Graba tu pantalla y compártela rápidamente con un enlace con Recordit

Cuando estamos trabajando delante de la pantalla de nuestro ordenador con Windows, la mayoría de nosotros sabemos que el simple hecho de llevar a cabo una captura de pantalla, es algo que logramos con tan solo pulsar una tecla de nuestro teclado para que esta se copie al portapapeles del sistema.

Sin embargo en los tiempos que corren, si necesitamos ampliar la funcionalidad de estas capturas, lo mejor que podemos hacer es echar mano de otras soluciones adicionales, como la que veremos en estas líneas. Es más, una cosa es capturar la pantalla y crear una imagen estática de la misma en forma de archivo fotográfico, y otra muy distinta es generar un vídeo con aquello que está sucediendo en ese momento.

Pues bien, para todos aquellos que generalmente hagáis un uso intensivo de las capturas de pantalla y necesitéis que estas sean en forma de vídeo, seguro que el programa del que os vamos a hablar os será de gran ayuda. En concreto nos referimos a la aplicación llamada Recordit, un software gratuito tanto para como macOS como para Windows que nos servirá para grabar partes seleccionadas de la pantalla activa del sistema.

Grabar pantalla

Pues bien, para empezar a trabajar con Recordit, lo primero que haremos será descargar su ejecutable e instalarlo en nuestro equipo, por lo que una vez que lo ejecutemos por primera vez, un nuevo icono aparecerá en la bandeja del sistema de Windows 10. De este modo, la nueva aplicación instalada queda funcionando en segundo plano para que podamos echar mano de la misma siempre que la necesitemos.

Cómo grabar nuestra pantalla con el software gratuito Recordit

Por tanto, una vez que vemos el nuevo icono en la bandeja del sistema, para empezar a crear el vídeo con aquello que va a suceder en pantalla, no tendremos más que pinchar en el mismo con el botón derecho del ratón y seleccionar la opción “Record”. Entonces aparecerá un cuadro que debemos personalizar y ajustar, ya que se corresponde al área que en realidad deseamos capturar en forma de vídeo de lo que va a acontecer en la pantalla.

Grabar pantalla

Así, una vez hayamos seleccionado un área en concreto, bajo la misma aparecerá de nuevo un botón de “Record”, en el que pulsamos cuando realmente queramos que dé comienzo el proceso de grabación como tal. Decir que este puede tener una duración máxima de cinco minutos y que, una vez acabemos, se almacenará en la nube, bien para su posterior descarga, o bien para poder compartirlo directamente con otros usuarios.

Así, para la primera de las acciones, volvemos a pinchar en el icono con el botón derecho y accedemos al nuevo contenido creado desde “Recent Screencast”, para que se abra una ventana remota desde la que ya podremos guardar el vídeo en nuestro disco duro. De igual modo, si lo que queremos es compartirlo, podemos guardar la URL que se nos proporciona, para hacérsela llegar a nuestros contactos.