Añade divertidos efectos de sonido a tus vídeos personales en pocos segundos

Aunque el tratamiento de vídeos es algo que con el paso de los años se ha ido extendiendo, lo cierto es que no todo el mundo es consciente de lo sencilla que pueden ser estas tareas en los tiempos que corren, más si nos centramos en el uso de aplicaciones gratuitas que nos ofrecen las funciones más básicas, o las plataformas web que nos ofrecen estas mismas características, pero a través de Internet.

Atrás han quedado los tiempos en que los vídeos eran aquellos contenidos multimedia de gran tamaño, en comparación por ejemplo con las fotografías, que eran complicados de mover de un sitio a otro, y ya ni hablar de todo lo referente a su edición. Ahora en la Red podemos encontrar un gran número de alternativas software que nos van a permitir hacer un uso, digamos que avanzado, de este tipo de ficheros en concreto, además de un modo mucho más sencillo y asequible que antaño.

Es por ello que en estas líneas, a modo de ejemplo, os vamos a hablar de una entretenida aplicación web cuyo funcionamiento se centra en darnos la posibilidad de introducir divertidos efectos digitales de sonido a estos vídeos a los que os hacemos mención. Por tanto aquí vamos a hacer referencia a ClipChamp, un proyecto que, como os hemos comentado, va a permitir a los usuarios añadir efectos de sonido y audios a sus vídeos personales, todo ello en pocos segundos.

Vídeo

Añade efectos a tus vídeos personales en pocos pasos

De este modo, lo primero que tenemos que hacer es acceder a la aplicación web que os hemos mostrado anteriormente, aunque eso sí, se ha diseñado exclusivamente para trabajar en Google Chrome, para así poder subir los contenidos sobre los que vamos a trabajar más adelante. Al mismo tiempo vamos a necesitar registrarnos en la misma, algo que podemos llevar a cabo con una cuenta de Gmail, de Facebook, o cualquier otro correo, sin coste alguno.

Una vez nos hayamos registrado tendremos que comenzar con un nuevo proyecto, en el que elegimos el formato de vídeo con el que vamos a tratar. Después tenemos que subir tanto el propio vídeo como los efectos de audio que deseamos integrar, todo ello a través del botón “Add Media”, o arrastrando el vídeo a la interfaz de la aplicación web.

Hay que tener en cuenta que a la hora de seleccionar los efectos de sonido que vamos a integrar, bien los podremos seleccionar desde nuestro disco duro, o elegir alguno de los que ya pone a nuestra disposición la biblioteca de ClipChamp.

Una vez hayamos seleccionado los contenidos, tanto de audio como de vídeo con los que vamos a trabajar, ya no tendremos más que ir arrastrándolos para que se vayan integrando, al tiempo que los iremos viendo en la línea de tiempo que se genera en la parte inferior de la interfaz para posteriormente descargar el resultado final silenciando, si así lo deseamos, la pista de audio original.