Windows 7 empieza su cuenta atrás: solo le queda un año de vida

Windows 7, junto con Windows XP, es considerado para la mayoría como uno de los mejores sistemas operativos de Microsoft. Este sistema operativo fue lanzado por la compañía en 2009, hace más de 9 años, seguido del Service Pack 1 en 2011, última versión del sistema seguida ya del lanzamiento de Windows 8, un año más tarde. Aunque XP ya casi ha pasado a la historia, Windows 7 sigue siendo un sistema operativo muy apreciado por los usuarios, y una muestra de ello es que aún está instalada en el 40% de los ordenadores, un dato preocupante si tenemos en cuenta que el soporte para este sistema operativo tiene sus días contados: en un año se quedará sin actualizaciones de seguridad.

Parece que lo que ocurrió en 2014 se vuelve a repetir. Tal como lleva anunciando Microsoft mucho tiempo, Windows 7 llegará al final de su ciclo de vida justo dentro de un año, el próximo 14 de enero de 2020. A partir de entonces, todos los usuarios de este sistema operativo dejarán de recibir todo tipo de soporte y actualizaciones, ni de mantenimiento ni de seguridad, quedando expuestos ante la primera vulnerabilidad pública que se descubra en este sistema.

Para no dejar abandonadas a las empresas, Microsoft lo que sí va a mantener es un programa de actualizaciones de pago bajo el nombre de Extended Security Updates (ESU). Las empresas (o usuarios, si quieren) que se suscriban a este programa podrán seguir recibiendo actualizaciones de seguridad durante 3 años más, hasta enero de 2023. Eso sí, cada año el precio de los parches irá en aumento hasta que, finalmente, el sistema operativo quede totalmente abandonado.

Escritorio Windows 7 SP1

¿Qué significa el final de soporte de Windows 7?

Todos los usuarios que tengan instalado Windows 7 en sus ordenadores podrán seguir utilizando este sistema operativo normalmente. La principal diferencia es que, a partir del 14 de enero de 2020, estos sistemas no recibirán más actualizaciones de seguridad. Esto quiere decir que, en el momento en el que aparezca una vulnerabilidad, todos los usuarios quedarán expuestos a ella.

Todos los programas, así como las herramientas de seguridad actuales, seguirán funcionando sin problemas en Windows 7 ya que comparte, en gran parte, Kernel con Windows 10. Sin embargo, tal como pasó con Windows XP, poco a poco los fabricantes irán abandonando este sistema operativo a favor de las últimas versiones de Windows, como Windows 10. Aunque ya estaríamos mirando a muy largo plazo, Google Chrome, Firefox y los principales antivirus del mercado dejarán de actualizarse en Windows 7. Sin ir más lejos, recordamos que el nuevo Office 2019 ya va a ser exclusivo de Windows 10, por lo que los usuarios de Windows 7 no podrán instalarlo, ni los de Windows 8.1, cuto soporte llegará a su final el 10 de enero de 2023.

Entonces… ¿qué puedo hacer si aún uso Windows 7?

Si aún somos usuarios de Windows 7, como hemos dicho, el ordenador va a seguir funcionando con total normalidad. Sin embargo, debemos ir pensando en cambiar ya que, además de que poco a poco iremos perdiendo soporte con programas, estaremos expuestos ante la menor vulnerabilidad que se descubra para este sistema.

Hoy en día nada debería retenernos en Windows 7. Windows 10 es el nuevo sistema operativo de Microsoft, un sistema que, a pesar de sus problemas, está dando muy buen resultado y cada vez tiene una mayor cuota de mercado en todo el mundo. Windows 10 es un sistema mucho más seguro que Windows 7, además de tener soporte y ser el futuro por el que, nos guste o no, tendremos que pasar.

En caso de ser absolutamente reacios a dar el salto a Windows 10, entonces otra alternativa que tenemos es dar una oportunidad a alguna de las distribuciones Linux, muchas de las cuales, a pesar del miedo de gran parte de la comunidad, son igual de fáciles de utilizar que Windows y que nos permitirán seguir utilizando nuestro PC con total seguridad.