Por qué no deberías usar Windows 10 LTSC en tu PC

Dentro del ecosistema Windows 10 podemos encontrar una gran cantidad de versiones y ediciones diferentes. Las dos más importantes son la Home y la Pro, las dos ediciones que, generalmente, solemos usar a nivel personal. Y, más allá de ellas, tenemos varias ediciones profesionales pensadas para empresas, entornos de trabajo y educación. Cada edición de Windows está pensada para adaptarse a las necesidades de cada grupo objetivo de usuarios. Sin embargo, es fácil ver cómo algunos usuarios deciden ir un poco más allá e instalar en sus ordenadores ediciones que no están pensadas para ellos. Y un claro ejemplo de ello es Windows 10 LTSC.

Si alguna vez has visitado foros en Internet buscando cuál es la mejor edición de Windows seguro que te has encontrado con algún usuario que recomienda usar Windows 10 LTSC. Sin embargo, esta edición no aparece dentro de las ediciones estándar del sistema operativo. Entonces, ¿qué es exactamente?

Windows 10HomeProEnterpriseEducation
Tipo de licenciaOEM
Retail
OEM
Retail
Volumen
VolumenVolumen
¿Edición N?SiSiSiSi
RAM máxima128 GB en 64 bits2 TB en 64 bits2 TB en 64 bits2 TB en 64 bits
TelemetríaBásicaBásica SeguraSegura
CortanaSiSiSi, excepto LTSBSi
Cifrado por hardwareSiSiSiSi
EdgeSiSiSi, excepto LTSBSi
Múltiples idiomasSiSiSiSi
Soporte para móvilSiSiSiSi
Escritorios virtualesSiSiSiSi
Windows HelloSiSiSiSi
Windows SpotlightSiSiSiSi
Escritorio remotoSolo clienteSiSiSi
Apps remotasSolo clienteSiSiSi
Subsistema de Windows para LinuxSiSiSiSi
Hyper-VNoSiSiSi
BitLockerNoSiSiSi
Actualizaciones diferidasNoSiSiSi
Posibilidad de unirse a un dominioNoSiSiSi
Protección de datos empresarialNoSiSiSi
Windows Update for BusinessNoSiSiSi
AppLockerNoNoSiSi
Credential GuardNoNoSiSi
Windows to GoNoNoSiSi
Edición LTSBNoNoSiNo
Posibilidad de actualizar a ProSiNoNoSi
Posibilidad de actualizar a EnterpriseNoSiNoNo
Posibilidad de actualizar a EducationSiNoNoNo

Qué es Windows 10 LTSC

Cada versión de Windows 10 cuenta con un soporte estándar de 18 meses. Durante ese tiempo, los usuarios reciben todo tipo de actualizaciones, tanto de calidad como de seguridad. Sin embargo, pasado ese tiempo, la versión queda abandonada. Teniendo en cuenta que Microsoft lanza nuevas versiones de Windows cada 6 meses, tampoco es mayor el problema, salvo que tenemos que estar pendientes de actualizar, al menos, una vez cada año y medio.

Windows 10 LTSC (Long Term Servicing Channel) es una edición de Windows 10 diseñada para tener un soporte a largo plazo. Estas versiones destacan, sobre todo, por tener 10 años de soporte (aunque a partir de ahora va a ser la mitad) en lugar de los 18 meses del resto de versiones. Esto implica que los usuarios que tengan esta edición pueden olvidarse de cambiar la versión durante 10 años.

Además, las LTSC tienen otras ventajas, como:

  • No integran bloatware de Microsoft (ni Edge, ni Cortana, ni modern apps).
  • Compatible con todo el software.
  • No reciben actualizaciones cada 6 meses. Durante todo su ciclo de vida usamos la misma versión.
  • Son «más ligeras y estables» a lo largo del tiempo. O más bien, tienen efecto placebo para sus usuarios.
  • Escritorio remoto.

A simple vista parece que Windows 10 LTSC tiene muchas ventajas. Pero en realidad no es así, básicamente porque el Kernel es el mismo que el de las ediciones Home y Pro.

Windows 10 LTSC

Motivos para no usar Windows 10 LTSC

Es una edición para uso empresarial

Lo primero que debemos tener en cuenta es que esta versión está enfocada, sobre todo, para empresas. Sus licencias son mucho más caras que las de un Windows 10 Home o Pro. Y, además, no se puede obtener una licencia individual para usar esta versión (al menos legalmente), sino que, como todas las versiones empresariales, debemos adquirir una licencia por volumen. O lo que es lo mismo, comprar muchas licencias a la vez, lo que dispara el precio.

Salvo que vayamos a usar esta edición de Windows en una empresa u organización, usarlo en casa implica hacerlo de manera ilegal.

Perdemos características y funciones

Puede que algunas de las ventajas nos puedan resultar interesantes. Por ejemplo, estaremos instalando un sistema operativo sin ningún tipo de software publicitario y sin bloatware. Un Windows 10 lo más limpio posible y que nos va a ofrecer el mejor rendimiento. Sin embargo, estaremos perdiendo funciones y características que nos ofrece Microsoft. La tienda de aplicaciones de Microsoft, las aplicaciones UWP, el navegador Edge… aunque haya usuarios a los que no les guste, forman parte de la experiencia de Windows 10, y todo lo que no queramos se puede eliminar fácilmente desde cualquier edición de Windows sin renunciar a lo demás.

Y, por supuesto, tardaremos mucho tiempo en poder aprovechar las novedades (como la nueva interfaz) que prepara Microsoft y que el resto de usuarios puede probar cada 6 meses.

El soporte deja de ser uno de sus atractivos

De todo lo que nos trae LTSC, su mayor atractivo era el soporte extendido durante 10 años. Sin embargo, recientemente Microsoft ha anunciado que esto va a cambiar, y es que a partir de la próxima LTSC el soporte de esta edición pasará de los 10 años a «tan solo» 5 años. Curiosamente, lo mismo que una LTS de Ubuntu.

No podremos pasar a Windows 10 Pro

Si el día de mañana nos arrepentimos y queremos dar el salto a Windows 10 Pro, no podremos hacerlo. Otras ediciones, como la Home y la Education sí que permiten actualizar directamente a la edición Pro de Windows para empezar a usar sus características. Sin embargo, la edición Enterprise (a la cual pertenece la LTSC) no permite pasar a ninguna otra versión de Windows. Por lo tanto, si queremos cambiar, tendremos que formatear y reinstalar de cero. Y, además, la licencia no nos servirá.