Ramme: conoce este cliente no oficial de Instagram para ver y subir contenido desde Windows, macOS o Linux

Como la mayoría de vosotros ya sabréis, Instagram es una de las redes sociales más usadas en estos momentos, una plataforma que se basa en la publicación de contenidos multimedia tales como vídeos y fotografías, de ahí precisamente uno de los secretos de su éxito.

Se podría considerar como la «hermana pequeña» de Facebook, aunque lo cierto es que con el paso de los años, esta ha sido una plataforma social que no ha parado de crecer hasta convertirse en uno de los gigantes del sector. De hecho es una de las plataformas favoritas de los famosos, donde, de un modo u otro, comparten todo de tipo de experiencias y vivencias del día a día con sus fans en forma de fotos y vídeos.

Sin embargo, desde sus inicios este ha sido un servicio online cuyo funcionamiento se ha basado prácticamente en el uso en dispositivos móviles, por lo que a pesar del tiempo que ha pasado desde su puesta en marcha, lo cierto es que el cliente oficial del que podemos hacer uso en nuestros equipos de sobremesa, está bastante limitado en comparación con las aplicaciones para móviles de la plataforma.

Es por ello que muchos usuarios registrados en Instagram, a la hora de intentar sacar un mayor rendimiento a su cuenta cuando utilizan esta desde sus equipos de sobremesa con Windows, macOs o Linux, se decantan por usar clientes no oficiales como el que os vamos a mostrar en estas mismas líneas.

Instagram

Saca el máximo provecho a Instagram desde tu PC con este cliente alternativo

De hecho una de las grandes carencias que muchos usuarios de la plataforma social echan en falta a la hora de tratar con este servicio, es la posibilidad de subir nuestros propios contenidos a la cuenta desde un PC u ordenador portátil, algo que no podremos llevar a cabo desde el cliente oficial. Es por ello que aquí os vamos a presentar la aplicación de código abierto Ramme que podréis descargar desde su repositorio de GitHub.

Instagram

Pues bien, una vez instalado en nuestro equipo de sobremesa, al arrancarlo lo primero que se nos va a pedir son nuestras credenciales de acceso a Instagram para poder acceder a nuestra cuenta desde aquí. Al mismo tiempo, desde Ramme tendremos la posibilidad de llevar a cabo las tareas habituales de la plataforma como realizar comentarios sobre las publicaciones de otros, dar “Likes”, seguir a otros usuarios registrados, etc.

Sin embargo, quizá los más importante de todo es que podremos subir contenidos a nuestra cuenta personal de manera rápida y sencilla, bastará con que pulsemos sobre el botón “+” situado en la parte inferior de la interfaz principal de la app. A continuación se abrirá una ventana del navegador para que podemos seleccionar la imagen que vamos a subir y que podremos redimensionar, aplicar filtros, o introducir pie de foto, ubicación, además de etiquetar a otros usuarios.