Se acabaron los problemas con las actualizaciones de Windows 10: ahora si causan problemas Windows las desinstalará automáticamente

Escrito por David Onieva
Actualidad

Uno de los grandes hándicap ante los que se está encontrando Microsoft desde que lanzó Windows 10 a mediados de 2015, es precisamente uno de los puntos fuerte del propio sistema operativo, nos referimos a las actualizaciones que de manera periódica se envían a los equipos compatibles.

Y es que para muchos este es un software que se podría considerar como el mejor sistema desarrollado por la firma de Redmond, aunque algunos de sus fallos son realmente importantes. Así, cuando hablamos de las mencionadas actualizaciones, lo cierto es que estas cada vez se envían con mayor rapidez para cubrir todas las necesidades de los usuarios y, al mismo tiempo, corregir los errores que se van detectando. Sin embargo esto también significa que estas provocan problemas de manera más periódica que antes, a veces con resultados desastrosos.

Ya hemos podido ver cómo algunas han llegado a eliminar datos personales, cuando no permiten que los equipos se inicien de manera correcta. Por tanto y como se está empezando a saber ahora, la misma Microsoft puede haber introducido, sin avisar, un nuevo método por medio del cual el propio Windows 10 podrá desinstalar estas actualizaciones problemáticas si estas empiezan a fallar.

Hay que tener en cuenta que en estos momentos Windows 10 es considerado como un servicio, por lo que la firma desarrolladora tiene que lidiar de manera efectiva con uno de los apartados más criticados de este, que no es otro que las mencionadas actualizaciones. Poco a poco la firma ha ido reduciendo el tiempo de espera entre estas, pero de manera paralela se han ido incrementando los fallos que afectan de manera directa a los usuarios con las mismas.

Actualizaciones Windows

Windows 10 desinstalará las actualizaciones problemáticas por sí solo

Por tanto y tras los cambios que con el paso de los años se han ido introduciendo en este apartado, las propias actualizaciones se han ido convirtiendo más en un problema en lugar de en una solución para algunos usuarios del sistema. Ya hablemos de las grandes actualizaciones bianuales de características para Windows 10, como de los parches mensuales, estos envíos causan un gran temor y desconfianza para muchos usuarios cada vez que estas llegan y se tienen que instalar en sus equipos, y claro, como son obligatorias, estas se van a integrar en el sistema más tarde o más temprano.

Sin embargo, aunque la firma con sede en Redmond no esté modificando su modo de funcionamiento en este sentido, por lo visto en estos momentos se ha podido conocer una novedad a través de una página de soporte. Así, de acuerdo con este nuevo documento que se ha descubierto, Windows 10 tendrá la capacidad de desinstalar actualizaciones en el caso de que estas provoquen que el sistema no se inicie correctamente.

De este modo resulta evidente que lo que se pretende es evitar que la actualización cause problemas en los equipos donde, por la razón que sea, no funcione de manera correcta y no logre que el mismo arranque normalmente, algo que nos podrá ahorrar más de un disgusto.

Fuente > WindowsLatest

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo
  • Juan

    ¿Ésto incluye las realentizaciones del sistema gracias a las propias actualizaciones? Es que es actualizar e irse la fluided de windows a tomar por culo. Esperaré a una versión final. Paso de Windows Update y de toda la morralla que nos quieren meter.