Microsoft quiere acabar el año acelerando la actualización de Windows 10 October 2018 Update. ¿Problemas a la vista?

No hace falta que a estas alturas continuemos hablando de todo lo que ha generado la más reciente actualización de Windows 10 en todo el mundo, la October 2018 Update, una nueva versión del sistema operativo que ha venido plagada de problemas y que ha generado una buena cantidad de suspicacias.

Pues bien, parecer ser que la cosa aún no ha acabado, y eso que, como os informamos hace solo unos días, esta es una actualización que ya está disponible para casi todos los equipos del globo. Sin embargo y por lo que se ha podido saber ahora, la propia firma con sede en Redmond planea aumentar la adopción de Windows 10 versión 1809 en esta última semana de diciembre, además de continuar con esa misma estrategia en las semanas venideras.

Esto se debe a que algunos usuarios han podido comprobar que Microsoft actualizó la actualización KB4023814 de Windows 10 recientemente, algo que afecta directamente a la manera en la que Windows Update va a funcionar en el futuro. De hecho algunas versiones de Windows 10 muestran una notificación para instalar la última versión y se describe cómo se puede iniciar el Asistente de actualización en dispositivos que ejecutan versiones anteriores del sistema operativo, todo ello para instar a los usuarios a actualizar a la nueva versión.

Así, las nuevas versiones habilitadas por Microsoft para la nueva actualización de características, ya están disponibles para los usuarios que hagan clic en el botón “Comprobar si hay actualizaciones” en Windows Update. De este modo, la build KB4023814 sugiere que los usuarios de Windows 10 pueden obtener avisos de actualización automáticamente sin que tengan que hacer nada de eso. En otras palabras, que en los dispositivos Windows 10 que ejecutan versiones anteriores a la 1809, puede aparecer un mensaje para «aconsejar» a actualizar, aunque el administrador del equipo no busque actualizaciones manualmente.

Por tanto, los equipos que se vean implicados en este nuevo movimiento por parte de los de Redmond, verán cómo sus equipos les avisan de que hay una nueva actualización importante pendiente para su instalación, que es precisamente la October 2018 a la que os hacíamos referencia.

Windows 10 October 2018

Microsoft quiere que la October 2018 Update se instale cuanto antes

Es más, esta no es la primera vez que los usuarios de Windows 10 se topan con la mencionada KB4023814, ya que en marzo de este 2018, ya se vio cómo Microsoft parecía haber «empujado» la versión 1709 de Windows 10 de este mismo modo en los dispositivos de los usuarios.

Así, en el aviso que podría aparecer en pantalla, cualquiera que haga clic en “actualizar ahora” iniciará de inmediato la actualización a la versión 1809 de Windows 10 en el dispositivo. Al mismo tiempo, Microsoft nos sugiere dos soluciones para evitar este aviso del Asistente de actualización, en la que en primer lugar se incluye la desinstalación de la actualización KB4023814 de la que os hablamos al inicio.

Por otro lado, la mejor opción es retrasar las actualizaciones de Windows 10 para evitar que se instalen nuevas compilaciones de características y así de algún modo, poder controlar cuándo deseamos que estas lleguen a nuestros equipos.