La tienda de Windows 10 podría tener los días contados, ¿desaparecerá pronto?

Desde que Windows 10 vio la luz de manera oficial allá por el verano de 2015, uno de los apartados que más ha querido potenciar Microsoft ha sido la tienda del sistema. En concreto nos referimos a la Microsoft Store que viene repleta de aplicaciones UWP que podemos descargar e instalar.

Sin embargo lo cierto es que la tienda que se incluye por defecto, desde sus inicios no ha tenido la aceptación que los de Redmond pretendían, ni mucho menos. Todo ello a pesar de los esfuerzos que la firma ha estado poniendo para que los usuarios finalmente se decanten por usarla. Es por ello que a muchos nos les va a extrañar el movimiento que se va a llevar a cabo en la próxima gran actualización. En concreto nos referimos a la November 2019 Update que debería llegarnos en tan solo unos días.

Decir que las últimas versiones de prueba de esta actualización de características, sino es la definitiva, ya están en manos de los Insiders de la firma. Es por ello que se ha podido descubrir una novedad que al menos se podría considerar como llamativa, a este respecto en concreto. Nos referimos a que Windows 10 Noviembre 2019 Update o versión 1909, va a dar un poco más de lado a la mencionada tienda oficial.

Os contamos esto debido a que como se ha podido ver en estas versiones de prueba, la instalación limpia de la actualización ya no vincula la aplicación de la Microsoft Store a la barra de tareas. Esto es algo que, como seguro habéis comprobado de primera mano en el pasado, era algo habitual. Sin embargo la novedad ahora estriba en que en la versión 1909 del sistema dispondremos de una barra de tareas más limpia, ya sin el icono de la Store.

Microsoft Store

Microsoft elimina la Store de la barra de tareas de Windows 10

Es por ello que todos aquellos usuarios que deseen iniciar esta función, ya lo tendrán que hacer obligatoriamente desde el menú Inicio del software. De este modo se podría decir que el cambio como tal, si es que llega a la versión final de la versión, es un poco inesperado. La razón es sencilla, y es que como os decíamos, Microsoft ha querido potenciar en gran medida el uso generalizado de este elemento.

A muchos les ha chocado este movimiento, que aunque no es trascendente, sí que hace que la tienda sea un poco más difícil de encontrar, al tiempo que reduce su visibilidad en el sistema operativo. No sabemos si es que finalmente la firma de Redmond se ha rendido al intentar atraer nuevos usuarios a la Store, o hay alguna otra razón. Llegado el caso, esto significaría el primer paso hacia el abandono total de la Microsoft Store en un futuro.

Esto sería un tanto complicado, ya que es mucho lo que Microsoft se juega haciendo desaparecer un elemento de esta trascendencia de Windows 10. Pero cabe otra posibilidad, y es que la empresa considera que su tienda ya ha alcanzado su madurez. Es por ello que con este cambio se da un mayor espacio a la barra de tareas, ya que aquellos que quieran usar la tienda, ya la conocen de sobra y saben cómo localizarla por otros medios.