¿Qué pasa si uso Windows 11 sin activar?

¿Qué pasa si uso Windows 11 sin activar?

David Onieva

El sistema operativo que nos ofrece Microsoft desde hace décadas se trata en realidad de la propuesta de este tipo más utilizada en los equipos de sobremesa. Pero debemos tener muy presente que hablamos de un software por el que, de un modo u otro, tendremos que pagar una licencia. Es por ello que a continuación os hablaremos de los inconvenientes que encontramos al utilizar un equipo con Windows 11 sin activar.

Como os decimos se trata de un software de pago, pero Microsoft nos da la posibilidad de descargar la imagen ISO desde su web oficial para que la instalemos y probemos en nuestro equipo. Esto no quiere decir que ya dispongamos de una versión oficial y activa del sistema, ya que a priori esta es una versión de este que nos servirá de prueba. Esto es algo que se hace igualmente extensible a la más reciente versión lanzada por los de Redmond, nos referimos a Windows 11.

Cierto es que podemos utilizar esta imagen descargada sin activar el sistema Windows durante un largo periodo de tiempo, pero con ciertos inconvenientes. Precisamente es de esto de lo que os queremos hablar a continuación, ya que en muchas ocasiones y si tenemos pensado seguir utilizando Windows 11, nos interesa adquirir una licencia para su activación. Esta misma situación que seguramente muchos la hayáis vivido, durante más o menos tiempo, con Windows 10. Pues bien, los inconvenientes y molestias que encontraremos ahora son muy similares a las de la versión anterior del sistema operativo sin licencia.

configuracion windows 11

Problemas y molestias de usar Windows 11 sin activar

Ya se encarga Microsoft de intentar convencernos de diferentes maneras de que adquiramos una licencia de su sistema y lo activemos. De hecho, en la última versión del sistema operativo que tenemos a nuestra disposición desde hace unos meses, nos encontramos con una serie de inconvenientes y molestias dentro del propio software. Estas son precisamente las que os vamos a describir a continuación.

  • Marca de agua presente en el escritorio: uno de los elementos presentes en un Windows 11 sin activar y que nos puede resultar molesto, es una marca de agua que se sitúa en el escritorio. La misma deja patente que estamos trabajando en un sistema operativo en el que aún no hemos introducido la correspondiente licencia.
  • Mensajes de recordatorio: pero eso no es todo, sino que además y mientras trabajamos con nuestro equipo, aparecerán mensajes que nos recordarán este hecho. Estos se encargan de avisarnos que debemos activar Windows 11 para disfrutar de todas sus funcionalidades.
  • No podemos cambiar la personalización: uno de los grandes problemas ante los que se encuentran aquellos que usen Windows sin activar, se relaciona con la personalización del software. Este sistema nos propone multitud de funciones relacionadas con esta temática, pero no podremos beneficiarnos de las mismas sin una licencia activa.
  • Aviso en la aplicación de Configuración: hay varios apartados que se consideran como fundamentales en este sistema operativo. La aplicación de Configuración es uno de ellos. Es por ello por lo que Microsoft ya se encarga de avisarnos acerca de la activación de Windows 11 en este apartado tan habitual. Evidentemente esto se puede convertir en una molestia con el paso del tiempo.
¡Sé el primero en comentar!