente, por lo que tenemos que estar pendientes de instalar la nueva versión cuando esté disponible. Además, es muy importante bajar estos navegadores siempre desde sitios web fiables, ya que de no hacerlo podemos estar poniendo en peligro nuestra seguridad.