Microsoft ha eliminado un total de 53 servicios de Google en su nuevo Edge Chromium para ofrecernos más privacidad

Como es fácil imaginar, la seguridad es uno de los factores más importantes en los navegadores web, ya que son estas las plataformas que sirven de vía para que podamos movernos por Internet con confianza y sin que, en la medida de lo posible, seamos víctimas de los temidos ciberataques.

Esto es algo de lo que también es plenamente consciente una firma de la importancia de Microsoft, por lo que ha querido dejarlo patente con las medidas tomadas en su nueva versión del navegador que viene incluido por defecto en Windows 10, Edge. Nos referimos al nuevo Edge Chromium del que en el día de ayer ya pudimos ver la primera beta del producto, lista para su descarga.

Pues bien, os decimos todo esto debido a que, como se acaba de saber ahora, los de Redmond han eliminado o reemplazado más de 50 servicios de Google en su navegador, por ejemplo implementando su propio sistema de cuentas OneAuth, cambiando la telemetría, o eliminando enlaces a Google Drive, todo con el fin de mejorar la privacidad al usarlo. Y es que hasta estos momentos son buenas las críticas que el navegador está recibiendo, ya que como hemos podido ver recientemente, esta es una propuesta que por ejemplo ofrece un mejor rendimiento que el propio Chrome de Google.

Eso sí, a pesar de que las primeras impresiones son que nos encontramos ante un navegador rápido y ligero, muchos usuarios se preguntan si será lo suficientemente bueno como para merecer la pena migrar desde Chrome o Firefox, ya que por ejemplo la tienda de extensiones de Edge Chromium aún tiene que mejorar sustancialmente. Eso sí, no podemos sino más que elogiar el hecho de que Microsoft haya eliminado más de 50 servicios incluidos en Chrome para mejorar la privacidad de los usuarios del nuevo Edge.

Seguridad Firefox

Edge Chromium cuidará la privacidad de sus usuarios más que Google Chrome

Y es que en el mencionado recorte de servicios en el nuevo Edge, podemos hacer mención a elementos tales como el bloqueo de anuncios, la traducción, la sincronización de datos personales del usuario, etc. De igual modo en este software, los de Redmond también han eliminado las herramientas que se encargan de generar los informes del gigante de las búsquedas, lo que garantiza que los usuarios no van a tener que preocuparse de que sus datos vayan a parar a manos de Google.

De este modo también se ha logrado que el nuevo Edge respete un poco más las preferencias del usuario a la hora de crear la cuenta personal en el navegador, al menos en lo referente a la sincronización de datos con el resto de plataformas de la misma compañía.

Por todo ello no es difícil pensar que a medida que Microsoft siga evolucionando este software con el paso del tiempo, el nuevo Edge Chromium se ajustará mucho mejor a las prioridades y necesidades de Windows 10, pero manteniendo la independencia del programa y sus datos.