Google Chrome estable vs Beta vs Dev vs Canary vs Chromium: diferencias entre todas estas versiones

Muchas son las alternativas en cuanto a los navegadores de Internet de los que podemos echar mano en estos momentos, la gran mayoría de los mismos de manera gratuita, aunque suele haber algunas significativas diferencias entre los mismos.

Ya sea en diseño, funcionalidad, seguridad o privacidad, las diferencias entre las propuestas que podemos descargar e instalar para navegar por Internet son varias, por lo que los usuarios van a tener la oportunidad de decantarse por la que más les interese en cada caso, dependiendo de sus prioridades. Con todo y con ello, a pesar de la variedad, en estos momentos más del 60% de los usuarios en todo el mundo se han decantado por hacer uso del software de este tipo propuesto por Google, nos referimos a Chrome.

A pesar de las muchas críticas que este software ha recibido, entre ellas se puede destacar el elevado consumo de recursos del sistema que tiene, o las «violaciones» de la privacidad de sus usuarios que el gigante de las búsquedas lleva a cabo por esta vía, Chrome es , con mucha diferencia, el navegador más usado del mundo. Pues bien, aunque la mayoría se decanten por instalar en sus equipos la versión final, también conocida como estable, del programa, existen otras versiones distintas con algunas diferencias entre sí que veremos a continuación.

En primer lugar nos encontramos con la mencionada versión estable del navegador, que coincide como decimos con la más instalada por los usuarios, ya que es la versión más cuidada por los desarrolladores y que implementa las funciones más avanzadas pero, al menos en teoría, libres de errores. Es por ello que esta versión en concreto está libre de fallos, ya que estos han sido subsanados en las versiones anteriores que repasaremos a continuación.

Otras versiones alternativas de Google Chrome

Por otro lado nos encontramos con la versión Beta de Chrome, que se trata de la que se podría decir que es justo la anterior a la estable que acabamos de mencionar y que permite a los usuarios poder disfrutar de las más recientes novedades del programa, pero sin correr apenas riesgos relacionados con la estabilidad o la seguridad.

Aquí, los desarrolladores implementan las características que están a punto de lanzar a la versión final de Chrome para limar las últimas asperezas que se puedan detectar, por lo que también es bastante habitual en los equipos de muchos usuarios. Al mismo tiempo la Beta se recomienda para aquellos que tengan algún problema con la versión estable, ya que el mismo se solucionará primero aquí, para después llegar a la versión final.

Y pasemos a la que se conoce como Chrome Dev, una versión cuya estabilidad y fiabilidad se encuentra inmediatamente por detrás de la Beta que acabamos de repasar, por lo que no es muy recomendable para su uso diario, ya que puede presentar problemas de una manera más habitual de lo que a la mayoría les gustaría. Es por ello que esta es una propuesta que suele ser usada por usuarios más avanzados y desarrolladores que quieren probar sus proyectos en un navegador, pero sin poder considerarse como un programa de uso habitual debido a los fallos que puede presentar.

Estas son las versiones más inestables de Chrome

Cambiando de tercio, esta misma mañana os hemos hablado de la manera de activar el nuevo, a la vez que esperado, modo oscuro en el navegador Chrome de Google, algo que como ya os comentamos se puede llevar a cabo desde la versión Canary del mismo. Pues bien, si nos centramos en Google Chrome Canary, diremos que esta es la versión del navegador, por un lado más inestable, pero por otro a la que llegan las nuevas funcionalidades en primer lugar.

Es por ello que Canary se recomienda para los desarrolladores de aplicaciones y plataformas, o para aquellos usuarios más avanzados que quieran tener a su disposición las más recientes funciones del programa. Eso sí, hay que tener muy en cuenta que esta versión puede presentar importantes fallos de estabilidad y fiabilidad, ya que es donde los ingenieros de Google integran todo aquello que están probando por primera vez, por lo que puede ser un riesgo.

De hecho es muy común que aquí encontremos funciones que nunca lleguen al resto de versiones de Chrome, o que al menos no lo hagan a la estable, por lo que es más que adecuado para los más curiosos.

Y para terminar os hablaremos de Chromium, uno de los grandes proyectos de la firma que está en funcionamiento desde el pasado año 2008, es válido para todas las plataformas, y se basa en la versión final de Chrome. Este es un proyecto de código abierto que está en constante evolución gracias a los desarrolladores del mismo. Pero no se deben confundir los términos, ya que mientras que Chrome es un navegador que cierra su código para varias de sus funcionalidades, Chromium es totalmente abierto para que sirva como base de desarrollo para terceros.

Por ejemplo, tal y como se ha sabido hace poco, a lo largo de este mismo año 2019 la propuesta de Microsoft, Edge, se va a volver a lanzar usando el motor Chromium, en lugar del propio, como hacía hasta ahora.