Personaliza al máximo VLC configurando los filtros de audio y vídeo que ofrece

El reproductor multimedia conocido como VLC, es uno de los más populares y usados desde hace varios años, un programa gratuito que con el paso del tiempo se ha ido ganando la confianza de los usuarios, en gran medida gracias a su buen funcionamiento y a las novedades que poco a poco se han introduciendo en el mismo.

De hecho este es un programa que a medida que ha ido evolucionando, ha recibido nuevas y más avanzadas funcionalidades que se han sumado a las ya existentes desde sus inicios. Y es que buena parte de su éxito reside precisamente en la amplia variedad de posibilidades que este programa es capaz de ofrecernos, aunque para eso hay que adentrarse un poco entre sus múltiples opciones de menú.

Cierto es que muchos usuarios usan esta aplicación como un simple reproductor multimedia para contenidos tanto de música como de vídeo, función que por cierto cumple a la perfección. Sin embargo si investigamos un poco más, son muchas las opciones de personalización y configuración que aquí encontraremos, aptas incluso para los usuarios más exigentes, como veremos a continuación.

Y es que al mismo tiempo hay que tener en consideración que este es un programa multiplataforma que, al igual que un PC, se puede utilizar de manera conjunta con otros dispositivos como sistemas de audio y vídeo más avanzados y que proporcionan una mejor experiencia en la reproducción multimedia.

VLC

Es precisamente por todo esto que los usuarios que quieran exprimir al máximo la aplicación a la que estamos haciendo referencia aquí, deseen poder acceder a los filtros personalizables, tanto de audio como de vídeo, que VLC pone a nuestra disposición.

Personaliza el audio y el vídeo en VLC a nivel casi profesional

Para todo ello tendremos que acceder a una sección un tanto oculta de entre los menús que nos ofrece el programa y que os mostraremos a continuación. Así, una vez hayamos arrancado la aplicación multimedia, en primer lugar nos vamos a situar en el menú “Herramientas”, donde seleccionamos la opción “Preferencias”. En la parte superior encontramos una serie de accesos directos, por lo que nos quedamos en “Interfaz”, ventana en la que tenemos la posibilidad de personalizar varios apartados relacionados con el aspecto de VLC.

VLC

Sin embargo en la esquina inferior izquierda, encontramos una sección llamada “Mostrar ajustes” donde podemos elegir entre “Sencillo” y “Todo”, por lo que marcamos la segunda. Pues bien, una vez aparezcan las opciones ocultas de configuración, en la parte izquierda de la nueva ventana veremos una serie de apartados en forma de listas desplegables, todos ellos de gran utilidad a la hora de ajustar al máximo la reproducción tanto de vídeo como de audio en VLC.

Por ejemplo, hay que saber que en la sección de “Audio”, una vez que desplegamos todos los filtros correspondientes al mismo, estos ajustes nos van a ser de ayuda para procesar la emisión del sonido de un modo mucho más personal. Así podremos aplicar un efecto de auriculares, mejorar el sonido estéreo, ajustar la ganancia, o hacer uso del ecualizador paramétrico que se nos ofrece.

De igual modo, en la sección de “Vídeo”, encontramos una serie de filtros aplicables a la imagen de salida que podremos personalizar para procesar la emisión del vídeo cargado en el programa. Encontramos filtros para mejorar el visionado de películas antiguas, vídeo en modo sepia, o Canvas, entre otros muchos.