El futuro de la seguridad en nuestros sistemas pasará por las copias de seguridad de datos

Escrito por David Onieva
Seguridad

A pesar de las crecientes inversiones en seguridad y privacidad, las brechas de datos y las vulnerabilidades cibernéticas van en aumentando a un ritmo imparable, algo que se prevé que siga empeorando en años venideros.

De hecho diversas investigaciones muestran que los ataques con ransomware, el compromiso de nuestros datos, el correo electrónico malicioso, y el robo de credenciales, se duplicaron el año pasado hasta alcanzar los 160.000 incidentes al año. Pero claro, aquí no se incluyen las vulnerabilidades no denunciadas, por lo que probablemente la cifra real se acerque más a los 350.000.

Sirva como ejemplo que solo en el último año, cerca del 70% de las pequeñas y medianas empresas informaron de algún ataque cibernético que evadió sus sistemas de detección de intrusos, y más del 80% dijo que el software antivirus no detectaba el malware. Es más, cerca del 55% de estas compañías fueron atacadas por ransomware más de una vez en solo un año, todo a pesar de las soluciones de seguridad implementadas.

Por tanto, lo que queda claro es que los actuales sistemas de seguridad y protección no son lo suficientemente efectivos hoy en día, todo ello a pesar de los esfuerzos tanto personales como económicos que se hacen para todo ello. Esto no hace más que demostrar que los métodos tradicionales como los cortafuegos y los antivirus, a pesar de evitar innumerables desastres de seguridad todos los días, en la actualidad necesitan algún otro apoyo.

Los backups jugarán un papel muy importante en la seguridad de los datos

Aquí es donde entran en juego los sistemas de copia de seguridad y recuperación, algo que se está comenzando a considerar como la última póliza de seguro contra un ataque cibernético. Mientras que inevitablemente sufriremos alguna pérdida de datos, dependiendo de la frecuencia con la que llevemos a cabo estos procesos de backup, la recuperación de información tras un ataque es un método perfectamente válido y más que responsable.

Además esto sirve para conocer el momento exacto en el que ocurrió el ataque si mantenemos una disciplina de copias de seguridad continuas, por lo que los sistemas de respaldo y recuperación ante desastres cibernéticos son actualmente la mejor opción. A esto hay que sumarle que pronto tendremos a nuestra disposición herramientas inteligentes y automatizadas que aprovechan los conjuntos de datos de las copias de seguridad para detectar los ataques y las vulnerabilidades que supongan un riesgo para una recuperación rápida.

Esto se debe a que los backups y sus metadatos se van a aprovechar para aumentar la seguridad de los sistemas y reducir el esfuerzo personal para mantenerla. Aquí van a participar elementos tales como los sistemas de reconocimiento de huella dactilar, el aprendizaje máquina, o los análisis avanzados para analizar los datos de los backups. Con todo ello las ciberamenazas se podrán detectar a medida que se producen, además de encontrar el malware latente y otros comportamientos anómalos en los datos.

Fuente > Helpnetsecurity

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo