Microsoft va a eliminar una de las mejores funciones de Windows Update en Windows 10

Escrito por David Onieva
Actualidad

La función de Windows Update es una de las más importantes, a la vez que temidas, del sistema operativo de los de Redmond, ya que es la que se encarga de mantener actualizado nuestro equipo, y la que al mismo tiempo en ocasiones provoca graves errores en el proceso, de ahí su mala fama.

Pues bien, tal y como se acaba de dar a conocer ahora, Microsoft va a retirar las actualizaciones Delta de Windows 10 en el próximo mes de abril. De este modo, a partir de ese instante, la firma tan solo publicará actualizaciones acumulativas completas y actualizaciones rápidas, dejando de lado las mencionadas Delta. De hecho el popular Patch Tuesday de abril de 2019 será el último en traernos estas actualizaciones Delta para Windows 10, todo ello en base al cambio anunciado por la firma a finales de 2018.

Y es que el gigante del software originalmente planeó retirar estas actualizaciones en febrero de 2019, pero finalmente extendió el plazo hasta abril para las versiones 1607, 1703, 1709 y 1803 de Windows 10. Asimismo, en estos momentos Windows 10 October 2018 Update, es decir, la versión 1809, ya no recibe ninguna actualización Delta nueva.

Por tanto para el resto de versiones, como comentamos y de acuerdo con el calendario de Microsoft, el 9 de abril será el último lanzamiento de actualizaciones Delta, por lo que la empresa seguirá adelante con las rápidas y acumulativas completas para Windows 10.

Microsoft eliminará por completo las actualizaciones Delta de Windows 10 el mes que viene

Hay que tener en consideración que estos elementos a los que nos referimos y que van a ser retirados, han sido especialmente útiles para muchos usuarios a lo largo del tiempo debido principalmente a que sólo incluyen los componentes que se han modificado con respecto a la implementación anterior del sistema operativo.

Esto se traduce en que un sistema que ya está actualizado no tenía la necesidad de descargar una actualización acumulativa completa, sino sólo la Delta que incluye los cambios, algo que va a desaparecer. Por tanto a partir de ahora Microsoft apostará por las actualizaciones rápidas, ya que considera que nos aportan una serie de beneficios. En concreto se refiere a que en este caso el dispositivo va a echar mano de las actualizaciones rápidas para usar el protocolo de red con el fin de determinar las diferencias óptimas, y luego descargará tan sólo aquellos que necesita, lo que significa que descarga en torno a 150 y 200 megas al mes.

Al mismo tiempo esto va a significar que cuanto más actualizado esté un equipo, menor será el tamaño de la descarga diferencial, con el ahorro de tiempo y riesgos que esto supone, aclara la propia Microsoft en su anuncio. Con todo y con ello y a pesar del punto de vista de la firma con sede en Redmond, seguro que no a todo el mundo le gusta el hecho de que las actualizaciones Delta que os hemos comentado sean retiradas de manera definitiva y por completo.

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo