Cómo hacer que Firefox no guarde nunca el historial de navegación y mantener nuestra privacidad

Cuando instalamos cualquiera de los actuales navegadores de Internet que usamos en nuestros equipos, ya sean móviles o de sobremesa, en estos días vemos que en la mayoría de los casos se configuran prácticamente solos, por lo que en pocos segundos ya podremos estar moviéndonos por Internet sin problema.

Luego, un poco después, ya empezamos a crear una cuenta personal, empezamos a crear nuestros propios marcadores, gestionar los mismos, instalar las correspondientes extensiones que nos ayuden a sacar un mayor provecho del programa, etc. Al mismo tiempo, a medida que va aumentando el número de sesiones con el programa, vemos que este se va volviendo más y más «inteligente», ya que recuerda las contraseñas que normalmente introducimos en las plataformas web a las que accedemos, nos ofrece propuestas sobre portales que visitamos anteriormente, etc.

Cierto es que en muchos casos esos «conocimientos» que los navegadores van adquiriendo a medida que va pasando el tiempo, nos van a facilitar en gran medida el uso que hagamos de los mismos en el futuro y mejorarán nuestra experiencia en Internet, pero eso no siempre va a ser lo más recomendable. Decimos esto porque el programa nos facilita todas esas tareas, pero en base a una recogida de datos, en ocasiones muy sensibles y personales, que podrían poner en peligro nuestra privacidad si cayesen en malas manos.

Firefox

Con esta información que poco a poco se va almacenando, nos referimos a datos tan peligrosos como las mencionadas contraseñas que usamos en las plataformas web, o todas las URLs de los sitios por lo que hemos pasado desde que instalamos el navegador en primera instancia, lo que puede ser un tanto peligroso en determinadas ocasiones.

Evita que Mozilla Firefox guarde tu historial de navegación al moverte por Internet

Por tanto, cuando instalamos uno de estos navegadores actuales, además de los pasos básicos a seguir para ponerlos en marcha, también es recomendable que echemos un vistazo a las opciones personalizables que pone en nuestras manos para así ajustar su funcionamiento a lo que realmente nos interese.

Por ejemplo, diremos que la propuesta de Mozilla, Firefox, nos da la oportunidad de evitar de manera predeterminada el programa vaya almacenando todas las webs por las que vamos pasando automáticamente, es decir, evitar que guarde lo que se conoce como el historial de navegación. Para ello, lo primero que hacemos, una vez en el software como tal, es acceder a las “Opciones” de Firefox desde el botón que se sitúa en la esquina superior derecha.

Firefox

Tras ello pinchamos en “Privacidad & seguridad” del menú de la izquierda de la interfaz, para luego localizar la sección de “Historial”. Será entonces cuando en la lista desplegable que aparecerá en pantalla, podremos indicar al navegador “No recordar el historial” desde “Firefox podrá”, ya que por defecto el programa viene preparado para almacenar todos esos datos. Por tanto, a partir de ese instante Firefox ya no guardará por sí solo los sitios web que vayamos visitando, lo que nos va a interesar en determinadas ocasiones.