Mejora el rendimiento de Windows 10 desactivando las aplicaciones en segundo plano para siempre

Escrito por David Onieva
Herramientas del Sistema

Muchos usuarios de la más reciente versión del sistema de Microsoft, Windows 10, desde hace un tiempo se han venido quejando del excesivo consumo de recursos del equipo que el software hace, por ejemplo en comparación con otras versiones más antiguas.

Esto es algo que puede venir dado por múltiples circunstancias, aunque en algunos casos sin duda tiene una influencia directa aquellas aplicaciones que casi constantemente están corriendo en segundo plano en el sistema operativo, incluso sin que estemos haciendo uso de las mismas. Es por esta razón que se podría decir que se están desperdiciando valiosos recursos del PC de manera innecesaria, recursos como la memoria RAM o capacidad del procesador que se podrían usar en otras herramientas y funciones de las que sí estemos haciendo uso.

Es por ello que Windows 10 nos permite el poder gestionar el uso de esas aplicaciones en segundo plano a las que hacemos referencia para así liberar al equipo de esos programas cargados que en realidad no necesitamos ni usamos, lo que también nos puede ayudar a ganar en autonomía si usamos un ordenador portátil. Para ello vamos a hacer uso de la función de Configuración que integra el propio Windows 10, a la que podremos acceder a través de la combinación de teclas “Win + I”.

Pues bien, una vez situados en la nueva ventana que aparece, decir que esta es una opción que se encuentra un tanto escondida, ya que, de manera inexplicable, podremos gestionar el uso de estas aplicaciones que funcionan en segundo plano, desde el apartado llamado “Privacidad”, que es por tanto en el que pulsamos.

Aplicaciones segundo plano

Gestiona las aplicaciones en segundo plano de Windows 10

A continuación, en la parte izquierda de la interfaz de este apartado, nos desplazamos hasta llegar a “Permisos de la aplicación / Aplicaciones en segundo plano”, donde nos situamos. Es entonces cuando en la parte derecha de la ventana, se va a cargar una lista con todas aquellas herramientas que están implementadas en el sistema operativo y que se pueden ejecutar en segundo plano.

De este modo, en el caso de que necesitemos mejorar el rendimiento de nuestro equipo cuando trabajemos con el mismo en el día a día, lo mejor que podemos hacer es echar un vistazo a las apps que aquí se indican para, de ese modo, indicar a Windows 10 cuáles son aquellas que deseamos que sí se puedan ejecutar en segundo plano, y cuáles no. Como podemos ver, el listado es importante en cuanto a cantidad, por lo que eso nos puede servir para que nos hagamos una idea de los recursos que estamos desperdiciando con aplicaciones que están en ejecución y que ni siquiera sabíamos que existían.

Por tanto y finalmente, para desactivarlas, no tendremos más que cambiar el selector que se sitúa en la parte derecha de cada app que aparece en este listado para que deje de ejecutarse en segundo plano a partir de ese momento.

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo